La Térmica de Velilla entra en la Lista Negra del Patrimonio de Hispania Nostra

El Norte de Castilla

22 de junio de 2022

La torre de la Térmica de Velilla, reducida a escombros en cinco segundos. 82 kilos de explosivos desploman la estructura, de 101 metros y 7.000 toneladas. La provincia acumula dos de las catorce construcciones con valor patrimonial que han desaparecido en España, al incluir también el hospital de Ledigos.

La central térmica de la localidad palentina de Velilla del Río Carrión ha entrado en la lista negra de la asociación Hispania Nostra, después de que el pasado mes de octubre fuera incluida en la lista roja antes de que dinamitaran la torre de refrigeración. Según explica Hispania Nostra en un comunicado, «se han alterado así sus valores esenciales de manera irreversible, haciendo irrecuperable este conjunto industrial», ya que recientemente se ha demolido una de sus torres, que se suma al derribo de la torre de refrigeración.

En su momento, antes de las demoliciones desde Hispania Nostra se señaló que «lo que hoy no es antiguo, lo será en el futuro», debiendo tener una perspectiva histórica de las cosas, «ya que posiblemente pueda ser la central térmica mejor conservada de España y puede ser un museo en muy corto plazo para que genere un flujo de visitantes a esa zona».

Además, la organización que trata de preservar el patrimonio histórico español, incide en que su ubicación junto a una de las vías de acceso al Parque Nacional de Fuentes Carrionas debía de constituir un atractivo más para los turistas y un elemento más a sumarse a otras inversiones turísticas proyectadas para dinamizar esa zona.

Ingenieros holandeses

Desde diversas plataformas se habían lanzado numerosas propuestas alternativas de uso, como la implantación de unos anclajes en la chimenea que permitan ser utilizadas como rocódromos y escuela de entrenamiento de bomberos, pudiendo formar parte del Centro de Alto rendimiento Deportivo existente en Velilla.

La torre de refrigeración debía su diseño a los ingenieros holandeses Frederick van Iterson y Gerar Kuypers. Se trataba de una construcción hiperboloide patentada en 1918 y debería haber sido conservada para la contemplación y disfrute de las generaciones venideras. Respecto a la chimenea alta, se trataba de una esbelta chimenea de 176 metros de altura, que junto con la torre de refrigeración formaban un conjunto de gran belleza en cuanto a su diseño industrial, Hispania Nostra ha apuntado que no es el primer monumento de Palencia en engrosar su Lista Negra, ya que la provincia es, de hecho, «la que tiene más elementos en el citado listado, ya que dos de los 14 que la integran se encontraban en ella», afirma la asociación. El otro monumento, el monasterio-hospital de Santa María de las Tiendas, en Ledigos de la Cueza fue demolido en 2006. Fue, además, el primer elemento en ser incorporado a la Lista Negra de Hispania Nostra.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…