El Palencia Baloncesto roza la épica

El Norte de Castilla

23 de abril de 2022

Los morados remontan el partido ante el Lleida, tercer clasificado, con un parcial de 1-18 tras el descanso, pero suman la tercera derrota seguida.

Encajó la menos dolorosa de las derrotas el EasyCharger Palencia este viernes que, ante el tercer clasificado, el ICG Força Lleida, estuvo a punto de remontar una desventaja de 19 puntos. Sin embargo, la realidad, en lo que puede considerarse un ensayo de ‘play-off’, es que el equipo sufrió su tercer contratiempo consecutivo y mostró fases de preocupante desconexión.

Más allá de si el equipo logra o no el triunfo, el rendimiento de Blumbergs en las últimas semanas es propio de alguien al que la categoría comienza a quedársele pequeña. Si ya en la ajustadísima derrota (62-63) de la primera vuelta, el letón hizo todo lo que se le puede pedir a un tirador (21 puntos), su primer lanzamiento en Barris Nord pareció para marcar territorio e infundir terror en su rival. Sin embargo, el ICG Força Lleida es un conjunto que transmite ilusión desde la grada hasta la cancha, donde además goza de un talento descomunal. Cuando este no queda en segundo plano debido a errores de juventud, se convierte en un equipo prácticamente imparable. Schreiner respondió al triple con otro lanzamiento inverosímil en desde casi ocho metros.

En un abrir y cerrar de ojos, el equipo anfitrión consiguió seis puntos de diferencia (9-3), pero sobre todo la sensación de estar un escalón por encima a nivel físico. Speight apareció mucho menos de lo que necesitaba su equipo, así como Ali. En un arreón, ambos jugadores lograron establecer la última ventaja del primer tiempo (9-11), pero la sensación de poder estuvo siempre del lado de los locales. Ortega, con un trabajo de veterano y de resistencia, peleó en ataque y en defensa, y evitó la hemorragia en primera instancia. Sin embargo, de forma psicológica, el cuadro catalán puso tierra de por medio en los últimos segundos del primer acto: Cleare, que entró en sustitución del lesionado Badji, se convirtió en indefendible por parte de los hombres altos del EasyCharger Palencia y forzó el 2+1 que elevó a seis punto la ventaja local (24-18).

El panorama fue desolador en cuanto el balón volvió a ponerse en juego: Speight, con dos faltas, descansó buena parte del cuarto, y el Lleida comenzó a desequilibrar la contienda con la rotación. Rosa se erigió coprotagonista de la noche (el papel principal se lo adjudicó Carrera). Empezó el cuarto con un triple inapelable, y lo acabó dominando bajo los aros. Hughes aumentó la exigencia de salida con otro triple (31-21) y solamente el buen hacer de Nicholas desde el perímetro mantuvo a flote al equipo de Pedro Rivero, que nunca se fue definitivamente del partido (34-28). Sin embargo, cuando Carrrera volvió a ingresar en la cancha, volvió a ser imparable. Sus cuatro puntos consecutivos desde que volvió ampliaron la diferencia (42-29), un margen que se mantuvo hasta el descanso. Speight, que participó para evitar la catástrofe, apenas pudo aportar una canasta y el tiro libre forzado en la acción (53-41). Curiosamente, los guarismos en porcentaje de anotación, tanto interior como exterior, o en rebote fueron idénticos al descanso. Las pérdidas (2 del lado local y ocho del EasyCharger Palencia) arrojan un poco más de luz de los problemas ofensivos palentinos.

El siempre determinante tercer cuarto puso a prueba la fe del EasyCharger Palencia: parcial de 7-0 en contra y cuatro minutos sin anotar (60-41), exactamente lo que tardó Blumbergs en firmar un triple para despertar a los suyos. Por su parte, el Lleida se llevó su primer palo con la lesión fortuita de Rosa, tras intentar taponar un contragolpe de Ortega, y los jugadores de Pedro Rivero aprovecharon las dudas para volver al partido (62-59 y un parcial de 1-18, en un cuarto surrealista e incomprensible).

Vivo hasta el final

Llegó vivo al último cuarto el EasyCharger Palencia (67-62), con el entrenador local, Gerard Encuentra, descalificado por doble técnica y la amenaza de las cuatro faltas de Carrera. Apenas se jugó durante los seis primeros minutos, en los que el cuadro palentino se mantuvo a flote (74-68). Con el equipo ya en bonus, y una tensión evidente en cada jugada, Speight dejó al EasyCharger Palencia mas cerca que nunca (77-74). A falta de cincuenta segundos, una canasta de Blumbergs apretó aún mas el marcador y dejó a los jugadores entrenados por Pedro Rivero a solo dos puntos de distancia (80-78). Pero no pudo ser y finalmente Speight, con un triple, maquilló el resultado de una honrosa e increíble derrota palentina.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…

Derrota ante el Alicante

Derrota ante el Alicante

En la penúltima jornada liguera, cayeron los morados, que aún deberán atar la ventaja de cancha (83-89). Su patrocinador anunció al descanso la renovación del compromiso por una temporada más.

leer más
El penúltimo de la liga regular

El penúltimo de la liga regular

El Zunder Palencia disputa su último duelo en casa en su primera fase. Se enfrenta esta noche (21 h) al HLA Alicante, un rival que ya no puede clasificarse para el play-off. Los locales buscarán el triunfo para atar la ventaja de pista en la postempo.

leer más