Más de la mitad de la provincia está inmunizada con la viruela

Diario Palentino

25 de mayo de 2022

En España no están protegidas las personas que actualmente tienen 43 años o menos, según indican los expertos científicos. Esta enfermedad es, en general, benigna y cursa habitualmente con fiebre, cefalea intensa, linfadenopatía (inflamación de los ganglios linfáticos), dolor lumbar, mialgias (dolores musculares) y astenia intensa (falta de energía). Sin embargo, el síntoma más molesto y significativo es la erupción en forma de pústulas que aparecen de uno a tres días después de la fiebre.

El Ministerio de Sanidad confirmó ayer un total de 20 casos con viruela del mono en España, al igual que el lunes, después de la secuenciación parcial del virus realizada por el Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III.

Según la última actualización, Sanidad afirmó que, hasta la fecha, el Instituto de Salud Carlos III ha recibido muestras pertenecientes a 88 casos sospechosos de monkeypox o viruela del mono.

Este centro de investigación ha confirmado 51 casos positivos de orthopoxvirus o viruela no humana. De ellos, 20 se han confirmado como viruela del mono tras la secuenciación parcial del virus. El resto están a la espera de resultados de secuenciación. Un total de 35 casos, por su parte, han dado negativo para viruela humana y para otros orthopoxvirus, por lo que se descartan mientras que otros dos casos deben repetirse. En este sentido, la portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, descartó ayer la vacunación frente a la viruela de la población que nunca la recibió porque «en estos momentos no estamos en esa fase».

Desde el punto de vista más doméstico, fuentes sanitarias confirmaron ayer a este periódico que en la provincia de Palencia no ha aparecido hasta la fecha ningún caso sospechoso.  España, al igual que el resto de países afectados, se prepara para más posibles positivos con la adquisición de dosis de la vacuna de la viruela humana. Y es que el fármaco preventivo contra esta enfermedad ha mostrado proteger en un 80-85%, según los expertos.

Al hilo, el presidente de la Asociación Española de Vacunología, Amós José García Rojas, ya ha afirmado públicamente que las personas que se vacunaron de niños  contra la viruela tienen, según los estudios observacionales y la evidencia científica, un cierto estatus de prevención frente a la viruela del mono. Bajo este prisma, esta protección, por tanto, puede servir para proteger de esta nueva enfermedad a un gran porcentaje de los españoles. En concreto, los nacidos a partir de 1979. En 1980 se suprimió la vacunación en España, que hasta esa fecha se administraba a los 20 meses. Es decir, en España no están protegidas las personas que actualmente tienen 43 años o menos, según indican los expertos científicos. Si los datos se trasladan al ámbito provincial se deduce que 70.397 personas que son mayores de 43 años están, salvo excepciones, vacunadas contra la viruela humana, lo que supone el 50,26% de la población palentina. Los 78.551  habitantes restantes serían los que necesitarían, si llegara el caso, dicha vacuna.

Esta enfermedad es, en general, benigna y cursa habitualmente con fiebre, cefalea intensa, linfadenopatía (inflamación de los ganglios linfáticos), dolor lumbar, mialgias (dolores musculares) y astenia intensa (falta de energía). Sin embargo, el síntoma más molesto y significativo es la erupción en forma de pústulas que aparecen de uno a tres días después de la fiebre.

España ya es el país que más enfermos tiene. Pero han aparecido casos en muchos otros países como Portugal, Suecia, Italia, Estados Unidos, Reino Unido, entre otros. Las autoridades sanitarias esperan más y no se ha visto ningún posible origen común. Solo algunos tuvieron contacto con países de África, donde el virus es endémico, según los expertos. 

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…