El Palencia Cristo, con la vista puesta en el retrovisor

Adrián García González

11 de marzo de 2023

El equipo de Chuchi Jorques cae por la mínima en su visita al filial del Oviedo (1-0) y se sitúa a solo cuatro puntos del descenso.

El Palencia Cristo, que llegaba a El Requexón obligado a sumar después de dos derrotas y un empate, se fue ayer de la ciudad deportiva azul noqueado tras perder un duelo que le deja décimo en la tabla, con solo cuatro puntos de ventaja sobre el descenso y a tiro de Coruxo, Ourense CF y Gimnástica de Torrelavega, todos ellos con un partido menos. Al menos, el equipo de Chuchi Jorques pudo conservar el ‘golaverage’ particular.

El conjunto dirigido por Jaime Álvarez perdonó en la primera ocasión clara que tuvo Álex Cardero, al poco de empezar el encuentro, pero no falló en la siguiente, en la que el centrocampista local sí que logró batir a Guille. El equipo palentino, que había sido muy superior desde el inicio, se rehizo de ese golpe a la media hora de encuentro, pero no fue capaz de materializar sus ocasiones y la falta de gol le pasó factura después de que Marco desbaratase la mejor ocasión del choque –un cabezazo de Ale Hernández– y de que Montes se estrellase con la madera. En la segunda mitad la tuvo Rafa, pero falló en boca de gol.

El equipo palentino pudo adelantarse al cuarto de hora tras un gran remate de cabeza de Ale Hernández, pero la agilidad de Marco en la portería carbayona evitó primero esa ocasión clara y luego una tentativa de Adrián Castro, que lo intentó con un tiro desde dentro del área grande.

Fueron sus mejores minutos ya que al Vetusta le costó interpretar el dibujo de tres centrales y carrileros con el que Chuchi Jorques salió a por la victoria. Con Montes y Mario llegando con relativa facilidad a la línea de fondo y con los delanteros visitantes Adrián Castro y Adri Pérez recibiendo balones en largo, el Vetusta tuvo que afanarse para aguantar el envite del conjunto palentino.

De hecho, en otra jugada que inició Mario en la izquierda, el cuadro visitante volvió a quedarse con la miel en los labios, esta vez porque el remate de Mario tras incorporarse desde la derecha se estrelló en el larguero. El Palencia Cristo se mostró contundente en los duelos y vertical a la hora de atacar en ese primer tramo de partido, pero cuando todo parecía indicar que el tanto foráneo podía estar cerca, lo que llegó fue el gol del filial del Real Oviedo.

El encargado de golpear la moral del colectivo palentino y subir por las nubes la del Vetusta fue un Álex Cardero que ya había fallado en su primer acercamiento al área. El centrocampista no volvería a fallar ante Guille. Fue Mascarenhas quien inició la jugada al recibir de espaldas y abrir para Mario Sesé, que condujo y habilitó al propio Álex Cardero para que fusilara a Guille en el segundo palo.

Tras verse por delante en el marcador, el equipo carbayón buscó más a un Mascarenhas que se mantuvo arriba como referencia y alargó el juego de los suyos. Por parte del conjunto palentino solo hubo una ocasión más, un centro de Ale Hernández que remató alto Mario, y con el 1-0 en el marcador se fueron ambos equipos a los vestuarios.

En la segunda mitad, el Vetusta dio entrada a Javi Moreno para jugar con tres centrales, y ese cambio de dibujo de Jaime Álvarez fue clave para mantener los tres puntos en El Requexón. Yayo pasó a comandar con absoluta autoridad un centro del campo en el que se pasó del dominio visitante a un control tácito del juego por parte de los jugadores del Vetusta.

Chispa recuperada

Hubo que esperar al tramo final para que el Palencia Cristo recuperase la chispa con la que salió en la primera mitad y volviese a tener ocasión para buscar la igualada. La mejor opción la elaboraron entre Adri Pérez y Miguel Duque, pero el centro del segundo desde la línea de fondo se paseó por el área pequeña sin encontrar remate. El defensa local Charbel tocó lo justo a Rafa para que el atacante del Cristo, que entraba con ventaja a rematar en línea de gol, no llegase en condiciones al balón.

Los saques de banda al área lanzados por Cobo desde su flanco izquierdo fueron una constante, pero el Vetusta los repelió lo suficientemente bien como para que no amenazasen su botín. El último intento fue a balón parado tras una falta en tres cuartos en la que Víctor vio la segunda amarilla tras llevar solo veinte minutos en el campo. No hubo remate y ahí volaron las últimas opciones del Palencia Cristo para rescatar un empate.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Protegidos por reCAPTCHA
Politica – Términos.

Quizás también te interese leer…