Los entierros en común se disparan por la crisis económica

Carlos H. Sanz

2 de noviembre de 2022

Este año se han celebrado 13, la cifra más alta de la última década. A la vez, bajan las concesiones. El principal motivo que ha inducido este aumento de los entierros en las fosas comunes del camposanto palentino apunta a la crisis económica.

Un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios cifra el precio medio de un funeral entre los 3.500 y los 6.500 euros. Una cifra que puede suponer un quebranto económico para aquellas personas o familias a las que la muerte de un ser querido les llega de improviso. 

Una parte importante de ese presupuesto se destina a las tasas que es necesario pagar al Ayuntamiento por disponer de un espacio para el eterno descanso en el cementerio de Nuestra Señora de los Ángeles. La concesión de una sepultura básica durante 75 años cuesta 2.000 o 4.254,45 euros, en función de si es para tres o cuatro cuerpos, mientras que por 745,2 euros se puede disponer de un nicho, también durante este tiempo, y por 660,65 euros de  un columbario durante 10 años donde colocar las urnas con las cenizas del finado. 

Hay personas que no pueden afrontar estos gastos y, en esos casos, el cementerio capitalino dispone de una zona para enterramientos en común. Una opción que este año se ha disparado, de forma que hasta el pasado 21 de octubre, el cementerio contabilizaba un total de 13, la cifra más alta en la última década.

El principal motivo que ha inducido este aumento de los entierros en las fosas comunes del camposanto palentino apunta a la crisis económica. Es cierto que estos espacios son el destino que el Ayuntamiento da a las personas sin hogar que fallecen en las calles palentinas a lo largo del año y cuyos cuerpos nadie reclama, pero también que el número de enterramientos en común aumenta siempre que irrumpe una crisis económica. 

Ya ocurrió en 2013, cuando el Consistorio registró un total de 39 sepelios en fosas comunes. Desde ese año, su número se redujo por debajo de la decena hasta el punto de que en 2021 tan solo se contabilizó uno. En 2020 sumaron ocho y el año anterior, siete, mientras que en 2018 fueron nueve y en 2017, cinco. A día de hoy, hay disponibles 56 fosas de este tipo.

Hay otro dato que apunta a que la subida de los costes de las economías familiares está forzando a algunas a optar por los enterramientos en común: el descenso del número de concesiones. En lo que va de año, el total asciende a 46, lo que parece indicar que se cerrará el año sobre poco más del medio centenar. 

De nuevo, es una de las cifras más bajas de la última década, y aunque es cierto que en 2019 y 2017 el global del año estuvo por debajo de 50, no lo es menos que que esos años se contabilizaron 440 y 478 inhumaciones, cuando hasta el 21 de octubre se alcanzaban las 527.

Si se cierra el foco sobre estos datos hay otro indicio. De las 46 nuevas concesiones por 75 años, solo 18 fueron para sepulturas, es decir, las que exigen el pago de una tasa de 2.000 o 4.254,45 euros. Es la cifra más baja al menos desde 2017. 

Y, aunque sí es cierto que de las 527 inhumaciones, 259 han sido de cenizas -un 42% más que el año pasado- ni las concesiones de nichos ni las de columbarios se han disparado, con 23 y 5, respectivamente.

Tasas un 5% más caras en 2023

La prestación de servicios en el cementerio de Nuestra Señora de los Ángeles se regula a través de una ordenanza fiscal y por el Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria. Es en la primera en la que se fijan las tasas aplicables a todos los ciudadanos excepto en tres casos: enterramientos de los asilados procedentes de la Beneficencia, de los de «cadáveres de pobres de solemnidad» y las inhumaciones que ordene el juez y se efectúen en la fosa común. Todos los demás tienen que abonar tarifas que, de cara al próximo año y siempre que la propuesta del equipo de Gobierno de PP y Cs prospere en el pleno de hoy, subirán un 5% en 2023.

Así, en cuanto a las concesiones, cada metro cuadrado de terreno para panteones pasará a costar de 459,80 a 482,8 euros. Los terrenos para sepulturas de tres cuerpos sin revestir, de 800 a 840 euros y de 1.400 a 1.470 euros si son dobles.

En cuantro a las revestidas, las de cuatro cuerpos se encarecen de 4.254,45 a 4.467,7 euros y la de tres, de 2.000 a 2.100 euros. Cada nicho pasa de 745,20 a 782,45 euros y los columbarios a 693,65 euros. 

Inhumar un cadáver exige ahora el pago de una tasa de 64,5 euros y el año que viene serán 67,7, y de restos o cenizas pasan de 55 a 57,75 euros. En cuanto a las exhumaciones, si es un cadáver, de 258,11 a 271 euros, y si son cenizas, de 81,4 a 85,45. La reducción de restos pasa a costar 128,2 euros y el traslado de restos o cenizas 85,45 euros. 

El cambio de titularidad derechos funerarios, pasará de 69,74 a 73,25 euros.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás también te interese leer…