El Zunder Palencia roza una remontada histórica ante el Real Madrid

Adrián García González

24 de marzo de 2024

Los de Luis Guil sucumbieron por 78-86 ante los blancos tras superar más de veinte puntos en contra y fallar un triple para igualar el encuentro.

El Zunder Palencia se quedó a las puertas de realizar una remontada histórica ante el Real Madrid. El cuadro morado no mostró su mejor versión en la primera mitad, pero en la segunda fue capaz de remontar una diferencia superior a los veinte puntos y llegar vivo al tramo final. Los de Luis Guil fallaron un triple con el que igualaban el partido y el Madrid terminó matando el partido desde la línea de tiros libres. Los mejores en los palentinos fueron Jaylen Hands y Matt Haarms, con 21 y 16 puntos respectivamente. El Zunder Palencia suma así su vigesimoprimera derrota de la temporada y sigue a dos victorias del resto de rivales por la salvación, con ocho jornadas todavía por disputar y la siguiente parada de nuevo en el Pabellón Municipal ante Lenovo Tenerife.

La previa del partido contó con un sentido minuto de silencio en memoria de David Nieto, presidente del Palencia Cristo y uno de los grandes impulsores del deporte palentino en los últimos años. El encuentro arrancó con un Real Madrid arrollador que apenas dio opciones a un Zunder Palencia demasiado nervioso y precipitado en ataque. Tavares impuso su ley en la pintura y Campazzo y Musa en el exterior, firmaron un primer parcial de 0-12. Luis Guil detuvo el encuentro para tratar de frenar la sangría y así fue. El cuadro morado cambió a defensa zonal y logró atascar el ataque merengue. Benite se echó el equipo a las espaldas para meter al Zunder Palencia en el partido, con un parcial de 11-0. Yabusele desde la pintura y un último triple de Rudy Fernández ampliaron la renta para cerrar el primer cuarto con 13-17 en el marcador.

El segundo cuarto comenzó de la misma forma que su predecesor, con el Real Madrid pasando el rodillo por el Pabellón Municipal. Un triple de Rudy Fernández y dos canastas de Deck obligaron a Guil a detener el partido prácticamente nada más reanudarse (13-24). En la vuelta a pista, los blancos continuaron intratables, con Hezonja y Deck encontrando los espacios en la defensa morada y ampliando la renta hasta los diecisiete puntos (13-30). El Zunder Palencia trató de reaccionar en la segunda mitad del cuarto, con Keye van der Vuurst más entonado en la anotación, acompañado por Jaylen Hands, que aportó de forma continuada desde la línea de tiros libres (25-34). El Real Madrid puso una marcha más en los últimos compases con Campazzo y Deck castigando la defensa zonal desde el triple, marchándose ambos equipos a vestuarios con trece puntos de ventaja.

El Real Madrid regresó a pista por tercera vez consecutiva más enchufado que el Zunder Palencia, con un Musa estelar para seguir ampliando la ventaja de los blancos. Tavares redondeó el parcial con un dos más uno, aunque erró el tiro libre para abrir la brecha hasta los veinte puntos (32-52). Los de Chus Mateo supieron mantener esa ventaja e incluso ampliarla, aunque el Zunder luchó contra viento y marea para seguir con alguna opción de cara al final del partido. Los de Luis Guil protagonizaron un final de cuarto casi perfecto, con técnica a Rudy Fernández incluida. Haarms apareció en escena para aportar puntos constantemente desde la pintura o desde la personal. Un primer paso de la remontada al comenzar el último cuarto con tan solo diez puntos de desventaja.

El Zunder Palencia en esta ocasión sí empezó entonado y fue capaz de poner contra las cuerdas a todo un Real Madrid. Kamba y Haarms con sendos mates obligaban a Chus Mateo a detener el encuentro ante un auténtico huracán morado (62-68). En la vuelta a pista, misma tónica, con los de Luis Guil superiores y un Real Madrid dando síntomas de nerviosismo y cansancio. Frankamp con una bandeja sobre Poirier y un triple de Kamba colocaban a los palentinos a tan solo tres puntos. La remontada parecía más posible que nunca, pero el cuadro morado erró el triple con el que igualar el encuentro. El cambio de criterio por parte de los árbitros permitió al Real Madrid acudir de forma frecuente a la línea de personal en los últimos minutos para poder cerrar el encuentro. Una última canasta de Hands supuso situar el marcador final en 78-86 y en una derrota más para un Zunder Palencia que nunca bajó los brazos y que rozó una gesta que hubiese sido histórica.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Protegidos por reCAPTCHA
Politica – Términos.

Quizás también te interese leer…