El PSOE salva los muebles en Palencia 

El Norte de Castilla

14 de febrero de 2022

El PSOE salva los muebles en Palencia y Vox arrebata el escaño a Ciudadanos. Socialistas y populares conservan sus tres representantes, sin que varíe sustancialmente el reparto de fuerzas entre los partidos mayoritarios. Aguilar de Campoo cambia del PP al PSOE como lista más votada.

Las significativas victorias del PSOE en municipios como Aguilar, Villamuriel de Cerrato, Venta de Baños y también en la capital palentina han evitado que el mapa electoral de la provincia haya experimentado un cambio significativo con respecto al resultado de los pasados comicios autonómicos de 2019, más allá del cambio de cromos entre Ciudadanos y Vox, que se ha reproducido prácticamente en toda la comunidad autónoma.

El PSOE se mantiene como la primera fuerza política de la provincia, empatada de nuevo en escaños con el Partido Popular, que, al igual que los socialistas, conserva sus tres representantes. Los mismos nombres, las mismas caras que hace dos años, en ambos casos.

El séptimo en discordia es el que cambia. Pasa de Ciudadanos a Vox; Alba Bermejo le cede el testigo a David Hierro, al que sus compañeros de filas no pudieron felicitar en persona en la sede de campaña que la formación derechista ha mantenido abierta en la Calle Mayor, ya que se desplazó hasta la ciudad de Valladolid, ciudad en la que reside, para participar en la celebración autonómica del partido.

Porque los más de 10.000 votos que se ha dejado Ciudadanos en Palencia se han ido casi íntegramente a manos de Vox, que de esta forma gana su primer procurador autonómico por una provincia en la que el reparto de escaños entre populares y socialistas se había convertido en una especie de tradición, y que solo se había roto en las dos últimas citas electorales. En 2015, Podemos le robó un procurador al PSOE, mientras que en 2019, fue Ciudadanos el que se lo arrebató al PP. Ahora, el movimiento de votos ha sido claro, desde la formación naranja al granero verde de Vox.

De esta forma, las lecturas tanto en la sede del PSOE como en la del PP eran la noche del domingo agridulces. Había motivos en ambos casos para un cierto optimismo, pero tampoco se podía palpar la euforia de una celebración que, sin embargo, sí se vivía en el local de Vox. Para la formación derechista solo había buenas noticias. En Palencia la lectura era clara, habían logrado un representante en las Cortes regionales, alegría a la que se sumaba la fuerte irrupción en el ámbito autonómico.

Mientras, los socialistas pueden presumir de que continúan siendo la primera fuerza política en la provincia, a pesar del batacazo regional. Sin embargo, el PSOE no ha logrado conservar todo el peso ganado hace dos años y ha perdido casi dos puntos con respecto a la última cita electoral. De esta forma, los socialistas, con el escrutinio prácticamente cerrado, han recibido el 33,96% de los votos. Hace dos años obtuvieron el 35,90%. Pérdida que no les afecta lo suficiente como para seguir como primera fuerza política de la provincia.

Mientras, el PP, que se acerca a los socialistas, no logró ayer mejorar su apoyo electoral. El recorte se debe a que la caída fue inferior a la sufrida por los socialistas, pero no se registró una mejora de su resultado con respecto a hace dos años. El apoyo obtenido ayer se sitúo en el 32,95%, inferior al 34,5% que consiguió en 2019.

Vox se quedó en el 18,4% y Ciudadanos bajó del 15,09% al 5,48%.

Desastre en Unidas Podemos

La situación más dramática se plantea en Palencia para la izquierda de Unidas Podemos, que, a pesar de que en esta ocasión concurrieron juntos la formación morada e Izquierda Unida, su resultado es inferior al que obtuvo Podemos en coalición con Equo hace dos años, cuando obtuvo el 4,58% de los votos. En esta ocasión, la coalición ha obtenido el 4,31%. IU, hace dos años, junto con el PCAS y los Anticapitalistas logró un 2,10%.

Y a diferencia de otras provincias en el que las nuevas formaciones políticas de carácter localista han tenido una cierta relevancia, como en Soria o en Ávila, además de en León, donde ya es habitual, en la provincia de Palencia este tipo de agrupaciones han pasado prácticamente desapercibidas. Se presentaban hasta tres partidos de estas características –PUEDE, Despierta Palencia y España Vaciada–, y únicamente esta última ha tenido un mínimo de relevancia, con un 2,74% de los apoyos, algo más de 2.000 votos. Los otros llegaron por poco a los cien votos (0,13% y 0,14%, respectivamente).

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…