Palencia gana una conexión AVE con Valencia mientras duren las obras en Chamartín

El Norte de Castilla

12 de marzo de 2024

El nuevo plan de transporte de Renfe se prolongará hasta entrado el mes de julio. La nueva estructura de los servicios en León traerá consigo una nueva conexión AVE a Valencia, que también prestará parada en otras estaciones de la línea, como Palencia.

Renfe reorganizará los servicios de tren que conectan Madrid con Palencia y León a partir del 8 de abril, con motivo de las obras de transformación que Adif está realizando en la estación de Madrid Chamartín-Clara Campoamor, que aborda una fase para duplicar su capacidad para trenes de alta velocidad y larga distancia. La nueva estructura de los servicios en la provincia de León traerá consigo una nueva conexión AVE directa a Valencia, también para Palencia y una reestructuración del servicio Ponferrada-Madrid. El nuevo plan de transporte se prolongará mientras duren las obras, hasta entrado el mes de julio.

Para optimizar la capacidad de la infraestructura, Renfe y Adif han hecho un esfuerzo organizativo con un plan de transporte que permite mantener la oferta de plazas actual e incluso poner en marcha servicios nuevos que conectarán ambas ciudades con el Mediterráneo.

De esta forma, el número de plazas, y por tanto la oferta, no sólo no se reduce, sino que en algunos casos aumenta. Además, con esta reestructuración, Renfe da un paso más e implementa nuevos trenes AVE que permiten mejorar la oferta de plazas en algunas relaciones con Madrid.

La nueva estructura de los servicios en León traerá consigo una nueva conexión AVE a Valencia, que también prestará parada en otras estaciones de la línea, como Palencia. Este nuevo servicio será el segundo AVE que salga de la capital leonesa, sumándose al León-Alicante que está en circulación desde septiembre de 2022.

En Ponferrada, se reestructurará la frecuencia de Larga Distancia en sentido Madrid, pasando a hacerse con transbordo en Valladolid, y continuará sin cambios en sentido Madrid-Ponferrada, manteniéndose así el número de plazas ofertadas en ambos sentidos.

Renfe tenía programado que este cambio de servicio del 8 de abril, fecha en la que Adif inicia esta fase de obras en Chamartín, se realizase ya con los nuevos trenes en circulación, según la fecha que Talgo había comprometido. Si Talgo hubiera entregado los S106 esta reorganización habría permitido incrementar aún más la oferta de plazas. Esto no será posible en primera instancia porque Renfe aún no puede contar con los trenes de Talgo.

No obstante, en el momento en que Talgo entregue los nuevos trenes, Renfe los pondrá en circulación, de forma que los ciudadanos puedan beneficiarse del mayor número de plazas de las nuevas unidades. Renfe ya cuenta con un número suficiente de maquinistas habilitados para la puesta en circulación de los nuevos trenes.

Los S106, que aún están pasando pruebas de fiabilidad, amplían su oferta de plazas casi doblando las de un tren habitual: cuentan con más de 500 plazas por convoy, mientras que los Alvia tienen una media de 300 plazas por tren.

Situación temporal y billetes a la venta

Esta reestructuración del servicio es temporal. De momento, Renfe saca los billetes para viajar hasta el 6 de mayo, con la intención de que los ciudadanos puedan disponer de una oferta comercial para organizar sus desplazamientos con tiempo, desde el final de la Semana Santa hasta el final del ‘puente’ de mayo, que en Madrid se alargará con motivo de la festividad de los días 1 y 2 (fiesta de la Comunidad de Madrid).

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Protegidos por reCAPTCHA
Politica – Términos.

Quizás también te interese leer…