La subida del precio del gasóleo, fertilizantes y piensos hace «insostenible» la ganadería

J. Olano

12 de marzo de 2022

Las organizaciones temen el sacrificio de animales si aumentan los costes y se llega al desabastecimiento del mercado. «La sociedad debe darse cuenta de que una provincia como Palencia depende del buen funcionamiento de la agricultura y la ganadería» . «El sector más sostenible es el agrícola y ganadero, porque producimos todos los días alimentos de gran calidad para el consumidor». «Estamos abandonados por el Gobierno y por los grandes empresarios, que están especulando en este momento con las materias primas»

‘Por unos precios justos. Respeto al medio rural’ es el lema que abanderará una gran manifestación el próximo domingo, 20 de marzo, en Madrid, y que ha unido a las organizaciones agrarias Asaja, UPA y Coag para que el quejido del campo de toda la geografía nacional se oiga, se escuche, y para que toda la sociedad sea consciente «de que una provincia de Palencia depende del buen funcionamiento de la agricultura y la ganadería», subrayaron ayer los líderes de las tres organizaciones agrarias, Honorato Meneses, Blas Donis y David Tejerina, respectivamente.

Juntos comparecieron para hacer un análisis de la situación del sector, que ya venía arrastrando unos elevados costes de sus productos que dificultaban cada vez más la rentabilidad de las explotaciones agrarias, pero la guerra desatada por Rusia en Ucrania ha acelerado aún más el proceso. El precio del gasóleo agrícola, que ha subido en mayor proporción que otros carburantes, de la electricidad de la que dependen numerosos sistemas de regadío, y el aumento del coste de los fertilizantes «están haciendo insostenible la actividad», lamentó el presidente de Asaja, Honorato Meneses de Prado.

Otro problema añadido es que la subida de los piensos, fundamentales para la alimentación del ganado, puede llevar a un desabastecimiento de mercado «e incluso al sacrificio de la cabaña ganadera, porque va a haber explotaciones que no lo puedan soportar», añadió. Según los últimos datos que manejan las organizaciones agrarias, en España en 2021 se cerraron 652 explotaciones de vacuno, a una media de dos diarias. En Palencia, actualmente hay alrededor de 130 de ganado vacuno activas.

Así reiteraron sus críticas a la nueva PAC, «que lleva cinco años diseñándose en Europa y va a nacer muerta, porque prima lo verde cuando lo que nos hace falta es producir. En una coyuntura como la actual, necesitamos ese equilibrio entre actividad y producción, pero está roto por el medio ambiente», dijo el presidente de Asaja.

Por su parte, el líder provincial de la Unión de Pequeños Agricultores, Blas Donis, subrayó que el sector agrícola y ganadero «es el más sostenible en el mundo rural porque producimos todos los días alimentos de gran calidad para que lleguen al consumidor», explicó. También se refirió a la fauna salvaje, «a la que no hay nadie que la proteja más que los ganaderos de la Montaña Palentina. No solo se nos penaliza como delincuentes sino que somos los verdaderos protectores de la fauna salvaje», agregó.

Otras reivindicaciones que sustentan la convocatoria de la protesta del día 20 en Madrid son la recuperación de la dignidad de la profesión, «porque estamos haciendo un mundo rural vivo y queremos que sea rentable», señalaron dirigiéndose a la sociedad palentina, «para que fábricas, talleres, comercios y otros establecimientos con los que trabajamos y en los que gastamos sean también conscientes, igual que la sociedad, que depende de la agricultura y la ganadería», insistieron.

«Iremos juntos por el campo», señaló el líder de Coag Palencia, David Tejerina, quien reclamó la necesidad de «aplicar de forma eficaz la ley de la cadena», a la vez que subrayó que se sienten abandonados por el Gobierno, «y por los grandes empresarios que están especulando en este momento con la materia prima».

Hicieron hincapié en que la guerra en Ucrania ha agudizado la crisis de precios que vienen padeciendo «porque el 40% del cereal que se consume aquí, y sobre todo el maíz, viene de Ucrania», dijeron. Según sus datos, la Federación de Almacenistas de España ha alertado de que dispone de maíz y cereal solamente para un mes. «Los fabricantes tienen que mirar ya a Estados Unidos y a Latinoamérica porque no pueden traer de Ucrania, pero con estos otros países nos topamos con otros problemas por el uso de transgénicos y de fitosanitarios prohibidos en España», argumentó Honorato Meneses, presidente de Asaja en los últimos ocho años que el próximo día 18 dejará el cargo al celebrar elecciones su organización agraria.

El problema añadido a la situación de la crisis de precios y de la falta de abastecimiento hacia esta primavera de 2022 es la sequía, que si persiste condicionará la cosecha, por lo que las organizaciones agrarias manifestaron ayer un mayor pesar.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…