Rafa Nadal conquista Australia y alza su 21º ‘Grand Slam’

Europa Press

31 de enero de 2022

A sus 35 años, Rafael Nadal está empeñado en demostrar que aún le queda cuerda para rato. Su título en Australia da vida a un optimismo que estaba apagado desde que una lesión crónica en el pie le tuviera cinco meses en el dique seco. Si ha conseguido ganar en Melbourne, donde no triunfaba desde hace trece años y donde había perdido cuatro finales consecutivas, ¿qué más no podrá lograr Nadal en territorios menos hostiles?

Con 21 Grand Slams ya en su casillero, el balear mira con optimismo a una temporada en la que no tiene mucho más que demostrar. En apenas un mes se ha asegurado abrochar dos títulos por decimoquinta temporada consecutiva. No falla desde 2005 y la racha se extiende una campaña más con las capturas del ATP 250 de Melbourne y el Abierto de Australia.

Nadal se ha liberado de una presión enorme y que, en realidad, no recaía tanto sobre sus hombros. Todo el mundo esperaba que el 21 cayera primero del lado de Novak Djokovic. El serbio, el pasado mes de julio, estaba en posición de conquistar todos los Grand Slams del año, y acababa de batir a Nadal en su feudo de París. Solo Nueva York le separó de lograr algo inédito desde que Rod Laver lo consiguiera en 1962 y 1969.

La presión le derribó en aquel US Open y su decisión de no vacunarse le apartó en Melbourne. Djokovic, entre sus creencias y su pelotazo a una juez de línea en 2020, ha retrasado, quizás para siempre, llegar hasta los 21 Grand Slams. Nadal, tras meses y meses sin competir, apareció sin el cartel de favorito en Australia y se llevó el título, algo que será muy diferente en Roland Garros.

Por mucho que el manacorense cediera en las semifinales el año pasado, su tercera derrota en la tierra batida parisina, volverá, si no hay contratiempos físicos, a ser el número uno para conquistar el que sería su decimocuarto entorchado en París, una marca estratosférica.

Antes, hay objetivos de menor alcance, pero también importantes. Su reaparición, tras un merecido descanso en casa, se producirá en Acapulco (México), del 21 al 26 de febrero. El balear ha ganado allí en tres ocasiones (2005, 2013 y 2020) y puede estrechar el cerco en la clasificación de más títulos en la historia. Nadal, con 90 entorchados, se sitúa a cuatro de Ivan Lendl y con cuatro de ventaja sobre Djokovic, que volverá a la competición en Dubái también la semana del 21 de febrero.

Federer está a trece de distancia, mientras que el que más ha logrado en la historia es Jimmy Connors, con 109 títulos en su carrera. Llegar a tales cifras parece una quimera, dado que Nadal se dosificará para buscar la gloria en los Grand Slams. Su colecta de títulos en los últimos años es la siguiente: En 2017 ganó seis; en 2018 se hizo con cinco; en 2019 sumó cuatro; en 2020 ganó dos y en 2021, otros dos.

Por el camino se disputará también la guerra por los Masters 1.000. Djokovic domina en el total de títulos de esta categoría, con 37, uno más que Nadal y nueve más que Federer, que queda descartado ya para esta pelea. La próxima parada de esta batalla será en Indian Wells, el 10 de marzo, y dos semanas después en Miami, junto a París-Bercy, el único Masters 1.000 que añora el palmarés del balear.

Volver al número uno, casi imposible

Montecarlo, donde Nadal puede sumar el título número doce, y Roma, donde oposita al undécimo, son plazas clave para poder acercarse y superar a Djokovic, que tendrá ventaja a partir del verano en la gira de cemento.

Más complicado parece volver al número uno del mundo, donde Nadal no está desde febrero de 2020. El balear posee ahora mismo 4.000 puntos menos que Djokovic (el equivalente a dos Grand Slams), aunque esta diferencia se reducirá a la mitad cuando el serbio pierda el 21 de febrero los puntos del Open de Australia del año pasado. Con la dosificación de Nadal, un retorno al número uno parece imposible.

Y por último queda el gran lunar de Nadal en el circuito, la Copa de Maestros, el título que nunca ha conseguido levantar. El cambio de sede, de Londres a Turín, cambia poco las opciones de Nadal, que siempre ha tenido que jugar este torneo en las peores condiciones para él, en cemento y bajo techo. Los seis títulos de Federer y los cinco de Djokovic son inalcanzables ya.

Djokovic y Federer, espectadores a la espera

Tanto Novak Djokovic como Roger Federer viven en la incertidumbre. Ninguno de los dos sabe a ciencia cierta cuál será su hoja de ruta en los próximos meses. El serbio, si no se vacuna, tendrá problemas para jugar la gran mayoría de torneos en los próximos meses, mientras que Federer, con tres operaciones de rodilla en dos años, no ve una reaparición en el horizonte.

Djokovic, al menos, sabe que volverá a la competición a finales de febrero, cuando participe en el torneo de Dubái. Pero a partir de ahí se complica su vida. No podrá jugar en Indian Wells y Miami porque Estados Unidos no permite la entrada a no vacunados. La gira de arcilla le ofrece más garantías, por su residencia en Montecarlo y porque parece que Francia le ha ofrecido la mano para poder jugar en Roland Garros. Wimbledon también permitirá su entrada y solo Nueva York le sería esquivo. Pero hasta agosto aún queda mucho.

El caso de Federer es mucho más oscuro. Apenas ha jugado 19 partidos desde el comienzo de 2020 y no se le ve en una pista desde los cuartos de final de Wimbledon. La última artroscopia a la que se sometió en 2021 amenaza con no dejarle jugar en la primera mitad del año. El objetivo es estar listo para el All England Club, pero su técnico Ivan Ljubicic no quiso ser optimista y apuntó que quizás no llegue a tiempo. Su caída en el ránking le sitúa como el número 30 del mundo, su peor puesto desde el 8 de enero de 2001, y esto no parará de empeorar con el paso de las semanas.

Ambos, Djokovic y Federer, se han convertido en espectadores ávidos de poder competir a Nadal. Aún tendrán que esperar un poco más para poder iniciar sus particulares asaltos al 21, pero quizás sus mejores oportunidades ya han pasado.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…

Derrota ante el Alicante

Derrota ante el Alicante

En la penúltima jornada liguera, cayeron los morados, que aún deberán atar la ventaja de cancha (83-89). Su patrocinador anunció al descanso la renovación del compromiso por una temporada más.

leer más
El penúltimo de la liga regular

El penúltimo de la liga regular

El Zunder Palencia disputa su último duelo en casa en su primera fase. Se enfrenta esta noche (21 h) al HLA Alicante, un rival que ya no puede clasificarse para el play-off. Los locales buscarán el triunfo para atar la ventaja de pista en la postempo.

leer más