Es un adiós, no un hasta luego

Diario Palentino

19 de noviembre de 2023

‘Recigarum’, el nuevo tratamiento financiado por la Seguridad Social para dejar de fumar promete aborrecer la nicotina y está teniendo “un gran éxito”.

Durante el año pasado, 129 personas fueron diagnosticadas de cáncer de pulmón. Este tipo de tumor, con mayor incidencia en hombres, es el que más muertes causa en España. Los fumadores, aunque sean ocasionales, son entre 15 y 30 veces más propensos a contraerlo y por eso el Ministerio de Sanidad inicia una nueva batalla para intentar acabar con el tabaco a través de ‘Recigarum’, un nuevo fármaco para dejar de fumar en 25 días.

Este medicamento se puede encontrar ya en las farmacias. Es el segundo fármaco recetado por los profesionales de la sanidad pública para decir adiós a los cigarrillos y augura buenos resultados. “Quienes lo han probado y terminan el tratamiento, llegan incluso a aborrecer la nicotina”, explicó José Bermejo, un farmacéutico palentino que reconoce que en los últimos días han sido muchas las personas que se han acercado a interesarse por este nuevo tratamiento. Si realmente funciona, si tiene contraindicaciones, si en su caso es recomendable o qué pasara si acaban recayendo son las preguntas que más se están repitiendo estos días tras los mostradores de las farmacias.

El farmacéutico puede asesorar pero lo cierto es que para poder conseguirlo subvencionado es necesario acudir al médico de cabecera. “Con la receta pasa de costar más de 100 euros a tan solo 40, menos incluso si se es pensionista”, aclaró.

Es un adiós, no un hasta luego

Se trata de una buena solución para aquellos que llevan muchos años fumando y que, aunque lo hayan intentado, no han sido capaces de dejar de fumar ni si quiera recurriendo a parches, chicles o sprays. Productos, todos ellos, que a diferencia de ‘Recigarum’ suponen un aporte directo de nicotina al organismo. “Este nuevo tratamiento ataca directamente a los receptores de nicotina”, explicó Bermejo. Y eso, ¿Qué significa? Pues que este medicamento reduce la dependencia tabáquica y además, minimiza la tan temida ansiedad, uno de los aspectos que más miedo da a aquellos que quieren dejar de fumar.

Así lo reconoce Mercedes Sánchez mientras pasea por la calle con su cigarrillo. Cuenta que lleva fumando más de 40 años y que los nervios y la ansiedad siempre la echaron para atrás a la hora de dejar este hábito tan perjudicial para la salud. Lo mismo opina Josefa Arastegui, cliente de la farmacia y fumadora “ocasional”. En su caso reconoce “haber probado de todo” aunque nunca ha conseguido dejarlo. Tras ella, Ana Rodríguez, otra palentina, asiente con la cabeza mientras la escucha. “Yo animo a todos a dejar de fumar. Mi marido murió por culpa del tabaco y dejarlo es lo mejor que pueden hacer por ellos mismos y por los que le rodean”, confesó. 

En este caso, la principal novedad con respecto a ‘Todacitán’, el anterior fármaco sufragado por el Sistema Nacional de Salud y que incluso llegó a agotarse en las farmacias, es que ‘Recigarum’ se presenta en forma de blíster calendarizado para evitar olvidos y mejorar su adherencia. Hasta el tercer día hay que tomar un comprimido cada dos horas aunque la dosis se va reduciendo de una forma progresiva hasta las dos pastillas al día. El paciente debería olvidarse del tabaco al quinto día de empezar el tratamiento y nunca seguir fumando mientras se toma la medicación porque eso podría provocar reacciones adversas en el cuerpo del paciente. Además, aquellos que recaigan nada más finalizarlo, podrán probar de nuevo pasados dos o tres meses aunque esa nueva oportunidad ya no estará subvencionada por la Seguridad Social. 

En realidad, no hay ningún secreto y lo más importante para pasar a ser un exfumador es estar realmente convencido. Así lo cree también, Valeria Sánchez, psicooncóloga de la Asociación Española Contra en Cáncer en Palencia (AECC) donde se crean grupos de apoyo para ayudar a dejar de fumar. Allí, han constatado que, aproximadamente el 48% de los que participan consiguen olvidarse del tabaco pero que los resultados varían mucho en función de si la persona acude por decisión propia o si lo hace presionado, por ejemplo, por el entorno familiar. “Durante este 2023 se realizaron tres grupos y de las 20 personas apuntadas, diez consiguieron dejar de fumar y siete de ellas siguen sin probar el tabaco”. 

Sánchez recuerda además que lo habitual es relacionar el tabaco con el cáncer de pulmón olvidando que puede estar detrás o potenciar muchas otras enfermedades como el cáncer de laringe, la hipertensión, la bronquitis o los accidentes cerebrovasculares. “El humo del tabaco tiene 4.000 sustancias químicas, de los cuales, 250 son nocivos y 50 son cancerígenos siendo el alquitrán el más perjudicial”, desgranó. 

Estos talleres organizados por la AECC cuentan con la supervisión de una médico que asesora y ayuda a las personas inscritas. “Esto demuestra que acudir al médico de cabecera y pedir ayuda es siempre una buena opción”, remarcó Sánchez. Una manera de evitar problemas de salud y empezar una nueva vida libre de humos.  

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Protegidos por reCAPTCHA
Politica – Términos.

Quizás también te interese leer…