El Zunder Palencia reina en solitario

Jesús García-Prieto

29 de octubre de 2022

Los morados, invictos esta campaña, doblegan con una gran defensa al equipo con mayor presupuesto de la categoría. Los de Pedro Rivero superan al Andorra en un choque de gran intensidad y derroche físico, que comenzaron a dominar en el segundo cuarto.

La lucha entre David y Goliat se saldó este viernes con la victoria del Zunder Palencia, que lanzó la piedra con su honda, ante un gran Morabanc Andorra tras un excelso partido, en el que la intensidad y el derroche físico fueron los protagonistas (72-63). Los morados son por fin líderes en solitario y muestran sus galones en una Liga tan competitiva como la LEB Oro.

Ya fuera por los nervios o quizá por la emoción ambos comenzaron con errores en el ataque y en la defensa, pero Borg y Llovet no tardaban en abrir la lata para los visitantes, aunque Wintering recortaba poco después desde la línea de los libres y con una canasta que dejaba el encuentro en los primeros tres minutos con 3-6 a favor del conjunto andorrano. No despertaron los morados a lo largo de los siguientes minutos, pero tampoco lograba escaparse su rival en un electrónico que parecía haberse fijado en el mismo resultado.

Poco a poco, el público se iba empapando de la intensidad del partido y protestaba alguna decisión cuestionable de los árbitros del encuentro. Johnny Dee y Burg siguieron sumando para los pupilos del exentrenador palentino Nacho Lezcano, que ya doblaban en puntos a los colegiales a falta de tres minutos para el final del primer acto (5-10). Pero los palentinos no se daban por vencidos.

Respuesta local

Rozitis y Manu Rodríguez volvían a recortar y Germán Martínez, con un gran triple, dejaba el partido prácticamente igualado a falta de un minutos para el final del primer cuarto (12-14). Aún quedaba tiempo. Un imponente tapón de Germán Martínez regalaba la posesión a los de Pedro Rivero, que igualaban el partido a doce segundos para el final entre una inmensa ovación del Pabellón que coreaba a voz en grito: «Vamos mi Palencia, vamos campeón». Una pena que Dos Anjos, exjugador morado, sobre la bocina, deshiciera la igualdad (14-16).

Ambos conjuntos siguieron derrochando intensidad en el inicio del segundo cuarto, mucho más por parte del quinteto local que, gracias a dos triples espléndidos de Manu Rodríguez, se pusieron por primera vez por delante en el luminoso (24-20).

Tras una racha de grandes tapones, robos y rebotes, los morados seguían con ventaja, aunque mínima ya que la anotación continuaba siendo baja a falta de tres minutos para el descanso (28-24). Esto forzó a los andorranos a intentarlo con lanzamientos de tres, pero no les salían las cosas, por lo que Lezcano pidió tiempo muerto para intentar arreglarlo. Estaba saliendo todo a pedir de boca para el Zunder Palencia, que se daba el lujo de ataques exquisitos como un brillante ‘alley oop’ de Alec Wintering a Tanner McGrew, que no se quiso conformar con eso y anotaba de tres en la siguiente jugada (33-24).

La desesperación en el banquillo visitante tras el buen juego del conjunto local sirvió para que Lezcano recibiese una técnica por protestar una falta a Chema González. Ahora la ventaja era de +10 para los palentinos. El propio Chema anotaba la última canasta antes del descanso para dejar el electrónico en 40-29.

No arrancó bien la segunda mitad del partido para los palentinos. Dos Anjos comenzaba anotando y Speight (otro exjugador morado) se sumaba al contrataque para dejar el partido en 42-38. En ese preciso momento, Pedro Rivero decidió solicitar tiempo muerto y recibía la técnica ante un público sensiblemente irritado. El partido comenzaba a calentarse (46-42), pero de nuevo los locales volvieron a sacar su garra y Devin Schmidt y, sobre todo, Chumi Ortega devolvían la ilusión al Pabellón. La diferencia volvía a aumentar hasta dejar el partido con un claro +11 para el Zunder (53-42), tras un espectacular encuentro donde el liderato en solitario estaba en juego.

Los andorranos comenzaban a acusar el nerviosismo y eso se transformaba en imprecisiones que aprovecharon los de Pedro Rivero. Devin Schmidt anotaba de nuevo y dejaba el marcador en 57-47 al final del tercer cuarto.

Los últimos diez minutos se caracterizaron por un juego muy acelerado. El Zunder Palencia tenía que defender un gran resultado, pero los de Lezcano se pusieron las pilas. El final fue de infarto porque un triple de Dee y otro de Borg dejaban el marcador en 62-58 a falta de tres minutos. Tuvo que aparecer Chumi Ortega y su magia para devolver la esperanza con un gran triple. Un minuto y la ventaja era de siete puntos. Tanner McGrew se sumaba a la fiesta de los triples y dejaba el marcador en 72-63 a falta de 26 segundos. Y así logró el conjunto palentino reinar en solitario en la LEB Oro. Este viernes, David vencía a Goliat, al conjunto con mayor presupuesto de la competición.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás también te interese leer…

En la casa de Pope

En la casa de Pope

Zunder Palencia se mide al Cáceres en tierras extremeñas, el nuevo equipo de una de las leyendas de la entidad morada, Dani Rodríguez. Chumi Ortega, MVP, y Germán Martínez, en el cinco ideal.

leer más