El Palencia Cristo necesita ganar en Torrelavega

Jesús García-Prieto

1 de octubre de 2022

El Palencia Cristo necesita ganar en Torrelavega para conservar la confianza. Los morados esperan lograr una nueva victoria que les afiance y les aleje del descenso ante un rival que acumula dos derrotas consecutivas.

Semana más tranquila en el seno del Palencia Cristo después de lograr la primera victoria de la temporada, tras dos empates y una derrota. Un encuentro, el del Bergantiños, que además se ganó con solvencia y buen juego, lo que supone una dosis extra de buenas sensaciones de cara al nuevo choque liguero. La expedición morada jugará este domingo en tierras cántabras ante la Gimnástica de Torrelavega (El Malecón, 17:00 horas) e intentará validar esos primeros tres puntos cosechados en La Balastera con la primera victoria lejos de casa.

«Con una victoria las cosas se ven de otra manera y era algo necesario para todos, aunque los jugadores nunca han tenido mala cara», explica el técnico del Palencia, Chuchi Jorques. «Tiene que ser un punto de inflexión para quitarnos el estrés o la ansiedad de quererla conseguir. Ya veníamos encontrando con anterioridad un buen nivel de juego, con ritmo e intensidad para presionar arriba, lo que no teníamos era fortuna de cara al gol», reconoce el entrenador morado. Para Jorques, el Palencia Cristo debe tener unas señas de identidad y el protagonismo con el balón, algo que se vio reflejado en el último partido en casa. «El otro día logramos ser mucho más intensos, el público lo agradeció y eso es lo importante».

En cuanto al rival, el equipo cántabro ha ganado en dos ocasiones ante el Bergantiños (1-2) y el Oviedo Vetusta (2-1) y ha perdido en los otros dos partidos disputados ante el Arenteiro (1-2) y el Real Avilés (3-0). Precisamente las dos derrotas han ocurrido en los dos últimos partidos, con lo que la Gimnástica llega a este encuentro con hambre de victoria. Los cántabros son actualmente octavos con seis puntos, uno más que el Palencia Cristo que ahora ocupa la novena posición tras su primer triunfo, con lo que el partido será de vital importancia para que ambos equipos sigan sumando y se alejen así de los puestos de peligro.

El Palencia Cristo ya se enfrentó a la Gimnástica en pretemporada con victoria para los palentinos por la mínima (1-0) el pasado 4 de agosto en el primer partido de la preparatoria. «Es un equipo competitivo, disciplinado y tiene su fuerte en el bloque más que en las individualidades», advierte Jorques. «Les gusta jugar con las líneas juntas y suelen bascular muy bien», añade.

Diez caras nuevas

Hasta diez nuevas caras se han sumado al proyecto que encabeza el técnico del equipo Sergio Fernández en el decano del fútbol cántabro que lograba el ascenso la pasada campaña. Así, el club se ha hecho con los servicios de dos nuevos porteros, Jorge Mediavilla, procedente del Portugalete y Alejandro Fernández, que llegaba del Coruxo. En la zona defensiva los cántabros se han reforzado con la llegada de tres centrales, Miguel Goñi, que llega del Laredo, Miguel Gándara, procedente del Portugalete y Óscar Marotías, procedente del Recreativo de Huelva, además del lateral derecho Dida, procedente del CD Vitoria. En el centro, el equipo ha apostado dos mediocentros como Josemi Castañeda, que llega del Farul Costanta y Javi Cobo del Izarra. Finalmente, han reforzado el ataque con dos incorporaciones como Brian Martin del Atlético Paso y Mario Sánchez del Club San Ignacio.

Su máximo artillero es el delantero Carlos Tobar que acumula ya dos dianas con el conjunto torrelaveguense, aunque el club tiene problemas en defensa y es junto al Zamora y el Burgos Promesas con siete tantos en contra, el club que más goles ha encajado en estas cuatro jornadas. «Tobar es un gran futbolista de espaldas, que ataca muy bien los espacios y que se apoya en otro buen futbolista como Basurto», analiza el entrenador del Palencia Cristo, Chuchi Jorques, que esta semana ha vuelto a entrenar junto a sus pupilos lejos de La Balastera, que continúa con ese proceso de recuperación que empezó hace ya unos días. Los morados entrenaban el jueves en Venta de Baños y también se han ejercitado en el Otero y esperan poder seguir sumando de tres en tres, ahora en un nuevo partido en tierras cántabras ante un equipo como la Gimnástica de Torrelavega que llegará al partido con hambre de volver a sumar tras dos derrotas consecutivas. La suerte está echada.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Protegidos por reCAPTCHA
Politica – Términos.

Quizás también te interese leer…