Las reservas de Semana Santa en los hoteles de la ciudad se acercan ya al 70%

El Norte de Castilla

28 de marzo de 2022

El sector constata que las previsiones son halagüeñas, aunque teme el perjuicio de la subida generalizada de precios. Los turistas que visitan Palencia en estas fechas suelen ser parejas o familias, sobre todo de Madrid y de País Vasco

La Semana Santa vuelve tal y como la conocíamos por primera vez, después de dos años lastrados por la pandemia de covid-19. Las expectativas son bastante buenas, aunque la crisis ocasionada por la invasión en Ucrania está comenzando a poner en jaque estas grandes expectativas iniciales.

La hostelería coincide en que las reservas rozan ya el 70% de ocupación y el sector es bastante optimista con poder recuperar, por fin, la normalidad de unas fechas tan importantes para ellos. La Semana Santa supone la semana más importante de reservas en Palencia y es, con diferencia, la fecha que más visitantes atrae a la ciudad y la provincia.

Aunque lo cierto es que en estos últimos días están viendo cómo la situación se está comenzando a complicar debido a la exponencial subida de precios derivada de la crisis económica que ya está afectando a toda Europa. Además, a ello se une también la huelga de transportistas que ya ha comenzado a ocasionar problemas de desabastecimiento en algunos productos diarios en muchas casas.

Desde la Asociación de hoteles de Palencia, presidida por Eduardo Relea, coinciden en esperar que las reservas de última hora den el empujón definitivo a sus negocios, pero explican que la incertidumbre con la que trabajan desde que comenzase la pandemia hace ya más de dos años está haciendo mucha mella en el sector.

La forma de viajar ha cambiado y la previsión de reservas con mucho tiempo de antelación ha desaparecido prácticamente. Ahora, los visitantes prefieren reservar a última hora y adaptar sus planes con pocos días de margen. Una nueva planificación fruto de la pandemia y que, de momento, se mantienen a pesar de la relajación de las restricciones.

El perfil del visitante en Semana Santa es bastante homogéneo: parejas o familias que buscan conocer las tradiciones y procesiones de Palencia y su provincia. Las reservas se concentran entre el Jueves Santo y el Domingo de Resurrección y el régimen más elegido por estos turistas es el de alojamiento y desayuno.

Al igual que durante el resto del año, el mayor porcentaje de turistas provienen de las comunidades autónomas de Madrid y País Vasco. «Buscan la tranquilidad que les puede dar este tipo de ciudades y además disfrutan de nuestras tradiciones», explica Eduardo Relea, presidente de la asociación y director del hotel Castilla Vieja de la capital.

La mayoría de los turistas optan por dormir en Palencia, pero reparten los días para poder visitar también la provincia. Sobre todo, la zona norte como Aguilar de Campoo, Guardo o Saldaña son los lugares más concurridos a los que también hay que sumar el paso del Camino de Santiago por Frómista o Carrión de los Condes. «Además de la ruta patrimonial y cultural también buscan turismo gastronómico por lo que preguntan mucho por sitios recomendables para poder comer y cenar en Palencia y también a lo largo de la provincia», explica Javier Pastor, director del Hotel Rey Sancho.

Además de la tradicional Semana Santa Palentina, también hay otros muchos visitantes que vienen buscando algo más, el poder disfrutar de turismo rural o de otro tipo de actividades como pueden ser Las Edades del Hombre que continúan en Carrión de los Condes o el Camino de Santiago a su paso por el municipio de Frómista.

Destinos para desconectar

Una oferta turística que ya se está haciendo notar en estas dos localidades que cuentan desde hace semanas con reserva para estos días. Desde parejas que buscan poder desconectar durante sus vacaciones hasta familias con niños pequeños para los que su mejor plan se encuentra en pasar unos días disfrutando de la vida rural.

En el caso del Hotel Doña Mayor de Frómista destacan la amplía oferta con la que cuentan sus visitantes y que les permite combinar el descanso que la mayoría vienen buscando con un gran número de actividades rurales no solo en el propio municipio sino también en localidades cercanas.

La actividad más demandada, explica Elena Totorica, directora del Hotel Doña Mayor, está previsto que sea, una vez más, la navegación en barco por el Canal de Castilla. Además de otras muchas como las rutas en bicicleta, el paseo para conocer los rebaños de ovejas o la observación de estrellas.

Las reservas ya rondan el 50% aunque esperan poder llenar sus habitaciones gracias a las reservas de última hora que suelen llegar siempre el mismo miércoles por la tarde. El perfil es de parejas de una edad media de unos 60 años que, además de querer desconectar, también quieren conocer el románico palentino.

Por su parte, Julia Rojo del Hotel San Pedro, también en Frómista, asegura tener muy buenas previsiones para esta Semana Santa, ya que cuenta con el 80% de su alojamiento reservado para los días centrales de las vacaciones. Además, también se muestra muy optimista de cara al inicio de verano, donde el municipio confía en poder recuperar la afluencia de peregrinos con la que se contó hasta 2019 y que la pandemia desinfló por completo.

A partir de estas fechas, explica, es cuando comienza a despegar una temporada que, en esta ocasión, también es Año Xacobeo. «Nosotros trabajamos mucho con gente de paso, que se queda una noche, y prosigue su peregrinación», explica.

Por su parte, la hostelería de la ciudad confía en recuperar las cifras de antes de la llegada del coronavirus con un lleno casi completo en sus salones, sobre todo durante los cuatro días centrales de Semana Santa. Las primeras reservas se están abriendo paso, sobre todo, las de grandes grupos que quieren aprovechar las vacaciones para reunirse y estar juntos.

Tras una Navidad muy descafeinada debido a la irrupción de la variante Ómicron, los hosteleros se muestran optimistas y esperan volver a las previsiones de otros años. Además de la gente venida de fuera, durante el Sábado Santo también se cuenta con muchas reservas de palentinos que aprovechan para comer o cenar fuera de casa.

«Tengo ya un par de mesas reservadas de más de diez personas. Además, sí me han llamado de agencias de viaje preguntando por capacidad para dar de comer a cincuenta o sesenta personas. En mi caso, como el comedor es para un máximo de cuarenta, he tenido que decir que no», explica Javier Mellado, gerente del restaurante El Perejil.

Reuniones familiares y también de amigos que han vuelto a recuperar las reservas de más de diez o quince personas que hacía casi dos años que no se veían. A pesar de ello, los hosteleros se muestran preocupados por la huelga de transportes que comienza a afectar ya a sus proveedores.

«La situación económica también se está haciendo notar. Se trabaja mucho mejor los primeros de mes que a finales. Además, la forma de pago también es diferente. En las primeras semanas la gente paga en efectivo y al final ya van tirando más de tarjeta», explica Javier Bartolomé, gerente del restaurante El Brezo.

Aunque tienen previsiones, aseguran que este parón puede suponer un problema muy importante en los próximos días ya que están teniendo dificultades para conseguir productos frescos. Un problema que se está acentuando y que, en caso de no poderse resolver, puede suponer la puntilla final a un sector muy dañado tras estos dos años.

Costes energéticos

Desde el sector no ocultan la preocupación existente por el aumento de los costes energéticos y de los productos con los que trabajan. Algo que todavía no han repercutido en el precio y que está lastrando mucho a sus negocios. «Tenemos el doble de costes que el año pasado. Se debe llegar a alguna medida porque está siendo sangrante», reconoce el director de la asociación de hoteles.

Hasta el momento, se han resistido a aumentar los precios pero aseguran que de seguir así, va a ser algo inevitable. A este aumento de precios también hay que sumarle la huelga de transportes que ya está empezando a producir algún problema sobre todo a los hoteles que cuentan con restauración como es el caso del hotel Castilla Vieja.

Los proveedores llevan días avisando de que conseguir algunos productos puede ser complicado de seguir. Por eso, piden que se trabaje para llegar un acuerdo que evite esta asfixia. «Es insostenible para todos por lo que esperamos que esta situación se desbloquee pronto», agrega Javier Pastor.

El turismo retorna a la Montaña Palentina para disfrutar de estas fechas

Gran satisfacción y alegría por parte de los propietarios de los alojamientos rurales de la Montaña Palentina ante las numerosas reservas que ya tienen para los próximos días festivos de Semana Santa. Entre el 60 y el 100% de las plazas ya están ocupadas para esas fechas. Según señalan desde este sector, la reuniones de grupos, además de las familiares, están en auge y muchos son los que han decidido juntarse en esta comarca del norte palentino.

Muchos de los turistas repiten, pero también hay quienes se atreven por primera vez a descubrir los numerosos encantos que ofrece este admirado territorio. «La gente ya tiene ganas de salir y cada día hay más demanda de habitaciones», señala Elena García del Hotel Valentín de Aguilar de Campoo, quien especifica que ya tienen algunos grupos y mucha ocupación. «Y en el restaurante también hay muchas reservas de familias y amigos con ganas de volver a reunirse como otros años», añade.

También en la zona de Cervera se espera recibir muchos turistas en estas fechas. «En Semana Santa estamos al 100%, las reservas se van animado», asegura Marcos Casado de la casa rural Las Vacas. «Parece que va a ser un buen año en cuanto a reservas, ya que tenemos casi todos los fines de semana ocupados hasta verano», aprecia, agregando que «la mayoría de los grupos son de Castilla y León, Cantabria y País Vasco».

Del mismo modo, desde el Convento de Mave manifiestan muy buenas expectativas para esta temporada. «Van muy bien las reservas, de momento rondan el 60%», apunta Begoña Moral, quien concreta que muchos clientes son familias, aunque no todos, y la mayoría busca «el descanso y el románico».

También las casas rurales El Mayorazgo de Cordovilla, a 10 kilómetros de Aguilar, estarán ocupadas en estas fechas. «Nosotros para la Semana Santa lo tenemos todo lleno», asegura Rosa Revilla, añadiendo que «ya hace tiempo que lo tenemos reservado, todos turistas nacionales». Asimismo, Raquel Rodríguez del Hotel Cildá de Olleros de Pisuerga afirma que ya cuentan con alrededor del 75% de las plazas reservadas. «Algunas son reservas nuevas y otras son personas que repite de otros años», puntualiza.

Igualmente, desde Brañosera expresan su agrado por la buenas perspectivas con que se presenta el mes entrante, esperando que no se produzcan cancelaciones. «Pues la verdad es que tenemos una gran ocupación en el mes de abril», confirma Manuel Miguel del Río de Los Chozos de la Braña. NURIA ESTALAYO.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…