La resolución del conflicto de la calle Jardines riega a los municipios de la provincia con miles de euros

José María Díaz

25 de junio de 2022

La Diputación aprueba diferentes fondos extraordinarios de inversión con los 26,7 millones que ha recibido de la capital. El único gran perjudicado será el Consistorio de la capital, de cuyas arcas han salido los 23,5 millones de euros.

El conflicto de la calle Jardines va a acabar muy bien para todos los ayuntamientos del medio rural de la provincia de Palencia. El único gran perjudicado será el Consistorio de la capital, de cuyas arcas han salido los 23,5 millones de euros que como si de un gran sorteo navideño se tratase van a distribuirse por todos los rincones de la provincia.

Ese es el plan que ha trazado el equipo de gobierno de la Diputación de Palencia para darle una utilidad la indemnización millonaria que ha recibido del Ayuntamiento de la capital en cumplimiento de las estipulaciones del llamado convenio de la calle Jardines.

Ese acuerdo firmado en 2010 entre ambas administraciones no se había cumplido íntegramente hasta ahora, puesto que al no poderse abonar su parte a la Diputación en recalificaciones urbanísticas debido a los cambios de normativa, el Consistorio había venido demorando año tras año el cumplimiento del convenio. Sin embargo, tras una resolución del Tribunal Superior de Justicia y la confirmación posterior del Tribunal Supremo, el Ayuntamiento de la capital se ha visto obligado satisfacer todas las obligaciones de ese acuerdo institucional, que se traducían en un pago a la Diputación de más de 17 millones de euros como justiprecio por los terrenos expropiados, a los que ha habido además que sumar más de 9 millones de euros de intereses de demora.

Al final, el Consistorio ha abonado en metálico a la Diputación 26,7 millones de euros, para lo que se ha visto obligado a solicitar un préstamo especial a la Administración del Estado.

Una tramitación sencilla, pero habrá que solicitar las ayudas

La Diputación quiere garantizar que todo municipio que desee beneficiarse de estos fondos extraordinarios puede hacerlo. Para ello, según explicó Armisén, se ha planteado una tramitación de las ayudas similar a la de las concesiones de los Planes Provinciales, para lo que únicamente hay que rellenar una ficha.Sin embargo, Armisén sí dejó claro que los ayuntamientos tendrán que solicitar la concesión de las ayudas. El primer paso será la publicación en el Boletín Oficial, para después comenzar el periodo de solicitudes.

Y como el Ayuntamiento ya ha pagado y la Diputación tiene ya esos fondos en sus arcas, también se ha visto obligada a cumplir las partes que le corresponden del acuerdo. Y tal como explicó ayer la presidenta de la institución provincial, Ángeles Armisén, la diputada de Hacienda ha firmado ya las actas de expropiación de todas las parcelas que han pasado a estar bajo titularidad municipal y que se ubican en la zona de San Telmo.

No se trata únicamente del terreno que ya se ocupó a finales del año 2011 para completar el trazado de la calle Jardines, sino también de una serie de terrenos sin urbanizar que se encuentran detrás de las instalaciones deportivas.

Además, el Ayuntamiento recibe otros espacios, como el necesario para abrir una calle junto al recinto de San Telmo para unir las calles París y Tello Téllez. También las instalaciones deportivas pasan a ser definitivamente de titularidad municipal, en lugar de estar cedidas temporalmente, como hasta ahora.

De esta forma, el Ayuntamiento consigue legalmente las parcelas que necesitaba en su día para completar la calle Jardines, pero se ve obligado a pagar por ellas una enorme cantidad de dinero, en torno a 26,7 millones de euros, con los que la Diputación pretende insuflar un poco de liquidez a todos los ayuntamientos de la provincia, incluido también el de la capital, que no se quedará fuera del reparto (era una cláusula pactada durante las negociaciones que durante más de un año se han venido desarrollando para encontrar una fórmula técnica y jurídica adecuada que permitiese pagar al Ayuntamiento sin arruinarse.

Y ese modelo de distribución de los fondos obtenidos es el que ayer precisamente aprobó el pleno de la Diputación, prácticamente por unanimidad, con solo la abstención del Grupo Mixto (Ganemos Palencia), en alguno de los apartados.

Así, el pleno de la corporación provincial aprobó ayer, por un lado, el Plan extraordinario de impulso a la agenda rural frente al reto demográfico, pero también el Programa de Cooperación económica para la conservación, ampliación y gestión de los Patrimonios Municipales del Suelo de la Provincia, así como el Programa de Cooperación económica para dotaciones urbanísticas en municipios sin planeamiento general.

Se trata de tres planificaciones que conllevan la distribución en su conjunto de 23,5 millones de euros entre los municipios palentinos. «En este pleno, hemos dado un paso muy importante para todos los ciudadanos de la provincia, pero también de la capital, porque palentinos nos sentimos todos. Además, se cumplen dos principios fundamentales para este equipo de gobierno, el triunfo de la política útil, la que sirve para resolver problemas y que los recursos públicos y patrimoniales están al servicio de los ciudadanos», manifestó ayer Ángeles Armisén tras el pleno, insistiendo en su defensa de que «la política del consenso y del acuerdo lo que hace es ayudar a resolver problemas de la sociedad».

Los tres grandes programas de inversión que se aprobaron ayer se desarrollarán a través de diferentes convocatorias de ayudas a las que podrán acceder los ayuntamientos.

La de mayor cuantía, dotada con 17,6 millones de euros, es la destinada a crear un fondo de conservación y promoción de los patrimonios municipales del suelo, con lo que únicamente pueden acceder a estas ayudas los municipios que cuentan con planeamientos urbanísticos aprobados (PGOU) o con normas urbanísticas. Son los de mayor tamaño y su número asciende a unos setenta. Ángeles Armisén indicó que la cuantía mínima que podrán recibir estos ayuntamientos es de 10.000 euros.

En esta convocatoria es en la que entra la capital, según los acuerdos alcanzados durante la negociación, que se beneficiará con una ayuda de 9,5 millones de euros, ya que la asignación de los fondos se ha realizado con criterios objetivos como la población y con cocientes correctores en cuanto a la dificultad de aplicación de las normativas urbanísticas correspondientes.

Por su parte, el fondo de inversión para los municipios que no cuentan con planeamiento urbanístico ni con normas subsidiarias tiene una cuantía de 1,54 millones de euros y las consignación mínima que puede recibirse por ayuntamiento será de 8.000 euros.

La presidenta de la Diputación explicó que «hay un tercer fondo, que es el del gasto corriente. Dada la situación del precio de la electricidad, del incremento de los combustibles, la calefacción…, esos incrementos que no paran, los ayuntamientos tienen que seguir cumpliendo con la prestación de los servicios básicos a los vecinos, encendiendo la luz y llegando el depósito de los vehículos. Es un incremento muy importante en los costes y ese dinero lo tienen que detraer de otros recursos que normalmente se destinarían a mejorar la calidad de vida de los vecinos».

Por ello, Armisén indicó que se ha aprobado una consignación de 1,65 millones de euros para ayudar a sufragar el gasto corriente de los ayuntamientos. «Creemos que supone liberar recursos propios municipales para seguir prestando servicios y mejorando la calidad de vida de los vecinos», recalcó.Los fondos procedentes de la resolución de la calle Jardines permitirán a la Diputación crear otra serie de ayudas para los ayuntamientos destinadas a paliar necesidades de los municipios en diferentes ámbitos.

Está dotado con 2,7 millones y refuerza muchas de las convocatorias de ayudas habituales que no siempre pueden llegar a satisfacer todas las demandas de ayuda.

El primer apartado , dotado con 750.000 euros, es para edificios e instalaciones afectos al sector público de titularidad de entidades locales, como consultorios médicos, centros socioculturales, bibliotecas, piscinas, almacenes municipales, cualquier inmueble destinado al servicio público.

El segundo afecta a las instalaciones deportivas de titularidad pública. «Somos conscientes de que la práctica deportiva está interiorizada en nuestra sociedad, es, además una de las actividades de ocio más importantes en nuestro medio rural, y mejorar las instalaciones deportivas es una de las cuestiones más demandadas por nuestros vecinos. Vamos a dotar estas ayudas con una partida de 800.000 euros para mejorar las instalaciones deportivas», manifestó Armisén, quien señaló también que «el pasado mandato ya hicimos una convocatoria muy intensa para mejorar los parques infantiles y las áreas biosaludables, pero es verdad que han surgido nuevas necesidades tras estos años, y por eso una nueva convocatoria de 400.000 euros».

Además, se suplementará también el programa de éxito de voluntariado ambiental, denominado ‘A huebra’, que une la convivencia de los pueblos con proyectos para mejorarlos. La dotación para este programa será de 350.000 euros.

«Y por último, caminos rurales, siempre hay demanda, y aunque sacáramos convocatorias continuadas, no llegaríamos a cubrir todas las demandas, pero aun así hay que hacer una convocatoria extraordinaria de 400.000 euros», manifestó la presidenta de la Diputación.

Armisén indicó también que en los próximos meses habrá una segunda fase del programa de ayudas al sector económico y los autónomos, a través de una línea de ayuda al tejido industrial, que según indicó se publicó ayer mismo en el Boletín de la Provincia.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…