Una derrota que deja quinto al Zunder Palencia

El Norte de Castilla

21 de mayo de 2022

Los de Pedro Rivero caen en Azpeitia ante el Juaristi, pero logran el factor cancha en el ‘play-off’ de ascenso y jugarán ante el Oviedo.

No pudo ayer el Zunder Palencia finalizar con una victoria la fase regular ante un Juaristi que celebró por todo lo alto la salvación conseguida en el último compromiso. Tanto es así que solo un triple de Savkov pudo desequilibrar la balanza de un envite que tuvo tensión, intensidad, alternativas y mucho baloncesto. Ganó, en definitiva, quién más necesitado llegó a la cita en el Polideportivo de Azpeitia. Y es que no es lo mismo jugarse la vida que luchar para tener el factor cancha en el ‘play-off’ de ascenso. A los ‘lobos’ solo les servía sumar para no verse superado en la tabla por El Prat, quien, pese a ganar con contundencia su duelo, terminó la noche descendido.

Ya el cuarto inicial tuvo un ritmo frenético, en el que el conjunto de Pedro Rivero consiguió las primeras diferencias en el marcador gracias a una excelente defensa zonal que obligó a su adversario a tomar malas decisiones. El cuadro local abusó de los lanzamientos exteriores, en muchos casos precipitados y mal seleccionados. Ni Hanzlik, ni Guridi ni Ansorregui acertaron desde el perímetro, con Hevia incapaz de dar claridad a las maniobras de sus compañeros. Todo lo contrario que un Palencia muy enchufado en el arranque. Con Blumbergs decisivo en toda la pista, el entrenador segoviano pareció encontrar la senda para conducir a su plantel hacia el triunfo.

Sin embargo, el decorado cambió por completo con la entrada en la cancha de Cissoko. La joven perla francesa cedida por el Baskonia reclamó los focos, dividió la defensa rival e intimidó en la circulación del balón de un equipo que dejó de disfrutar del manejo de Dani Rodríguez.

Con la máxima distancia en el marcador (13-24, min. 8) llegó el renacer de un Juaristi espoleado por su afición y al que aún le quedaba mucho por decir en el enfrentamiento. Cissoko actuó de revulsivo y lució piernas y descaro a partes iguales. Con un físico portentoso para la categoría, sus tres canastas casi consecutivas permitieron a los de Iker Jiménez llevar la voz cantante por primera vez en la noche (25-24, min. 12). Apoyado en el trío de promesas baskonistas, la escuadra azpeitiarra creció en intensidad, pero sobre todo ganó en alternativas y amenazas ofensivas sobre un aro palentino que, por momentos, se sintió muy desprotegido. Y es que la batería de interiores morada hizo agua ante el buen hacer de Savkov, Hanzlik y Cissoko, quienes condujeron a los suyos a mandar por 6 puntos (37-31, min. 17).

Un decorado que se mantuvo hasta el paso por los vestuarios, con Pedro Rivero incapaz de encontrar en su pizarra una solución para las múltiples variantes propuestas desde el lado contrario. Sin duda, el punto de anarquía e improvisación ofrecido por el Juaristi llevó el choque a una guerra de guerrillas en la que el ejército palentino no se sintió nunca cómodo. Precisamente por eso, el técnico segoviano ordenó a Speight asumir el volante del convoy y a Ortega ejercer como ariete. La movilidad y valentía del jugador de Yecla fue clave para limar la diferencia en un choque que se puso muy tenso hasta que los colegiados señalaron técnica a Allen para cortar por lo sano (52-51, min. 25). El toque de atención arbitral también sirvió para establecer un nuevo escenario en el que la formación visitante sumó orden a sus acciones hasta que Cissoko y Guridi hicieron saltar todo por los aires. El matagigantes de la competición firmó un parcial 10-4 que convirtió las gradas en una caldera.

Tampoco en la entrada del cuarto decisivo encontró el Zunder Palencia la forma de arrebatar la ventaja a su adversario. Escaso de fuerzas y de fondo de armario, solo el triángulo formado por Allen, Ortega y Barro se mantuvo con energía para sostener al equipo. A base de fe consiguió el propio Allen dejar a los suyos a dos pasos de la orilla gracias a una penetración con premio (79-77, min. 36). El resto fue un tenso intercambio que derivó en empate a falta de poco más de un minuto. Acertó Savkov desde el 6,75 liberado tras un despiste defensivo, pero no corrieron la misma suerte los tres lanzamientos desde el triple que ejecutaron con poco orden los tiradores palentinos.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…

La falta de gol condena al Palencia Cristo

La falta de gol condena al Palencia Cristo

Los palentinos regresan de tierras cántabras con un sabor agridulce por no haber sabido rentabilizar los méritos contraídos duranta el encuentro. Chuchi Jorqués no introdujo cambios en el once inicial y dio continuidad al equipo que consiguió la primera victoria de la temporada la semana pasada en la Nueva Balastera.

leer más
Verano azul

Verano azul

Más de diez mil palentinos tomaron parte en las diversas y múltiples actividades organizadas por el Servicio de Deportes de la Diputación Provincial durante el pasado periodo estival.

leer más