Iberdrola vuela mañana la chimenea de la térmica

Rubén Abad

29 de junio de 2022

La demolición de la estructura de hormigón, en funcionamiento desde 1984 hasta la desconexión de la planta, está prevista a las 16 horas y durará unos pocos segundos desde el momento del disparo.

Iberdrola dará mañana un paso más en el desmantelamiento de la central térmica de Velilla del Río Carrión con la voladura con explosivos de la chimenea del Grupo II, con una altura total de 175 metros y  5.400 toneladas de peso.

La demolición de la estructura de hormigón, en funcionamiento desde 1984 hasta la desconexión de la planta, está prevista a las 16 horas y durará unos pocos segundos desde el momento del disparo. Esta se llevará a cabo «con las máximas garantías de seguridad y un mínimo impacto ambiental». Así, según fuentes consultadas por Diario Palentino, se procederá al desalojo de las instalaciones en un radio de 200 metros de la zona de voladura. Este radio no comprende ninguna vivienda ni instalación exterior a la central térmica.

Entretando, continúan los trabajos de desmontaje del complejo industrial y la valorización de los residuos que de ella se pueden recuperar. Unos trabajos que se han completado ya al 50 por ciento y en los que colaboran proveedores y medio centenar de profesionales especializados, la mitad locales. 

De esta manera, la multinacional continúa avanzando en su estrategia de sostenibilidad, basada en la electrificación de la economía y orientada a la lucha contra el cambio climático y la creación de riqueza y empleo en las comunidades donde opera.

MEGAVATIOS VERDES

El plan de inversión de Iberdrola en Castilla y León prevé la instalación de 1.800 megavatios verdes. El proyecto de transformación de la Montaña incluye la construcción de uno de los mayores complejos fotovoltaicos de la región, más redes inteligentes y movilidad sostenible, proyectos de economía circular y una Plataforma de Innovación Cudadana para incentivar el emprendimiento.

La compañía obtuvo recientemente luz verde ambiental para una de sus plantas fotovoltaicas en Palencia, Virgen de Areños III, que con 50 MW y más de 92.000 módulos, tendrá capacidad para suministrar electricidad a 27.000 hogares y evitará la emisión de 12.000 toneladas de CO2. La inversión ronda los 35 millones de euros y durante la construcción habrá un gran componente local de proveedores, con hasta 250 empleados en períodos punta de trabajo.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás también te interese leer…