Lucha contra el estigma de la mujer alcohólica en un corto

Rubén Abad

13 de marzo de 2022

‘Conversaciones sobre la tumba’, uno de los 29 relatos del libro ‘Tenemos que contarte’, se estrena este jueves en el Ortega. La cinta está protagonizada por la boliviana Lorena Sugier

Mujer, de unos 50 años de edad que acude sola, aunque tiene familia, en busca de ayuda. Ese es el perfil de las féminas que atiende la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Palencia (ARPA), un colectivo que lucha desde la base por la recuperación de aquellos que tienen problemas con las bebidas espirituosas y les guía en un camino nada fácil que, en muchos momentos, se hace muy cuesta arriba.

Una enfermedad que estigmatiza más a ellas que a los varones y contra la que ARPA ha querido romper muros con el rodaje de Conversaciones en la tumba, un cortometraje protagonizado por la actriz boliviana Lorena Sugier que se estrenará este jueves (19,30 horas) en el Teatro Ortega de la capital, con entrada libre. Se trata de un trabajo documental coordinado por Angélica Pastor con el que se pretende visibilizar las historias de mujeres alcohólicas que, en rehabilitación o no, siguen siendo señaladas por una sociedad que ni las comprende ni las apoya.

«Es un corto modesto, con una historia muy impactante con el que queremos visibilizar el problema del consumo del alcohol», señala en declaraciones a Diario Palentino Pastor, quien define el proyecto como «un regalo» para las mujeres que se han dejado la piel en esta iniciativa pionera en la provincia palentina.

En este viaje, ARPA se ha rodeado de numerosos colaboradores, empezando por la Diputación -que financió el libro del que parte el proyecto- y continuando por la Escuela de Artes Mariano Timón, cuyos alumnos han ilustrado los relatos -una experiencia que ha resultado «muy enriquecedora», resalta-, hasta el Ortega, que ha cedido sus instalaciones para el estreno del cortometraje. Ayuda por parte de las instituciones y la sociedad palentina de la que Pastor se siente «muy orgullosa» pues, además, les permite seguir creciendo y atender a más gente. 

CÓMO COMENZÓ TODO

Los orígenes de este proyecto hay que buscarlos en el confinamiento intermitente por la pandemia de la covid-19, que causó un gran impacto en la sede de ARPA al no poder desarrollar con normalidad sus programas de sensibilización, talleres, reuniones y terapia.

Fue entonces cuando surgió la idea de impulsar un taller literario con las mujeres, que no dudaron en sumergirse en el mundo de las letras durante los nueve meses que se prolongó la actividad. En el transcurso del mismo, Pastor contactó con el escritor boliviano Paz Padilla para dar alas a un taller que culminó con la publicación de Tenemos algo que contarte, un libro con 29 relatos escritos por las participantes y con el que ahora ARPA está de gira por la provincia.

LA MUJER Y EL ALCOHOL

La sociedad ha evolucionado en los últimos años, pero el estigma hacia la mujer sigue latente con expresiones despectivas como «mala mujer» o «mala madre», con los que aún se las señala. Todas ellas tienen un bastón en el que apoyarse en ARPA, donde tres de cada diez socios son mujeres, unas 65 de los 200 miembros actuales, en una horquilla de edad de entre los 33 y los 65 años y de clase media. 

Así, el colectivo recibe nuevas solicitudes «casi a diario», según apunta su secretario, Gerardo Núñez. Allí se las atiende y, cuando es necesario, se las deriva al psicólogo, al psiquiatra, a los CEAS o al médico. 

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…