La vacunación y la protección por covid reduce la meningitis

El Norte de Castilla

22 de abril de 2022

La vacunación y la protección por covid reduce a mínimos históricos la meningitis. Castilla y León disfruta del mejor calendario vacunal frente a esta infección y alcanza una cobertura entre el 89% y el 92,7%, según tipos. La región registra solo dos casos entre 2020 y la actualidad. La incidencia cae del 0,7 al 0,08 entre 2018 y 2021.

Antes de la pandemia, fundamentalmente en 2018, los casos de meningitis comenzaron a dispararse sin llegar a ponerles el apellido de epidemia pero la detección de la circulación de nuevos serotipos disparó alarmas. Castilla y León se adelantó y fue la primera comunidad en completar un calendario infantil y de adolescentes que ampliaba considerablemente la cobertura frente a los nuevos tipos.

Así, la región estrenó campaña de inmunización a la par que se adentró, como toda España, en una pandemia de covid que impuso confinamientos, baja movilidad y muchas medidas higiénicas. Resultado de ambas circunstancias ha sido que, desde 2020 hasta la actualidad, la incidencia de la enfermedad provocada por el meningococo haya registrado un descenso histórico. Según los últimos datos del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto Carlos II de Salud, de la primera semana de abril, en Castilla y León solamente se han registrado dos casos en estos años, ambos en 2021, de esta grave patología sin ningún fallecimiento. Ningún infectado en 2020 y tampoco se han constatado novedades en los primeros meses de 2022.

Un descenso que comparte con todo el país.

Insisten desde la Dirección de Salud Pública de la Consejería de Sanidad que, al haber coincidido temporalmente la ampliación de las vacunas con las medidas anticovid que lo han sido anti otras muchas patologías (también la gripe), «es imposible separar el efecto de unas y otras medidas. Por ello, es importante destacar la necesidad de maximizar las coberturas vacunales y no conformarnos con los actuales porcentajes; aunque el margen de mejora sea pequeño». Algo para recordar con motivo. este domingo 24, del Día Mundial de la Meningitis.

Y es que Castilla y León, según tipos de meningitis, se mueve en muy buenos datos vacunales por encima en general del 90% y llega incluso a casi al 95% en la primera dosis que se pone, la de los tes meses frente al meningococo B.

Castilla y León fue la primera comunidad (la ciudad autónoma de Melilla lo hizo en 2017) en sustituir la vacuna conjugada frente al meningococo C por la tetravalente frente a los meningococos A,C,W e Y, en lactantes y adolescentes a la vez.

Así, incluyó el año pasado la vacunación frente a los meningococos A, C, W e Y (MenACWY) con una vacuna conjugada a los 12 meses y a los 12 años de edad.

La meningitis es una enfermedad muy contagiosa que consiste en la inflamación de las meninges, membranas que rodean el cerebro y la médula espina. Puede ser producida por virus, más frecuente y leve, o por una infección bacteriana mucho más agresiva, la Neisseria meningitidis, más habitualmente llamada meningococo.

La segunda es muy poco frecuente, pero aparece de forma súbita y se extiende muy rápidamente pudiendo llegar a causar la muerte en pocas horas. Los niños menores de 5 años y jóvenes entre los 15 y 24 años, son los grupos poblacionales que con más frecuencia se ven afectados por esta enfermedad, que tiene una tasa de mortalidad del 10% y deja secuelas en más del 20% de los supervivientes, tales como discapacidad motora e intelectual, sordera y epilepsia.

El calendario de la comunidad actual incluye una pauta de tres dosis a los tres, cinco y doce meses frente a la tipo B, es la conocida como Bexero que, al ser muy cara (unos 315 euros), no forma parte de la mayoría de los calendarios infantiles; aunque puede inyectarse de forma privada; lo que resulta una gran inequidad. Canarias y Castilla y León la incluyeron en 2019, Andalucía en 2021 y la última en incorporarla ha sido Cataluña, pese a la alta recomendación al respecto de los pediatras.

La cobertura autonómica mantiene aún la conjugada C a los cuatro meses que, de forma progresiva conforme cumplan edad, será sustituída por las tetravalentes que sirven para hacer frente a cuatro serotipos diferentes, concretamente A, C, W e Y (Menveo® y Nimenrix®). La cobertura es alta, la bexero comienza con una respuesta del 94,99% en el conjunto autonómico, baja al 92,72% en la segunda dosis y cae al 89,38% en la tercera, según los datos del pasado ejercicio. La del C alcanza al 93,70% y la tetravalente se la han puesto el 92,27% de los padres a sus hijos al cumplir el año y el erfuerzo a los 12 años llega ya al 82,41%. La Junta implantó esta opción en el verano de 2021 destinada a casi 42.000 jóvenes y adolescentes nacidos en 2001 y 2002. Salud Pública buscaba, además de la cobertura individual de estas personas, proteger al resto de la población mediante del desarrollo de la inmunidad comunitaria. Los resultados de esta combinación de hechos han logrado que los habituales entre 9, 13 o 18 casos anuales de las últimas temporadas se haya bajado a los dos o ninguno de la etapa pandémica. e una incidencia del 0,74 por cien mil habitantes, o 0,52 en 2016, a solo un 0,08%.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…