La incertidumbre y la inflación lastran las ventas de coches

El Norte de Castilla

14 de agosto de 2022

La matriculación de 259 híbridos y 63 eléctricos este año frente a 27 de gasolina y diésel evidencia el cambio de tendencia. Las matriculaciones de vehículos comerciales ligeros registran una fuerte caída con una reducción del 17,9%.

La época estival no parece animar a cambiar, renovar o adquirir un nuevo vehículo. Unas matriculaciones que han caído debido, principalmente, a la situación económica que se está atravesando. El aumento de la inflación y de los precios, así como la escasez de semiconductores continúan lastrando la llegada de vehículos a los concesionarios. A nivel nacional, hasta el mes de julio, las ventas de turismos y todoterrenos ya acumulaban una caída del 11% respecto al mismo período de 2021.

Las matriculaciones de vehículos comerciales ligeros registran una fuerte caída con una reducción del 17,9%, al contrario que los vehículos industriales, autobuses, autocares, microbuses que mantienen en verano un crecimiento del 18,8% y que coincide con la época de mayor movilidad. La adquisición de vehículos nuevos en Castilla y León registra una caída del 18,11% respecto al año pasado. Los turismos de gasolina han disminuido un 30,24% mientras que los coches diésel lo hacen un 25,63%. En contraposición figuran los coches eléctricos e híbridos que aumentan en un 2,05%.

En Palencia, el número de matriculaciones respecto a julio del año pasado es de un 1,57% menos siendo de 127 en 2021 y 125 en 2022. Los vehículos de gasolina han descendido en un 43,33% mientras que los de diésel han aumentado un 53,85% y el resto como eléctricos e híbridos un 24,39%.

En la provincia, este año ya se han matriculado 27 coches diésel y gasolina, 63 eléctricos y 259 híbridos. Unas cifras que dejan de manifiesto el cambio de tendencia en la compra y el consumo de los palentinos que comienzan a decantarse por esta nueva alternativa convirtiéndose en los más demandados por los nuevos compradores.

El perfil de los compradores varía dependiendo de las necesidades que presenten a la hora de dirigirse a los concesionarios, pero los responsables de estos destacan que el promedio se mueve entorno a los 50 años. Esta es la franja de edad que mayor poder adquisitivo tiene ya que los jóvenes «no tienen dinero ni posibilidades para comprar uno».

Además, cabe destacar también que los funcionarios de la administración pública son también quienes más cambian de coche debido, sobre todo, a la estabilidad laboral y económica de la que disponen y de la que los trabajadores pertenecientes al sector privado no tienen.

Tomás Franco, jefe de ventas del concesionario Skoda Palencia Talleres Auto FFAM, reconoce que el sector se encuentra ahora mismo en un momento crítico. Desde el año 2008, cuando estalló la crisis, este mes de julio ha sido el segundo peor de la serie histórica desde entonces solo por detrás del año 2012. La complicada situación económica se ha unido a una falta de automóviles que pone en jaque a un sector golpeado. «Esto se está complicando en exceso, no tenemos ni coches ni clientes. Esta es la peor combinación posible. Hay quien dice que el problema es que no tenemos coches, que es verdad, pero el principal problema es la falta de clientela y más en una ciudad como Palencia», afirma Tomás Franco.

Ahora mismo, la venta de automóviles en Palencia está compuesta por un 50% de diésel y gasolina y un 50% restante de coches híbridos y eléctricos. El diésel ha caído de forma importante pero todavía hay conductores que lo prefieren frente a la gasolina, en gran parte, por la cantidad de kilómetros que realizan.

Comprar según la necesidad

Los concesionarios recomiendan comprar el vehículo que mejor se adapte a las necesidades que el cliente presente en el momento de la adquisición, ya que «todo puede cambiar y lo que ahora está denostado mañana puede dejar de estarlo». El uso que se va a dar al vehículo, ciudad o carretera, los kilómetros que se prevé realizar durante el año y la necesidad para comprar el vehículo son clave a la hora de decidirse por un tipo de coche u otro y son los aspectos para tener en cuenta a la hora de decantarse por un coche diésel, gasolina, híbrido o eléctrico.

El cuanto a las preferencias a la hora de elegir un modelo u otro de coche o un color, los concesionarios explican que varían con los años ya que antes se valoraba mucho el motor y sus características y ahora los clientes prefieren conocer mejor los sistemas de frenado o la navegación que ofrece el coche.

Las condiciones de compra también han variado en estos años según señala Mariano José Díez, de AutoPalsa Ford y Citroën Palencia. «Se han retirado los planes de ayudas, se ha vuelto a poner el impuesto de matriculación y ahora con la inflación ha subido mucho. A pesar de ello, es buen tiempo para comprar lo que tenemos disponible», explica.

Aunque ahora mismo el mercado dispone de pocos coches, la mejor oferta se encuentra en los vehículos que ya se encuentran en los concesionarios. En caso de que encaje el stock disponible con el cliente, la oferta es muy buena.

La situación se complica si hay que pedirlo a fábrica, lo que aumentaría los plazos de entre en hasta diez meses. En AutoPalsa Ford y Citroën Palencia, el perfil que reciben es el de alguien a quien se le ha roto el coche o tiene que sustituirle porque ya no cubre las necesidades que tiene. Además, también cuentan con muchos trabajadores que necesitan un vehículo para desplazarse a un nuevo lugar de trabajo.

Mariano José Díez también hace hincapié en que «cada uno tiene que comprar lo que necesita sin pensar si dentro de cinco años el Gobierno va a decidir si eso es bueno o malo. Lo importante es lo que necesita ahora, por lo que se sigue vendiendo de todo».

Dentro de las ofertas más demandas por los concesionarios se encuentran los automóviles de Kilómetro 0 en los que se pueden adquirir tanto los automóviles que usa la marca como los de demostración. Y ahora mismo se está vendiendo más kilómetro 0 que nuevo debido a su disponibilidad inmediata y, también, a su menor precio. En este tipo de compra, el perfil de clientes es el mismo que el que compra un coche nuevo ya que la única diferencia se encuentra en la disponibilidad inmediata de la que sí se dispone en este tipo de vehículos ya que mucha gente se retrae al tener que esperar por un coche más de medio año.

Mercado de ocasión

El mercado de ocasión también cae un 11,33% durante este año en la provincia de Palencia son tan sólo 485 compras de estos vehículos. La falta de stock de modelos jóvenes continúa haciendo mella en un mercado que está siendo de igual forma golpeado por la situación económica y la falta de vehículos disponibles. Este es el principal motivo por el que es necesario seguir recurriendo a los mercados exteriores para poder aprovisionarse de vehículos ya que en España ahora no están disponibles. Todo ello está marcando un mercado de ocasión que se encuentra a la baja y que le está haciendo más pequeño y con menos competitividad.

En concreto, las ventas de coches seminuevos retrocedieron el mes pasado un 24,8% mientras que las operaciones con modelos de entre uno y tres años descendieron hasta un 21,1%, lastrando el conjunto del resultado.

Al igual que en el caso de los concesionarios de vehículos nuevos, los de ocasión coinciden en señalar la mala situación que atraviesan, sobre todo, desde principios de año. La falta de vehículos es el mayor escollo con el que se topan los responsables de este tipo de negocios que no encuentran ahora mismo donde poder comprar.

El mercado de los coches de ocasión está casi paralizado desde comienzos de verano y hay algunos negocios que aseguran que, desde hace años, este es el peor momento que están atravesando ya que es en el que menos oferta están pudiendo ofrecer a sus clientes.

Víctor Ríos, de Multimarca Iván-Bosch Car Service de Palencia, explica que «como no hay coches nuevos, tampoco hay coches de segunda mano por lo que la compra está muy difícil. Además, ha subido el precio hasta un 10% respecto al año pasado».

Lo que más se vende en este mercado son coches utilitarios, con una media de cinco a diez años y de gama media tirando a alta. Y el perfil de los compradores es muy diverso ya que hay desde personas jóvenes que buscan coches pequeños hasta más mayores que quieren uno algo más grande.

Los jóvenes eligen este tipo de automóviles, sobre todo, cuando se sacan el carné de conducir como primer vehículo para soltarse en la conducción mientras que el resto lo hacen cuando se les avería o rompe el coche que tenían y como «emergencia» ante el imprevisto que les ha surgido.

Aunque los modelos eléctricos puros de segunda mano solo representan el 0,7% del mercado, han crecido un 19,9% en el mes de julio, lo que constata un cambio también en los negocios de segunda mano y de ocasión hacia los coches eléctricos e híbridos.

La falta de modelos jóvenes por la falta de ‘stock’ derivada de la crisis de los chips continúa marcando la pauta de un mercado que, aunque recurre a las importaciones, representa tan sólo un porcentaje residual con apenas el 6% de todas las operaciones.

La antigüedad media del vehículo usado se sitúa en casi 12 años y supera los 14 de las operaciones entre particulares que suponen el 60% de estas transacciones de compraventa de segunda mano.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…