Los gimnasios de Palencia recuperan la rutina

El Norte de Castilla

19 de septiembre de 2022

Los gimnasios de Palencia recuperan la rutina y sus matrículas aumentan el 30% este mes Septiembre y enero son los dos meses con más demanda, que se recupera y aspira a igualar la actividad a la de antes de pandemia

Es tiempo de nuevos propósitos. El fin del verano y la vuelta a la rutina trae consigo también una nueva lista de intenciones que cumplir durante el nuevo curso entre los que siempre destaca la recuperación del ejercicio físico. Esta suele ser una de las metas estrella que cumplir siempre por estas fechas.

El fin del periodo vacacional coincide siempre con el establecimiento de nuevos propósitos como hacer ejercicio, cuidar la alimentación o mejorar el nivel de inglés. Todos ellos coinciden en la mayoría de las ocasiones con los deseos que se plantean al comienzo de un nuevo año.

Por eso, septiembre y enero son los meses estrella en los gimnasios y centros deportivos donde ven incrementadas sus matriculaciones hasta en un 30%. Unos propósitos que en septiembre se ven traducidos en largas colas para realizar una nueva matricula y comenzar cuanto antes a hacer ejercicio.

Este mes contrasta con la imagen que los gimnasios registran a principios de verano cuando las colas en los centros deportivos no son para apuntarse sino para dar de baja la matricula. Las vacaciones, el buen tiempo y los planes al aire libre son siempre los principales motivos que alegan los clientes para desvincularse durante, al menos, una temporada del gimnasio.

Este año, a diferencia del pasado, se recupera la completa normalidad en los centros deportivos ya que la mascarilla hace meses que dejó de ser obligatoria, los aforos reducidos ya no existen y la distancia de seguridad también ha desaparecido. Es decir, las condiciones con las que cuentan los centros deportivos ahora son las mismas que en el año 2019.

Una normalidad que desde el sector destacan como clave recuperar la clientela previa a la pandemia y que durante casi dos años ha sufrido continuos cierres y restricciones por motivos sanitarios que han mermado de forma importante el número de abonados.

Una situación económica que durante este 2022 ya se ha comenzado a restablecer coincidiendo, precisamente, con la retirada de la obligatoriedad de la mascarilla. Uno de los principales factores que, explican, lastraba la recuperación de la actividad normal.

Aunque los gimnasios se muestran optimistas por el número de matrículas que se están registrando, sí que destacan la necesidad de una constancia para que estos nuevos propósitos no se vuelvan a perder hasta, como viene siendo habitual, principios de año.

Además, los responsables deportivos también aconsejan adaptar la actividad al estado físico de cada uno para poder establecer metas más reales que cuenten con el asesoramiento profesional, necesario para evitar posibles lesiones y conseguir lo que cada uno se plantea como objetivo.

Palencia cuenta con un importante número de gimnasios que ofrecen una amplia oferta en todo tipo de disciplinas. En los últimos años, las actividades dirigidas han ganado un importante número de adeptos, lo que ha hecho que casi todos los centros las hayan incorporado por la demanda de los clientes. Spinning, zumba o pilates son algunas de las más solicitadas, ya que los clientes buscan una supervisión profesional además de una actividad que poder realizar de forma conjunta y que permita además establecer relaciones sociales.

Actividades en grupo

Los profesionales destacan que la pandemia ha aumentado también el deseo de querer compartir tiempo con otras personas, dejando de lado así el distanciamiento social de los últimos meses. Por lo que, ahora mismo, estas clases dirigidas son las grandes estrellas de los gimnasios.

Además de deporte, Cronos también ofrece clases de baile. Esta es otra de las disciplinas más demandadas y que oferta hace años como una de sus actividades estrella. Tango, salsa y baile infantil son algunos de los bailes para acudir en pareja o hacerlo de forma individual.

Crossfit Palencia también ha percibido esta vuelta a la rutina, después de que la gran mayoría de sus clientes haya vuelto a inscribirse en este nuevo curso. En el centro deportivo aseguran que cerca del 80% abandona la práctica de deporte durante el verano debido sobre todo al descontrol de horarios y vacaciones.

«Este verano ha sido complicado porque mucha gente ha estado fuera y se ha ido de vacaciones y eso lo hemos notado. Ahora mismo las matrículas han aumentado en un porcentaje muy elevado y hemos recuperado a prácticamente todos los usuarios que teníamos en junio», explica Iván Salán.

El objetivo con el que acude la gran mayoría, argumenta Salán, es la pérdida de peso después de unos meses en los que no solo se ha descuidado la alimentación sino también el resto de hábitos saludables. El crossfit ha sido una de las disciplinas que más adeptos ha ganado en los últimos años. «La gente no solo busca hacer deporte, que también, sino socializar y hacer grupo y amigos», agrega Salán.

Aconsejado para todos los públicos, ya que se puede adaptar a cada estado y forma física de forma individual, el centro ha retomado ya los horarios habituales. El perfil en el caso de este centro es bastante igualado entre hombres y mujeres y la edad media ronda los 35 años.

Una recuperación de clientes que en algunos centros como Spartan’s Palencia no consideran suficiente de cara a la temporada de otoño e invierno que está por delante. La subida de precios de la energía se prevé como el principal problema, asegura Óscar Triana, responsable del gimnasio.

«Llevamos más de quince años conservando los mismos precios y a este paso va a ser muy difícil poderles respetar con las subidas económicas que llevamos meses enfrentando. Cuando tengamos que gastar más luz y, sobre todo, calefacción no sé cómo lo vamos a hacer», explica Triana.

El deportista reconoce que desde marzo de 2020 lleva haciendo frente a grandes gastos. Tras los diferentes cierres y la pérdida de clientes, ahora es cuando la situación se había comenzado a normalizar. Sin embargo, los costes de mantenimiento de la nave se han disparado.

Además, asegura que, aunque de momento está siendo un buen mes con la recuperación de un gran número de matrículas que se habían dado de baja durante el verano, también son muchos los usuarios que están empezando a no poder pagar la cuota mensual.

«La gente quiere hacer deporte, pero se están encontrando con que tienen que elegir entre pagar unos gastos u otros y al final consideran que pueden prescindir del gimnasio antes que de pagar la luz o el gas», agrega. Triana denuncia que su sector todavía no ha recibido ninguna de las ayudas que se les prometió en los diferentes cierres para controlar la pandemia y que les ha acarreado grandes pérdidas que, a día de hoy, no han podido llegar a recuperar.

Desde jóvenes hasta jubilados, todos quieren hacer deporte

El perfil de los inscritos en un gimnasio es bastante heterogéneo y no responde a un solo patrón. Desde personas jubiladas y de la tercera edad que acuden a clases como zumba y pilates hasta otros más jóvenes que prefieren fortalecer musculatura bien en clases dirigidas o por su propia cuenta en la sala de pesas. De hecho, estos últimos, los amantes del trabajo de fuerza son los más constantes en la rutina y quienes menos se dan de baja de los centros deportivos, indican desde el centro de deporte y ocio La Lanera. Un gimnasio que, asegura, cuenta con un número de abonados que va creciendo de forma paulatina y sostenida y que se acerca ya a los niveles pre-pandemia.

Luis Montouto, director de La Lanera explica que «la pandemia ha traído consigo cambios en los hábitos de gran parte de los usuarios de gimnasios, además de contribuir a la incorporación de nuevos practicantes. Es cierto que en estos momentos el perfil del abonado se ha rejuvenecido y ahora acude más veces al centro deportivo que antes de la covid-19».

El aumento de abonados se ha percibido en Palencia desde que finalizaron las fiestas de San Antolín, desde entonces se ha vuelto a retomar la rutina tanto escolar como de trabajo para la amplía mayoría de palentinos. «Ya hemos notado un gran aumento de matrículas y de gente que ha venido a preguntar e interesarse por las actividades que ofrecemos en el gimnasio. Sobre todo, por las clases grupales que ahora mismo es lo más demandado por los clientes», explica Ayoub Elyousfi, del gimnasio Cronos.

Desde este centro deportivo también destacan que, al menos en su caso, la vuelta de los estudiantes universitarios también es clave en este comienzo de temporada, ya que son muchos los que año tras años se matriculan durante el curso. De hecho, Cronos ofrece precios especiales para estos jóvenes y también pueden solicitar un reconocimiento de créditos.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás también te interese leer…

El Mundial de la “SINVERGÜENZA”

El Mundial de la “SINVERGÜENZA”

La Copa Mundial de Fútbol de la FIFA Catar 2022 es la vigésima segunda edición de la Copa Mundial de Fútbol masculino organizada por la FIFA. Se está desarrollando desde el 20 de noviembre al 18 de diciembre en Catar, que consiguió los derechos de organización el 2 de diciembre de 2010 a base de miles de millones de dólares que han servido para comprar a los corruptos dirigentes del futbol mundial, la FIFA, e infringir todo los derechos humanos sin reparo alguno con el beneplácito de los decadentes dirigentes políticos de Occidente.

leer más
El octavo, cerca

El octavo, cerca

El Zunder Palencia visita esta tarde (20 horas) el Vicente Trueba de Torrelavega, donde se enfrentará al quinto clasificado, un recién ascendido, el Grupo Alega Cantabria CBT. Se esperan más de 100 palentinos.

leer más
Quince años después

Quince años después

El Getafe regresa a La Balastera para volver a jugar un partido amistoso, en este caso ante el Valladolid, que ya visitó el estadio hace tres años. Ambos se medirán el miércoles en el Trofeo Palencia CF

leer más