Sin renunciar a nada

David del Olmo

14 de agosto de 2022

Marta García correrá el jueves los 5.000 metros de la gran cita continental, donde llega como campeona nacional. La atleta afronta la gran cita «con especiales ganas después de una temporada de montaña rusa, a veces un poco complicada»

La reciente campeona de España de 5.000 metros, la palentina de adopción Marta García (Bilbao Atletismo-On Running) tomará parte el jueves en el Estadio Olímpico de Múnich (Alemania) en la final directa de esa distancia del Europeo absoluto.

La atleta que entrena Uriel Reguero afronta la gran cita «con especiales ganas después de una temporada de montaña rusa, a veces un poco complicada», aunque sin la ansiedad o los nervios que puedan perjudicar su actuación:«De pequeña era más nerviosa y ahora parece que cuesta que lleguen los nervios. Hasta que llego al estadio y llega mi día, suelo mantener la calma».

Este estadio será el Olímpico de Múnich, donde llegará «en un gran estado de forma.En el último mes ha costado encontrar carreras, porque estaba todo el mundo en el Mundial. He corrido un par, pero no ha podido salir lo que realmente tengo en las piernas y espero que sea en Múnich donde pueda demostrarlo». Reconoce que le preguntan «¿cómo quieres quedar? Pues primera, claro [risas]. Me voy a poner en la línea de salida pensando en que hay que ir a por todas. Para mí sería un buen resultado una marca personal, que ya significa superarte a ti misma. Pero un puesto de finalista en un Europeo siendo jovencita, para mí sería un gran logro. Y de ahí a soñar, hasta el podio».

La temporada ha sido dura para ella.Acudió en diciembre al Europeo de cross, en relevos, «donde llegué un poco tocada. Luego empecé el año lesionada, apenas pude competir en hasta marzo, salvo una incursión en la Copa de Europa de cross por cumplir con mi club, pero estaba lesionada. Nunca había estado parada más de dos o tres semanas por una lesión. Y estuve más de un mes. Pero en marzo se solucionó y llegué a junio muy fresca, pude competir muy bien, con marcas personales en todo (1.500, 3.000 y 5.000), fui campeona de España y llegué a los Juegos del Mediterráneo con todas las ganas. Pero la víspera tuve 39º de fiebre.Así que solo quedaba recuperarme.Volví de Argelia con ganas, sin saber si me iba a clasificar para el Europeo. Llegué, hice grandes entrenamientos, con mi grupo, con ayuda de las bicis porque la gente daba por finalizada la temporada.Me ayudaron mucho e hice los mejores entrenamientos de mi vida».

Se quedó sin Mundial. Un sinsabor, aunque «sabía que no cumplía los criterios de la Federación Española. Pero cuando ves que puedes estar y es tu propia Federación la que decide no llevarte, sí que duele un poco, aunque ya lo supiera». Igualmente, encontrándose en un excelente estado de forma, aún consciente de la imposibilidad de acercarse a las medallas dado el dominio de Kenia y Etiopía, «me hubiera gustado ir, para ganar experiencia.Porque competir fuera de casa no tiene nada que ver.Para coger bagaje, enfrentarte a las mejores y que te pongan en tu sitio, así se mejora».

 Se levantó mucha polvareda con las últimas listas de la RFEA («ha habido desencanto», indica la atleta), porque los dos últimos años «se han endurecido las mínimas y a cambio nos han dado el World Ranking. Pero las federaciones consideran que hay cosas en el WR que fallan. Han cambiado las reglas del juego y hay que adaptarse.Tú te ves dentro y te echan porque dicen que el WRfunciona mal. Pero es el sistema que hay. Así que te dan esperanzas y luego te las quitan.Es complicado para el atleta. No sabes si es mejor competir mucho para sacar puntos o prepararte para el gran día y buscar la mínima. Todos nos estamos adaptando».

Por último en cuanto a la carrera (única, sin series eliminatorias, con todas las atletas clasificadas en una misma salida) que la ocupará esta próxima semana en tierras alemanas, su deseo es una prueba de ritmo medio: «Siempre suelo decir que me gusta el punto medio, ni un ritmo muy rápido ni excesivamente lento. Pero si tengo que elegir prefiero una carrera tirando a lenta. Como en el Campeonato de España, porque viniendo del milqui y habiendo preparado la velocidad, es lo que más me beneficia».

El título de campeona de España absoluta habla de sus buenas prestaciones antes del gran evento continental, donde aún puede mejorar la nota del año.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…

La falta de gol condena al Palencia Cristo

La falta de gol condena al Palencia Cristo

Los palentinos regresan de tierras cántabras con un sabor agridulce por no haber sabido rentabilizar los méritos contraídos duranta el encuentro. Chuchi Jorqués no introdujo cambios en el once inicial y dio continuidad al equipo que consiguió la primera victoria de la temporada la semana pasada en la Nueva Balastera.

leer más
Verano azul

Verano azul

Más de diez mil palentinos tomaron parte en las diversas y múltiples actividades organizadas por el Servicio de Deportes de la Diputación Provincial durante el pasado periodo estival.

leer más