Educación consolida el pleno empleo técnico en la Comunidad

Diario Palentino

26 de marzo de 2022

Apenas un 5% de los trabajadores de la enseñanza se encuentran en paro, menos que en 2019, mientras que el mayor desempleo está en los formados en humanidades y ciencias sociales.

El sector educativo de Castilla y León ratifica su posición hegemónica en el mercado laboral de la Comunidad y mantiene, a pesar de la pandemia, el pleno empleo técnico entre aquellos ocupados que cursaron estudios de este campo. Una formación especializada que fue garantía para trabajar en la región durante el pasado año, toda vez que registró una tasa de paro del 4,2 por ciento –por debajo del 5% a partir del cual se considera que hay ‘pleno empleo’ en un sector–, contando con apenas 2.800 desempleados frente a los más de 63.000 ocupados, según las variables de la submuestra de la Encuesta de Población Activa, correspondiente a 2021, publicadas ayer del Instituto Nacional de Estadística. El documento pone de manifiesto como los trabajadores formados en Educación mejoraron sus cifras laborales respecto a antes de la pandemia, rebajando la cifras de desempleados –400 menos–; la tasa de paro –un 15 por ciento menos–; e incrementando el número de ocupados –1.200 más–. 

No obstante, la educación no fue el único campo que cerró el pasado año con grandes cifras de empleabilidad en Castilla y León, y aquellos con estudios en Mecánica, electrónica y otra formación técnica –fundamentalmente trabajadores de la industria–, volvieron a mostrar el poder que este sector tiene dentro del mercado de trabajo autonómico. Así lo atestiguan las cifras presentadas por el INE, que sitúan a los ocupados formados en este ámbito como los segundos con menor tasa de paro, al cerrar el ejercicio en el 6,12% tras rebajarla un 35 por ciento respecto a antes de la pandemia. Además, redujo su cifrar total de parados en casi 5.000 personas y elevó sus ocupados en cerca de 7.000, hasta alcanzar su mejor cifra de la serie histórica con 140.000 trabajadores.

Otra formación demandada, según informa la Agencia Ical, es la centrada en agricultura, ganadería, pesca, selvicultura y veterinaria, empleados con un nivel de desempleo del 7,1 por ciento; y los de salud y servicios sociales, con una tasa de 7,25 por ciento. En este último caso, y al calor de las necesidades de personas surgidas al calor de la pandemia de la covid-19, los trabajadores con estudios en sanidad se incrementaron un 12% respecto a 2019, hasta los 90.100, aunque esto no evitó el repunte de la tasa de paro un ocho por ciento a causa de que se registraron casi 15.000 activos más.

Sectores en rojo

El estudio del INE pone de manifiesto como, ante el auge laboral de los sectores como el educativo, industrial o sanitario, aquellos ocupados con estudios en artes, humanidades y ciencias sociales vieron agravada su situación y arrojaron números rojos en todos los indicativos. Así, los castellanos y leoneses con formación en ciencias sociales, periodismo y documentación registraron la tasa de desempleo más elevada de toda la Comunidad, con un 16,1 por ciento, un 36% más que antes de la pandemia, e incrementar en casi un 50% su cifra total de parados, hasta los 3.400.
Igualmente, por encima de la media de desempleo autonómica que estudio sitúa en el 11,4 por ciento, se encuentran aquellos trabajadores con estudios en artes, humanidades y lenguas, que generó en 2021 una tasa de paro del 15 por ciento; y aquellos con estudios básicos, con el 14 por ciento. Los formados en servicios también vieron incrementarse su tasa de paro, que creció hasta el 13 por ciento; en los negocios, administración y derecho, del 12,3 por ciento; en tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), del 12,1 por ciento; y en ciencias naturales, químicas, físicas y matemáticas, del 10,2 por ciento.

La mitad de los parados tiene estudios básicos
El 52 por ciento de los parados de Castilla y León cuentan con una formación académica básica –Formación general, formación básica de adultos y habilidades personales–, según se desprende del informe hecho público por el Instituto Nacional de Estadística, lo que supone unos 66.000 de los 125.000 desempleados que tiene la Comunidad en estos momentos registrados. En este sentido, llama la atención que existe una cifra práctimante idéntica entre hombres y mujeres en esta situación, ya que según el INE, entre los parados con formación básica se encuentran 33.500 varones y 32.000 féminas. Los siguientes en esta lista, aunque a mucha distancia, se encuentran aquellos que cuentan con formación en negocios, administración y derecho, que suponen el 15 por ciento del total, con algo menos de 20.000 parados. En este caso existe una evidente brecha de género, toda vez que casi 15.000 desempleados de este colectivos son mujeres, frente a los 4.000 varones.

El 70% tiene un superior y solo el 7% son jefes
Los datos publicados por el INE también revelan que en Castilla y León, siete de cada diez ocupados ocupan el cargo de ’empleado’, es decir, que tienen un superior pero no subordinados. Una cifra que supone unos 660.000 trabajadores de la Comunidad.Por el contrario, solo siete de cada cien están catalogados como ‘Director de empresa’, unos 65.000 en todo el mercado de trabajo autonómico. No obstante, dentro de esta categoría, solo 5.000 son directores de una gran o mediana empresa, mientras que los otros 60.000 están al frente de una pequeña o de una sucursal. Igualmente, otro siete por ciento de los ocupados castellanos y leoneses son ‘Mandos intermedios’ –unos 70.000–, y otro seis por ciento son ‘Encargado, jefe de taller o de oficina’ –57.000 personas–. Por último, casi 125.000 trabajadores Castilla y León reconocen que son ocupado independiente y que no tienen ni jefes ni subordinados a su cargo.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…