Fogones e ilusión para mostrar habilidades en Palencia

Esther Bengoechea

4 de mayo de 2022

El taller ‘Cocina para Todos’ ideado por Fedispa trabaja toda esta semana en la Plaza de Abastos con usuarios de distintas organizaciones de discapacidad.

Ensaladilla rusa y leche frita. Ese fue el menú que con ilusión y un poco de nervios prepararon este martes en directo en la Plaza de Abastos diez usuarios de Fundación Personas y Mundo Azul, dentro del primer taller ‘Cocina para Todos’. Esta actividad, que va a continuar hasta el viernes desde las 10 a 13 horas con integrantes de asociaciones palentinas de discapacidad, se desarrolla con motivo del Día Nacional de las Personas con Discapacidad, que se celebró este martes. «Seguid así, hay que cortarlo pequeñito. Vamos que sí que podemos», animaba el cocinero palentino Víctor Carranza a los ayudantes de cocina, que tenían apuntados los ingredientes y las cantidades con rotulador rojo en los manteles de papel.

La Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad de Palencia (Fedispa) ha organizado este taller, el primero que se hace en la capital con distintas entidades de personas con discapacidad, para mostrar en vivo a todos los palentinos cómo trabajan las personas con discapacidad y las capacidades que tienen. «Queremos que los empresarios vean que hay que contratar y dar una oportunidad a estas personas, que son personas y tan válidas como nosotros. Que los empresarios contraten, sabiendo lo que contratan, las capacidades de cada persona», afirmaba la presidenta de Fedispa, Inmaculada Gutiérrez.

Fedispa comenzó hace veintiocho años y ya cuenta con 21 asociaciones, tras la incorporación de Aspaym, mientras que otras tres asociaciones están pendientes de entrar a formar parte de esta federación. «Hoy es un día muy importante para nosotros, pero es un día para demostrar no solo que es el día de la discapacidad, sino las habilidades que tiene cada persona», añadía Gutiérrez.

La cebolla cortada en trozos pequeños, al igual que el ajo. Todo muy despacio, con paciencia y mucho interés. Todos los ayudantes de cocina tenían un delantal con su nombre y no perdían de vista la tarea que se les había encomendado, ya fuera pelar huevos cocidos, partir zanahorias o batir la leche. «Es una actividad en la que se lo pasan muy bien, lo hemos hecho ya con niños varias veces, es una pena no aprovechar este hueco para más cosas. Dinamizamos el mercado, el dinero se queda aquí, se ve gente y eso llama a más gente, y nos solidarizamos todos un poco», reconocía Carranza.

Antes de que los protagonistas de la Plaza de Abastos, donde el Ayuntamiento cedió el espacio, se pusieran a hacer el menú, compraron todos los ingredientes en los distintos puestos. «Pretendemos que se vean las capacidades de cada persona, ellos son muy hábiles y buscamos apoyo para que encuentren empleo. El objetivo de esto es ver cómo trabajan», sentenciaba la presidenta de Fedispa.

«Somos conscientes de las dificultades económicas y sociales y queremos remar todos en la misma dirección, para que los recortes no sean a los más débiles», señaló Pablo del Amo, de la Fundación Personas. Por su parte, Susana Blanco, gerente de Mundo Azul, la otra asociación que ayer participó en el taller, afirmó que «muchas veces los límites se los ponemos los demás y no ellos y sus capacidades. Es bueno visibilizar las capacidades que tienen».

Mientras, Lourdes, María José y Thalia continuaban preparando la ensaladilla. «Nos gusta mucho y al final la vamos a probar», concluían con una sonrisa. Y lo hicieron, ellos y los que se acercaron a la degustación.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…