La falta de mano de obra y de suministros suben el precio de la vivienda

El Norte de Castilla

21 de febrero de 2022

El mercado inmobiliario incide en que el valor de la obra nueva se reajustará a la realidad, con un alza cercana al 5%. Los precios de las viviendas en la capital protagonizaron el pasado año la mayor caída a nivel nacional, con un 10,6%

El mercado inmobiliario de Palencia ha sabido resistir los embates de la crisis sanitaria y sortear la incertidumbre generada con éxito. No obstante, los precios de las viviendas no se han mantenido impasibles ante esta situación y han ido fluctuando hasta convertir a la provincia, según un informe compartido por el portal inmobiliario Pisos.com, en la protagonista de la bajada más pronunciada en 2021 respecto al año anterior, con una variación porcentual de 5,67%. La capital siguió la misma dinámica con un descenso en el precio del 10,64%, la mayor caída a nivel nacional. Un desajuste de precios respecto a los datos de las ciudades vecinas que no asustan al sector. «Es cierto que los precios han bajado bastante, sobre todo en las viviendas de segunda mano, pero hablamos de ciclos», asegura David Gutiérrez, responsable de la inmobiliaria Ingucasa.

Un ciclo de descensos en el precio de la vivienda que parece haber llegado a su fin. La crisis de suministros que amenaza el sector de la construcción y la falta de mano de obra conduce a una inevitable subida en el precio. «Nosotros en los próximos meses vamos a aumentar el precio de los pisos porque, si sube la materia prima, tenemos que responder con un encarecimiento para buscar esa rentabilidad», afirma Óscar Herrero, responsable de Promueve. El futuro inmediato de la obra nueva es que su valor se reajuste a la realidad, donde se esperan que los precios suban, como afirma Óscar Herrero, «cerca de un 5%, y hablamos de bastante dinero». Por esta razón, los expertos recomiendan este momento como el óptimo antes de que estas predicciones se conviertan en realidad. «Hay materias primas que han subido hasta un 20%, y eso se refleja en el precio final, por lo que parece oportuno comprar ahora antes de ese incremento inminente», comenta David Gutiérrez.

Esta oportunidad que las inmobiliarias llevan advirtiendo los últimos meses ha tenido como resultado un balance positivo en la venta de viviendas. «Se ha vendido bastante, la gente tiene en cuenta que es un muy buen momento», indica el responsable de Promueve. Mientras la venta de viviendas responde a un buen ritmo, los locales no tienen el mismo resultado en la capital palentina. El cese de comercios deja a Palencia, como indica Juan Carlos Iglesias, responsable de la inmobiliaria Pasaje, «como una de las mayores perjudicadas en lo que a locales se refiere porque la gente no se arriesga a iniciar un negocio».

Ese temor a emprender mientras las persianas de empresas tradicionales no dejan de bajar impide, en parte, dar salida a los locales vacíos. «Tampoco es que aportemos mucho los palentinos, nos quejamos de que el comercio se viene abajo pero no consumimos en la capital y al final es la pescadilla que se muerde la cola», lamenta Juan Carlos Iglesias. Una deriva que pone de manifiesto la dificultad de progreso de la capital palentina que, en palabras del responsable de la inmobiliaria Pasaje, se incrementa ante «las dificultades que pone el Ayuntamiento al emprender un negocio». «En vez de dar facilidades para abrirlo, te pone trabas y esto nos afecta a todos, también al mercado inmobiliario», afirma.

Conversión en garajes

Por ello, para dar salida a los locales vacíos que reflejan la decadencia comercial de Palencia, el sector propone que se modifique su utilidad para poder convertir esos inmuebles desocupados en garajes.

«Los locales de uso comercial no parecen tener mucho futuro en Palencia, exceptuando alguna zona concreta», aclara Óscar Herrero. Así, la posibilidad de ampliar la oferta de garajes parece, en palabras del responsable de Promueve, «una idea que va a venir bien a todos los palentinos e íbamos a desocupar bastante el centro». La excesiva demanda de garajes frente a la escasa oferta que presenta la capital posiciona este proyecto como una oportunidad de negocio; no obstante, convertirlo en realidad no parece tan sencillo.

«Que hay una necesidad es evidente, pero otra cosa es que urbanísticamente se pueda hacer, porque no todos los locales que hay disponibles son aptos para convertirse en garajes, puesto que depende de muchos criterios», indica David Gutiérrez.

Una ciudad cada vez más peatonalizada que reduce los espacios de aparcamientos al mínimo convierte la búsqueda de garaje en toda una odisea. «Las terrazas de los bares han quitado también mucho espacio para aparcar en el último año, al final el garaje se convierte en una necesidad», apunta el responsable de Ingucasa. Una oportunidad de negocio que, aunque en los últimos años ha disminuido su rentabilidad, ofrece más salida que los locales. La rentabilidad de los garajes en Castilla y León ha caído un 0,7% desde 2020, aunque el sector inmobiliario palentino mantiene que los garajes son rentables. «Es cierto que lo es mucho más un trastero, pero también es verdad que son más rentables que los locales ahora mismo», explica Óscar Herrero. En orden de rentabilidad, los garajes se situarían terceros en la escala por debajo de pisos y trasteros. «En apartamentos hablamos en torno a un 6% y en garajes, un 3,5%», comenta David Gutiérrez.

Madrid concentra la demanda de compraventa de viviendas

Madrid ciudad y otros seis ayuntamientos de la Comunidad de Madrid lideran el ranking de ciudades con una mayor presión de la demanda de compraventa de viviendas, según el informe anual del mercado residencial de 2021 publicado por Idealista. Junto a la capital madrileña, Getafe, Pozuelo de Alarcón, Móstoles, Torrejón de Ardoz y Alcalá de Henares ocupan los primeros puestos en lo relativo a presión de la demanda sobre la oferta de viviendas en el cuarto trimestre del pasado año.

Detrás de estas localidades, se sitúan otras capitales de provincia como Pamplona, Zaragoza, Las Palmas de Gran Canaria o Sevilla. Barcelona, una de las ciudades donde se registran los mayores precios de la vivienda, también se encuentra entre las localidades con una demanda relativa superior a la media, aunque se sitúa en el decimoséptimo puesto, por detrás de ciudades más pequeñas como Huesca o San Sebastián.

Difícil salida para garajes y trasteros que no van incorporados a la compra del piso

La rentabilidad de los garajes entra en conflicto con la comodidad de los palentinos que optan por «inmuebles que tengan ya su propio garaje porque no quieres desplazarse para coger el coche», apunta David Gutiérrez, responsable de Ingucasa. Sin embargo, con los trasteros no existe ese problema porque «no es de un uso tan cotidiano, por lo que no hay problema si está más alejado de tu vivienda». Así, por detrás de la rentabilidad del piso se situarían estos inmuebles, donde también existe una carencia importante en la capital palentina.

«No hay oferta de trasteros, y cuando se queda uno libre, vuela», señala David Gutiérrez. El estilo de vida actual obliga a los palentinos a requerir de un segundo espacio para guardar aquellas pertenencias que no tienen lugar en su domicilio habitual, pero de las que no se quieren desprender. «Vivimos en una sociedad cada vez más consumista, el particular necesita guardar cada vez más cosas y por ello tiene que recurrir a un segundo inmueble», apunta Iván Maldonado, CEO de la empresa Necesito un trastero.

Un negocio que surgió por la excesiva demanda que notificaban los palentinos y que hoy, tras cuatro años en la capital palentina, deja al descubierto un recorrido positivo.

«Damos cobertura tanto a familias que lo necesitan como a autónomos que necesitan un espacio para guardar, por ejemplo, su material de trabajo», añade. Unos metros extra donde guardar aquellos materiales «con un sistema de seguridad continuado que no ofrecen los trasteros tradicionales», aclara el responsable. La respuesta ha sido tal, que se plantean iniciar una segunda apertura en Palencia para aumentar la oferta. «La ocupación que tenemos es muy alta, prácticamente total, y vemos que sigue existiendo una necesidad que podemos satisfacer», explica Iván Maldonado.

Con la misma idea inició el negocio Jesús García, que tras tener un local durante quince años cerrado pensó en darle salida con una oportunidad que se presenta interesante. Así, inauguró en octubre 74 trasteros en una zona céntrica de la capital, La Puebla, con la intención de dar cabida a esa demanda esperada, que va calando poco a poco y de la que espera un impulso en cuanto se supere la pandemia.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…