Los embalses pierden semanalmente 2,6 hm3 y se sitúan al 40%

Rubén Abad

5 de marzo de 2022

Hace un año por estas mismas fechas los cinco grandes pantanos almacenaban 382,7 hm3, frente a los 197 actuales. Es casi la mitad de agua, lo que tiene en jaque a los regantes y en situación de alarma a la CHD.

La Ruta de los Pantanos, uno de los recursos turísticos más visitados de la Montaña Palentina, bien podría cambiar su denominación por la Senda de la Escasez ante la alarmante situación que presentan los cincos grandes embalses de la provincia por la falta de precipitaciones en este invierno de pocas lluvias y nevadas en el que apenas ha habido que desplegar los paraguas.

Las presas palentinas de los sistemas Carrión y Pisuerga pierden agua a razón de 2,6 hectómetros cúbicos (hm3) de agua a la semana, hasta situarse ayer en los 197 hm3 embalsados, lo que representa un exiguo 40,5 por ciento de su capacidad. ¿Es lo normal a estas alturas del año?La respuesta es no, a tenor de los datos históricos que facilita la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD). Según este informe, la media de los diez últimos años es de 305 hm3 en Palencia en la primera semana de marzo. Si se focaliza el estudio en los últimos doce meses, hace justo un año las presas  retenían 382,7 hm3, casi el doble que en este 2022.

Aunque el panorama es preocupante en el conjunto de la provincia, cabe destacar la ya alarmante situación que atraviesa el sistema Pisuerga, a un tercio de su capacidad (37,5 por ciento): 120 de los 322 hm3 que puede almacenar sus tres pantanos (Ruesga, La Requejada y Aguilar) en su conjunto. 

Son, sin lugar a dudas, las peores cifras de los últimos tiempos. Basta con compararlas con las de hace un año, cuando se acumulaban  245,2 hm3 (76,14por ciento) y con la media de la década, que es de 192,7 hm3 (59,84 por ciento).

En el extremo opuesto de la comarca, en el sistema Carrión, la situación es algo mejor, pero tampoco andan allí para grandes alegrías. Los pantanos están a menos de la mitad: 46,3 por ciento, con 76,3 de los 165 hm3 posibles. Hace un año entre Camporredondo y Compuerto sumaban 137,5 hm3 (83,33por ciento), siendo 113 hm3 (68,48por ciento) su media de la década. 

Aello habría que sumar la presa de Villafría de la Peña, destinada exclusivamente al riego. Un embalse con 12,01 hm3 de capacidad del que la Confederación Hidrográfica  del Duero no hace seguimiento al no ser de su titularidad.

CAMPAÑA DE RIEGO

Esta situación de sequía prolongada tiene en vilo a los agricultores de la provincia, especialmente a aquellos dedicados a los cultivos de regadío, que ven peligrar el rendimiento de sus cosechas si la situación no mejora en las próximas semanas.

En este sentido, desde la CHD advierten  de que la campaña de riego de este año dependerá del volumen de agua embalsada en los pantanos al inicio de la misma y de las precipitaciones a lo largo de lo que resta de invierno y de la primavera. «Un cambio en la situación atmosférica que hiciera aumentar las aportaciones a los embalses permitiría arrojar mejores datos para la próxima campaña», apunta su presidenta, Cristina Danés.

En esta coyuntura, desde el organismo de cuenca se insiste en la necesidad de realizar un consumo responsable y eficiente de un recurso «valioso y escaso» como es el agua.

Como muestra de la preocupación existente en el ente público y ante el citado escenario de sequía, la CHDadelantó dos semanas la Junta de Explotación del sistema Pisuerga. «En este escenario, resulta fundamental un cambio de tendencia de la climatología en la primavera, para poder mejorar las expectativas de una campaña de riego que se encuentra lejos de estar garantizada en varios de los sistemas de la cuenca», señala el organismo, que adelanta que la Junta de Explotación del Carrión se celebrará este jueves.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás también te interese leer…