El mudejar de Castromocho

Dámaso

15 de junio de 2013

Tierra de Campos acoge una importante representación de los mejores mudéjares. En Castromocho podemos apreciarlo en el atrio de la iglesia de Santa María de Colaña.

La carpintería de armar en lo blanco, integrada en lo fundamental por la construcción de techumbres o armaduras de madera (artesonados), constituye una de las más originales creaciones del arte español, aún cuando ha sido muchas veces injustamente olvidada por los historiadores del arte. Bajo la expresión ‘carpintería de lo blanco’ o de ‘armar en lo blanco’ -en contraposición a la denominada ‘carpintería de lo prieto’, realizada con palos rollizos sin escuadrar o toscamente aserrados- se diferenciaban dos maestrías que se hacían con madera, siendo la primera una verdadera creación artística, mientras que la segunda no pasaba de ser una simple maestría constrictiva.

La carpintería de lo blanco tiene una fuerte relación con lo mudéjar, dejando claro que cuando utilizamos el término mudéjar nos estamos refiriendo a un concreto quehacer artístico, no a un grupo social. Tras las conversiones forzosas y una vez pasados el románico y el gótico, este estilo pervivirá toda la Edad Moderna y vulgarmente se identificarán estas obras maestras de la carpintería como artesonados mudéjares, armaduras, techumbres o alfarjes.

La Tierra de Campos palentina cuenta con una importante representación de templos cubiertos con alguna de estas tipologías de armadura de cubierta (artesonados), destacando entre todas la iglesia de San Facundo y San Primitivo de Cisneros, ejemplo claro de la incidencia de lo mudéjar en el Renacimiento palentino.

Si iniciamos esta ruta allí, veremos que el templo tiene en su nave central una armadura de limas ataujerada recientemente restaurada, que cubre todo un espacio rectangular. La armadura va atirantada, alternando los tirantes dobles (que van a las columnas) con los sencillos (que van a los intercolumnios), y descansando todos sobre canes o ménsulas, que dejan ver el arrocabe decorado.

La decoración sigue un esquema de estrellas y lazos de tipo romboidal, con motivos de carácter vegetal, que, saliendo de lo puramente geométrico tan característico de lo mudéjar, nos hablan con el lenguaje de lo renacentista. Y la madera es de pino sin policromar.
Por el contorno, otros templos de la Tierra de Campos palentina presentan importantes armaduras de cubierta, como la ermita del Cristo del Amparo en el propio Cisneros, o las iglesias de San Miguel de Mazuecos, Santa María de Fuentes de Nava o La Asunción de Quintanilla de la Cueza.

La iglesia de Santa María de Fuentes de Nava cuenta con dos armaduras de limas en la nave mayor de su iglesia, separadas por el arco triunfal. Su decoración deja ver estrellas y grandes florones de lazo mudéjar. Otro tanto ocurre en la iglesia de la Asunción o de El Salvador de Quintanilla de la Cueza, que es de tres naves, cubriendo la central con una sencilla armadura con su almizate. El presbiterio, de planta rectangular, se cubre con cúpula rebajada y ataujerada de ocho patios, con decoración geométrica de rombos y florón en el centro del almizate. Y también cerca de allí, podremos visitar las iglesias de Cervatos o de Villamuera de la Cueza, que cubre su presbiterio con una cúpula mudéjar, que contiene un bello artesonado de madera con motivos de lacería.

Por otro lado, la catedralicia iglesia parroquial de San Juan Bautista de Santoyo, donde se conjugan elementos románicos, gótico-renacentistas y un espléndido pórtico plateresco del siglo XVI, conocido popularmente como del Patriarca. También aloja un singular artesonado mudéjar policromo en sotocoro, donde se reproduce una curiosa galería de retratos de la época.

En Castromocho y en su iglesia parroquial de Santa María, en la que sobresale su bella portada plateresca, a la cual protege un atrio cubierto, debajo de él veremos que se instala un más bello artesonado mudéjar estrellado, típico y tópico de la ebanistería mudéjar terracampina.

En Boada de Campos, dentro de su templo parroquial podremos contemplar sus buenos artesonados mudéjares del crucero, la capilla mayor y la del Santo Cristo, así como parte del coro. La ermita del Santo Cristo de Acebes de Guaza de Campos, que goza de gran devoción por el contorno, tiene una sola nave, a la cual cubre un artesonado mudéjar de par y nudillo menos elaborado que el de la capilla mayor, que es de limas. Otro tanto veremos en la iglesia de San Miguel de Mazuecos de Valdeginate y Villalcón, que conserva partes de un bello artesonado mudéjar en el presbiterio y en dos capillas laterales.

Y ya en los entornos del Camino de Santiago podremos visitar algunas joyas más del mudéjar palentino: en Villarmentero de Campos su artesonado mudéjar octogonal (s.XVI) y el retablo mayor plateresco con calvario también del siglo XVI, obra de Francisco Giralte y pinturas de Juan de Villoldo. En Arconada, la iglesia de Santa María conserva un buen artesonado mudéjar y un respetable retablo mayor barroco.

Y para finalizar, en Calzada de los Molinos, veremos que su iglesia acoge en su interior el artesonado mudéjar del sotocoro con pinturas de la vida de Cristo y escudetes. Ya volviendo hacia la capital también podremos hacer una visita a los pueblos de Perales y Cardeñosa de Volpejera, que también conservan algunos vestigios. Entre medias de Perales y su pedanía de Villaldavín, discurre un buen tramo de la antigua Cañada Real Leonesa, donde se localiza la ermita de la Virgen de las Nieves, dentro de los predios de la Dehesa de Villafruela.

Por Cardeñosa de Volpejera, dándonos una vuelta por su caserío, veremos algunos excelentes ejemplares de palomares tradicionales, una buena edificación mudéjar pegada a la fábrica de la iglesia de San Juan Bautista, y en las eras, la ermita de la Virgen de Arbás.

Pueblos de la ruta: Cisneros, Fuentes de Nava, Quintanilla de la Cueza, Cervatos, Villamuera, Santoyo, Castromocho, Boada, Guaza de Campos, Mazuecos, Villalcón, Villarmentero, Arconada, Calzada de los Molinos, Perales y Cardeñosa de Volpejera.

No dejar de visitar:

– En Castromocho la iglesia de Santa María (si está cerrada preguntad por Mari Calleja)

– En Cisneros, la iglesia de San Facundo y San Primitivo, su Museo y la ermita del Cristo del Amparo.

– En Fuentes de Nava la iglesia de Santa María.

– En Quintanilla de la Cueza la iglesia de la Asunción o del Salvador.

– Las iglesias de Cervatos o de Villamuera de la Cueza.

– En Santoyo la catedralicia iglesia parroquial de San Juan Bautista.

– En Guaza y Boada de Campos sus iglesias.

– En Mazuecos la de San Miguel así como las iglesias de Villalcón,de Villarmentero de Campos, Arconada, Calzada de los Molinos, Perales y Cardeñosa de Volpejera.

Gonzalo Alcalde
El Norte de Castilla, 14 Junio 2013.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…