Los embalses almacenan más agua que hace un año, salvo Aguilar

César Ceinos

4 de agosto de 2023

La bonanza climatológica de mayo y junio permitió aumentar la asignación a los regantes en el Carrión, pero mantiene la limitación de 3.500 m3/ha a los del Pisuerga.

La situación actual de los principales embalses palentinos mezcla luces y sombras. Entre las cinco grandes infraestructuras hidrológicas del norte, Camporredondo,Compuerto, Ruesga, La Requejada y Aguilar de Campoo, almacenan actualmente 156,5 hectómetros cúbicos (hm3) de agua, una cantidad que supera a la registrada a inicios de agosto de 2022 (127,5 hm3), pero sigue muy lejos de la media de la última década (262,9 hm3). Además, la presa aguilarense, la más grande de la provincia, cuya capacidad máxima (247 hm3) supera a la suma de las cuatro restantes (232,4 hm3), se encuentra a un nivel levemente inferior al que hace un año por estas fechas y lastra, sin duda, el balance general en el ecuador de verano. Esta situación de nubes y claros fluye, al igual que los ríos, hacia el resto de la provincia, que es donde trabaja el grueso de los agricultores que necesitan la mayor parte del líquido que se guarda en la Montaña Palentina.

Los valores más altos siguen registrándose en el sistema Carrión, pese a disponer de casi la mitad de espacio para embalsar que el Pisuerga (163,7 hm3 frente a 315 hm3) retiene más agua en estos momentos, como viene ocurriendo desde hace varios meses. Entre Camporredondo y Compuerto alcanzan en estos momentos los 68,7 hm3 del líquido elemento (27,6 hm3 en el primero y 41,3 hm3 en el segundo), según los datos publicados ayer en la página web del Sistema Automático de Información (SAIH) del Duero. En términos relativos, la cuenca fluvial occidental de Palencia se encuentra al 42%.

Con estos datos, desde la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) explicaron que los regantes, tras la segunda ronda anual de reuniones de las juntas de Explotación que se llevaron a cabo recientemente, vuelven a tener asignados los 4.500 metros cúbicos de agua por hectárea (m3/ha) que estaban previstos en abril pero que se redujeron a 4.000 m3/ha en mayo por la meteorología adversa. Según informó el organismo de cuenca, «la bonanza de la climatología en mayo y junio permitió mejorar también las expectativas de la presente campaña» y regresar al valor anterior.

Pese a la mejora del tiempo en la última parte de la primavera, la CHD recuerda que el agua almacenada en los embalses del Carrión «todavía se encuentra lejos» de la media de los últimos 10 años, 83 hm3 (el 50,7% de su capacidad). Eso sí, guarda unos 24 hm3 más que a mediados del pasado verano, aunque este aumento no evita que sea, actualmente, el segundo sistema del valle del Duero con el porcentaje más bajo de líquido almacenado (solo el Pisuerga tiene un dato peor).

De hecho, la situación más favorable en otros lugares de la región provocó que los regantes de los sistemas Órbigo-Tuerto,  Esla-Valderaduey, Tera, Arlanzón, Alto Duero, Riaza,Tormes, Águeda y  Adaja puedan utilizar en lo que queda de campaña hasta 4.870 m3/ha.

EN EL ESTE DE LA MONTAÑA. En la vertiente oriental de la provincia, los tres embalses suman 87,6 hm3, el 27,8% del total de la capacidad. Es más que hace un año, pero la diferencia es mucho menor al oeste de la Montaña Palentina. El aumento no llega a cinco hm3  (concretamente subió en 4,9 hm3) y se debe al agua embalsada en La Requejada y Ruesga. La instalación de retención de Aguilar únicamente dispone de 51,5 hm3 (el 20,8% de su capacidad) cuando hace un año almacenaba 52,1 hm3.

En términos relativos, los datos más altos del Pisuerga, como es prácticamente habitual, se registran en la centenaria presa deRuesga, la más pequeña del valle y de la provincia. Se encuentra al 96,6%, aunque solo cuenta con 9,7 hm3. Entre medias aparece el de La Requejada, con 26,5 hm3. Los valores de la zona son claramente inferiores al promedio de los últimos diez años, que es de 179,8 hm3 (el 56,9% de su capacidad).

Ante esta situación, la CHD mantiene la limitación de 3.500 m3/ha de consumo máximo que impuso en abril a los usuarios de los regadíos de los sistema Pisuerga y Bajo Duero, que está fuera de la provincia. Tras la segunda reunión de junta de explotación no hubo cambios en la cifra de agua a utilizar.

En este ámbito, el organismo estatal que regula los cursos fluviales distingue dos casuísticas. Por un lado, las comunidades de regantes no modernizadas, que se van aproximando a un alto grado de consumo de la dotación asignada, podrían terminar la campaña de riego en la segunda quincena de este mes. Por otro, en las zonas con el regadío modernizado habrá una mayor eficiencia en la aplicación del recurso y se permitirá que la campaña sea más extensa.

TOTAL DE LA CUENCA. Los embalses de la demarcación gestionados por la CHD se encuentran hoy al 49,1% de su capacidad, con un volumen total de agua almacenada de 1.404 hm3, un valor ligeramente superior al registrado hace un año (1.381,6 hm3) y, al igual que ocurre en Palencia, alejado aún de la media del último decenio (1.733,1 hm3). Por zonas, el sistema Esla y Órbigo de León, formado por los embalses de Villameca,Barrios de Luna, Porma y Riaño, se encuentra al 45,6% de su capacidad; el Arlanza de Burgos, compuesto por Arlanzón y Uzquiza, al 61,1%; el Alto Duero de Soria, integrado únicamente por la infraestructura de la Cuerda del Pozo, al 55,5%; el el segoviano (Linares del Arroyo y El PontónAlto), al 68,3%; el Cega-Eresma-Adaja de Ávila (Castro de lasCogotas), al 64,2% y los salmantinos del Tormes (Santa Teresa) y del Águeda (Irueña y Águeda), al 62,3% y 55,4%, respectivamente.

El año hidrólogico está siendo seco, aunque menos que el anterior.

El organismo de cuenca insiste «en la importancia de la gestión del agua en un contexto de cambio climático, así como en el trabajo y la implicación de todos»

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) explicó que «se está sufriendo de nuevo un año hidrológico seco en la cuenca, si bien la situación general y las reservas almacenadas son más favorable en este momento que en gran parte del resto del territorio nacional».
En concreto, detalló que las aportaciones en la primera parte de la primavera fueron mínimas, pero que se «vieron corregidas de manera desigual» por las precipitaciones durante la parte final de mayo y en julio en la mayoría de los sistemas.Entre ellos donde sí hubo una aportación que alivió la situación de sequía se incluye el Carrión. Según los datos publicados en la página web del Sistema Automático de Información del Duero (SAIH), durante el año hidrológico en curso (que comienza el 1 de octubre y concluye el 30 de septiembre) ya se han recogido 506,7 litros por metro cuadrado (l/m2) en Camporredondo y 803,7 l/m2 en Compuerto.
En cambio, en la vertiente del Pisuerga no ocurrió lo mismo. Las lluvias no tuvieron el mismo efecto, aunque se llevan contabilizando  752 l/m2 de precipitaciones en el embalse de Ruesga y 671,1 l/m2 en el de La Requejada, pero solo 360,3 l/m2 en la presa de Aguilar de Campoo desde el 1 de octubre.
Por otro lado, el organismo de cuenca también quiso insistir «en la importancia de la gestión del agua en un entorno de cambio climático, así como en el trabajo y en la implicación de todos para cuidar este recurso indispensable, pero que cada vez es más escaso».

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Protegidos por reCAPTCHA
Politica – Términos.

Quizás también te interese leer…

El Ayuntamiento talará doce árboles del parque de los Jardinillos

El Ayuntamiento talará doce árboles del parque de los Jardinillos

Un estudio forestal ha determinado que se trata de ejemplares, en su mayoría chopos, que se encuentran enfermos y hay riesgo de que caigan. El concejal también quiere dejar claro que no hay un riesgo inmediato de que alguno de estos árboles pueda venirse abajo, aunque sí señaló que se tiene previsto actuar a lo largo de las próximas semanas para evitar cualquier tipo de riesgo.

leer más