La brecha salarial entre mujeres y hombres cae 3,75%

Diario Palentino

23 de febrero de 2022

Un informe de UGT indica que se ha percibido en cinco años y, tras la presión de sindicatos mayoritarios, la situación ha mejorado en la provincia al subir el SMI más de un 30%, pasando de los 655 a los 950 euros.

Las diferencias del salario medio entre mujeres y hombres en la provincia descendió desde 2016 hasta 2020 un 3,75%, quedando en torno al 20,03%. Según los datos de la estadística que publica anualmente la Agencia Estatal de Administración Tributaria sobre Mercado de Trabajo y Pensiones, ha pasado de ser en los cinco últimos años de 4.844 euros a 4.250 euros, lo que supone un descenso de 594 euros, por los 181 de Castilla y  León y los 152 euros a nivel estatal en el mismo período.

Así lo señaló UGT tras la celebración el lunes del Día Mundial de la Brecha Salarial. El sindicato explicó que este descenso se debe, en parte, «a la insistente reivindicación de las organizaciones sindicales mayoritarias, logrando que Salario Mínimo Interprofesional (SMI) subiera más de un 30%, pasando de los 655 euros a los 950, y este incremento tuvo un impacto en la brecha salarial en la provincia mayor al registrado a niveles superiores, sobre todo al  partir de una situación más desfavorable, casi un 24% en 2016».

En la distribución por sexos en cada tramo de cuantía, en torno al 67% de las  mujeres asalariadas en Palencia perciben menos de 1,5 veces el SMI en 2020, el 54% en caso de los hombres. De ellas casi 7.000 ni siquiera alcanzan la cuantía para ese año (950 euros al mes) y a medida que subimos en cuantía media, la distribución por sexos se invierte.

«Esto es una clara evidencia de la infravaloración del trabajo de las mujeres y de que hay un mayor número de estas que de hombres concentradas en niveles bajos de salarios y un menor número en niveles más altos», tal y como indicó UGT en su informe.

Los mayores porcentajes de brecha salarial se encuentran en sectores muy feminizados, como el comercio y los servicios a las empresas, con cifras respectivas del  28,23% y el 25,90%.

«Por eso podemos constatar que el incremento del SMI ha favorecido muy especialmente a las mujeres, queda mucho trabajo por hacer a través del  dialogo social y la negociación colectiva. No podemos perder de vista  que los salarios medios de las mujeres en Palencia durante een 2020 fueron de 17.219 euros brutos y siguen soportando una brecha del 20,03% sobre el salario medio de los hombres para el mismo año, que estuvo en torno a los 21.469 euros», concluyó UGT.

 CSIF dice que la pandemia agrava la discriminación

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) señaló ayer que la crisis del covid-19 no solo ha supuesto un problema social, sanitario y económico a  gran escala, sino que también ha afectado de forma específica al equilibrio entre vida y trabajo entre hombres y mujeres, «agravando la de por sí elevada brecha salarial y las diferencias en el ámbito laboral, con una discriminación evidente hacia la mano de obra femenina».

El análisis de CSIF puso de manifiesto también que la diferencia entre hombres y mujeres con contratos temporales se ha multiplicado por diez en la pandemia. «Si en el el último trimestre de 2019 había 27.700 mujeres más en contratación temporal, en el mismo período de 2021 se produjo una subida de 272.500 más», indicó.

También señaló que, al analizar los salarios medios de los Ertes de enero 2022, se ve cómo  la brecha se eleva al 34,6 por ciento, una diferencia inédita en las últimas décadas,  con un salario medio de los hombres de 17.577 y de 11.487 de las mujeres.

Asimismo, la organización sindical más representativa en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado analizó diferentes indicadores (Agencia Tributaria, EPA, Seguridad Social,  Boletín Estadístico de las Administraciones Públicas) y, con los últimos datos de la EPA concretó que «hay más del triple de mujeres que hombres contratadas a tiempo parcial».

En la misma línea, señaló que la pandemia elevó a 337.300 el número de mujeres que trabajan a tiempo parcial para el cuidado de familiares y ellas representan el 94,9 por ciento de estos contratos. Por el contrario, el número de  hombres que reducen su jornada por este motivo ha descendido.

«Si miramos las cifras del paro, sigue habiendo más mujeres (1,6 millones frente a 1,4 millones de hombres). Por otra parte, aunque se ha producido una mejoría general  en el empleo, comprobamos como el paro en los hombres se ha reducido el doble respecto a las mujeres en el último año. O lo que es lo mismo, desciende a la mitad de ritmo en ellas», añadió.

Igualmente, en el análisis realizado por CSIF se apunta que le ha llamado la atención el dato de parados por estado civil. Según este indicador, 756.200 mujeres casadas están en paro frente a 431.400 hombres, casi el doble.

CSIF quiso rendir con motivo del Día Mundial de la Brecha Salarial del pasado lunes un homenaje de manera singular a las mujeres. «Con todas las dificultades añadidas que suponen las tradicionales desigualdades y situaciones de discriminación,  están en primera línea luchando en esta crisis y velando por la salud, las prestaciones y  los servicios que recibe la ciudadanía: profesionales de la sanidad, docentes, administrativas, cajeras de supermercado, trabajadoras del campo, trabajadoras de  todos y cada uno de los sectores que se han vistogolpeados… Gracias por vuestro trabajo», concluyó el sindicato.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…