El Palencia Baloncesto vuelve a recuperar sensanciones

Jesús García-Prieto

6 de febrero de 2022

68-57, el Palencia Baloncesto vuelve a recuperar sensanciones. El EasyCharger Palencia regresaba a la senda de la victoria tras cuatro derrotas consecutivas y buscará ahora asentarse tras una próxima semana complicada.

ElEasyCharger Palencia conseguía regresar a la senda de la victoria ante el Almansa (68-57), tras cuatro derrotas consecutivas, antes de encarar todo un ‘Tourmalet’ que le enfrentará al Alicante, Estudiantes y Lleida, durante los próximos días.

Noah Allen comenzaba anotando de tres para los palentinos, que empezaron jugando sin fallos, algo que el equipo necesitaba. Los de Pedro Rivero supieron jugar controlando el rebote atrás, lo que les sirvió para dominar durante los primeros minutos. Pero Polanco y Edu Martínez le daban la vuelta al marcador a los cinco minutos, tras varios errores por culpa de imprecisiones (5-7). Poco después, Bercy ponía tierra de por medio, pero Chuso Ortega recortó distancias gracias a un buen triple. El encuentro estaba siendo un toma y daca por parte de ambos equipos, que no querían perder la oportunidad de ponerse por delante. Fue entonces cuando las gradas del Pabellón comenzaron a animar a los morados a voz en grito, como si del sexto jugador se tratara. Mus Barro se estrenaba nada más salir y Chuso González anotaba antes del descanso (16-17), aunque dos decisiones arbitrales condicionaban el partido y perjudicaban a los morados tras un posible triple de Chuso, que no subió al electrónico, y dos puntos anotados después de la bocina por parte de los visitantes, que sí lo hacían.

Pero los palentinos no tiraron la toalla. Chuso pronto anotaba de tres (esta vez sí), para poner por delante al equipo y un gran mate de Barro dejaban a los palentinos por delante al inicio del segundo cuarto (21-17). El pívot senegalés estaba realizando un gran partido tras su ingreso en cancha y era todo un revulsivo (y el máximo anotador) para los palentinos, que de momento dominaban. Cuando mejor estaban saliendo las cosas para los palentinos, apareció Prince Ali, gracias a un triple y dio la máxima ventaja al EasyCharger hasta el momento, con ocho puntos por delante (27-19).

Una ventaja que se desvanecía a los pocos minutos, pues los manchegos pronto se ponían a tres puntos. La combinación Speight-Barro, tras una gran jugada, desató los aplasusos del público y puso de nuevo a los morados por delante, que se fueron al descanso con una ventaja de doce puntos.

Ninguno de los dos equipos comenzaba bien en el tercer cuarto. Las imprecisiones pesaban para ambos, aunque los morados supieron aprovecharse, ya que continuaban por delante. Los de Rivero fueron de menos a más y Mus Barro y Noah Allen lograban ser los máximos anotadores con 20 y 14, respectivamente. Los palentinos llegaron a ponerse con 23 puntos de ventaja, una superioridad que les hizo ir cómodos hasta el último cuarto, tras un enorme trabajo defensivo.

No pudieron ser mejores los últimos minutos para los morados, que siguieron avasallando al rival. El equipo volvía a ser el mismo que antes del parón y un Mus Barro, intratable, se echó al equipo a la espalda. Fue entonces cuando Rivero dio entrada al palentino Froufe en cancha para sumarse a la fiesta. En los compases finales, los manchegos pudieron recortar distancias, pero el encuentro estaba ya decidido y el partido se quedaba en casa (68-57). El EasyCharger recuparaba sensaciones antes de enfrentarse al Alicante, el Estudiantes y el Lleida.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…