Ayudas directas al sector lácteo de hasta 35.000 euros

Rubén Abad

6 de abril de 2022

La cuantía máxima es de 210 euros por vaca de leche, 15 por oveja y 10 por cabra. «Todo lo que llegue es bienvenido, pero lo fundamental es que los productos tengan los precios que deben en el mercado», señala José Luis Marcos, de Asaja.

Un sector que está sufriendo gravísimas consecuencias del conflicto bélico en Ucrania es el ganadero. Para paliar la difícil situación que se está viviendo en el ámbito agropecuario, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) articulará una serie de ayudas directas a los productores de leche, en compensación por el incremento de costes provocados por el aumento del precio de la electricidad, los piensos de alimentación animal y los combustibles, derivado de la situación creada por la invasión rusa. 

Estas ayudas se distribuyen en 210 euros por vaca de leche hasta un máximo de 40 animales por explotación; de 140 para fincas con entre 41 y 180 cabezas y de 100 por res en el caso de que la explotación disponga de 181 vacas o más. En el sector ovino, se otorgarán ayudas de 15 euros por oveja productora de leche y, en el caprino, de 10 por cabra. 

En el conjunto de la provincia hay 16.934 vacas lecheras, 114.153 ovejas de ordeño y un total de 1.560 cabras destinadas a la producción de leche, según los datos provisionales correspondientes a noviembre de 2021 (últimos oficiales) de la Encuesta Ganadera que publica el Instituto Nacinoal de Estadística (INE).

En todo caso, y de acuerdo con lo establecido en la comunicación de 23 de marzo de 2022 de la Comisión Europea sobre el Marco temporal de ayudas de crisis para apoyar la economía en el contexto de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, el importe máximo a percibir por empresa no podrá superar los 35.000 euros.

La aportación total máxima se distribuye en cuantías estimadas de 124.000.000 euros para los productores de leche de vaca, 32.300.000 euros para los productores de leche de oveja y 12.700.000 euros para los productores de leche de cabra a nivel nacional.

«Todo lo que llegue es bienvenido, pero lo fundamental es que los productos tengan los precios que deben en el mercado», señala José Luis Marcos, de Asaja. «Esto no deja de ser un parche, y nosotros queremos vivir de nuestro trabajo», añade. Desde UPA, Blas Donis, lamenta que las ayudas excluyan al sector cárnico. 

COSTES DE PRODUCCIÓN

El plan nacional elaborado por el Gobireno tiene en cuenta también el «fortísimo» aumento de los costes de los insumos, a los que hay que sumar los efectos de la sequía que sufre el país y que está provocando una menor disponibilidad de pastos y, por tanto, una mayor necesidad de suplementación en la alimentación animal a precios muy elevados.

Como ejemplo, el Gobierno habla de que los precios de los piensos desde el inicio de la guerra, el pasado 24 de febrero, han aumentado el 20% «en la práctica totalidad de sectores ganaderos».

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…