Mejoras en el suministro eléctrico para 1.300 clientes

Rubén Abad

23 de marzo de 2022

La subestación de Ampudia estrena nuevo transformador. i-DE, la distribuidora de Iberdrola, incorpora a la instalación un nuevo equipo que duplicará la capacidad de transformación. La inversión asciende a 700.000 euros.

i-DE, la compañía de distribución de electricidad de Iberdrola, ha culminado el proyecto de ampliación de la subestación transformadora de reparto Ampudia, donde ha incorporado un nuevo transformador con el que ha duplicado la capacidad de transformación existente hasta el momento. Con esta actuación, que ha supuesto una inversión cercana a los 700.000 euros, la compañía mejorará la seguridad del personal de operación y mantenimiento y aumentará la calidad del suministro eléctrico del municipio y de las poblaciones aledañas, en total a cerca de 1.360 clientes.

Esta subestación dispone ahora de un transformador de 12,5 MVA (megavoltamperios) que sustituye a otro de 6 MVA, que transforma la alta tensión de 45 kV en media tensión 13,8 kV. Además, i-DE ha instalado un interruptor en media tensión en la posición del transformador, se han sustituido los transformadores de tensión de medida de barras y se ha sustituido el bastidor de control y protección del transformador.

Hay que destacar que el proyecto se ha llevado a cabo sin afectar al suministro eléctrico habitual de los clientes mientras se trabajaba en dicha infraestructura eléctrica durante los seis meses que han durado los trabajos. La distribuidora de Iberdrola, que ha desarrollado en los últimos años diversos proyectos en el área de distribución palentina para seguir mejorando la calidad de servicio, cuenta en la provincia con 17 subestaciones, 913 centros de transformación, 509 kilómetros de líneas de muy alta y alta tensión, 1.410 kilómetros de líneas de media tensión y 1.476 kilómetros de líneas de baja tensión. Dispone, además, de casi 170 empleados y atiende a más de 100.000 clientes en 137 municipios.

UNA RED «DIGITALIZADA»

La transformación de las redes en una infraestructura «robusta, flexible e inteligente» permite dar respuesta a los retos de la electrificación del sistema eléctrico, con una mayor integración de renovables, el desarrollo de la movilidad sostenible, las ciudades inteligentes y el consumo descentralizado (autoconsumo) y un consumidor con mayor capacidad de decisión y conectividad.

En Castilla y León, i-DE gestiona más de 43.707 kilómetros de líneas de baja y media tensión y más de 6.410 de líneas de alta y muy alta tensión. Asimismo, cuenta con 15.658 centros de transformación en servicio y 246 subestaciones primarias y secundarias. 

La firma mantiene un nivel de calidad de servicio por encima de la media nacional, con el mejor valor   a cierre de año de la historia. Además, i-DE prevé incrementar un 28% la inversión hasta los 337 millones de euros entre 2022 y 2024 y estima que estas inversiones podrían generar hasta 3.300 empleos, según el PNIEC.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…