El 32% de los palentinos elige la educación concertada,un 3% más que a nivel regional

Esther Bengoechea

4 de octubre de 2022

7.110 alumnos han comenzado este año académico, marcado por la implantación de la LOMLOE, en 18 centros de la provincia. Seis centros concertados ofrecen la gratuidad de 2 a 3 años, lo que garantiza «la libertad de elección y evita agravios comparativos»

Con el material escolar recién estrenado y con las sonrisas que ya no tapan las mascarillas, acuden cada día los alumnos palentinos a los centros educativos, tras tres años marcados por la pandemia. Después de varias semanas de curso (Infantil y Primaria arrancaron el 9 de septiembre, mientras que Secundaria y Bachillerato lo hicieron cinco días más tarde) y con la rutina de horarios y deberes ya establecida, el verano queda como algo lejano. Un total de 22.022 alumnos palentinos han comenzado el curso en Palencia, de los cuales 7.110 estudiantes pertenecen a centros católicos, lo que representa el 32%.

«Elegir un colegio de Escuelas Católicas o cualquier centro concertado permite a la sociedad disfrutar de un sistema educativo con libertad, con pluralidad, con equidad y con calidad», señaló Javier Abad, delegado provincial de Escuelas Católicas y director del colegio La Salle, donde este lunes se presentaron los datos de la educación concertada del actual curso que acaba de comenzar. Dieciocho centros forman parte de la red de Escuelas Católicas, que cuenta con 739 profesionales en las aulas palentinas, mientras que a nivel regional son 173 colegios con 9.529 profesionales y un total de 99.155 alumnos (que representa el 29% regional).

«Queremos formar al alumno en todas sus dimensiones, como lo hemos hecho siempre. Entendemos que es importante el cuidado de las personas mientras buscamos la excelencia académica», agregó el director de La Salle, quien se mostró preocupado por la inminente implantación de la LOMLOE. «Hemos comenzado con estabilidad, tras tres años marcados por la covid, pero creemos que será un curso marcado por una cierta incertidumbre provocada por la nueva Ley de Educación», continúo.

La implantación de la nueva Ley de Educación (arranca desde Infantil hasta Bachillerato este año en los cursos impares y el próximo, en todos), «apresurada y con una urgencia innecesaria que perjudicará a la calidad de enseñanza», según las Escuelas Católicas, ha provocado inquietud entre el profesorado por el gran cambio del enfoque educativo, además de retrasos en el desarrollo curricular en Castilla y León, con la consiguiente falta de tiempo para realizar programaciones adaptadas o disponer de materiales actualizados, junto con dudas en cuanto a la promoción, titulación o a la nueva selectividad.

El secretario regional de Escuelas Católicas, Leandro Roldán (izq.), junto con Javier Abad, delegado provincial y director de La Salle, este lunes.

«Será un curso incierto en lo académico y no son las condiciones óptimas para implantar una reforma educativa», subrayó Leandro Roldán, secretario de Escuelas Católicas de Castilla y León. «Deberíamos remar hacia un pacto educativo global porque si no esta ley está abocada a un nuevo cambio. La comunidad educativa no debería estar expuesta a los vaivenes normativos políticos», quiso resaltar, ayer en la rueda de prensa. También hizo hincapié en que los departamentos jurídico y formativo de la entidad trabajarán para dar respuesta a las necesidades del profesorado y equipos directivos en este periodo de dudas.

La propia Junta de Castilla y León junto con Escuelas Católicas a nivel nacional pidieron al Gobierno Central que pospusiera la puesta en marcha de esta Ley Orgánica de Modificación de la LOE al considerar que los plazos no eran los suficientes (este mismo curso se implanta en la mitad de los cursos) y las circunstancias en las que se aprobó en mitad de la pandemia (diciembre de 2020) no eran las adecuadas al no haber podido haber un debate apropiado.

La buena noticia de este nuevo curso que acaba de arrancar para las Escuelas Católicas es la implantación de la gratuidad en el curso 2-3 años del primer ciclo de Educación Infantil. «Supone una gran apuesta y un esfuerzo económico por parte de la Junta de Castilla y León, que agradecemos, ya que beneficia a todas las familias de Castilla y León. Es un avance que influirá positivamente en la conciliación familiar y en la ampliación de la libertad de elección de centros puesto que las familias que eligen colegios de Escuelas Católicas podrán también beneficiarse de esta gratuidad, evitando agravios comparativos», afirmó Roldán, en referencia a los 72 centros de Escuelas Católicas que ofrecen la gratuidad de 2 a 3 años, 6 de ellos en Palencia. La Junta ha financiado este servicio regional con 3.933.000 euros.

Educación Infantil

La capital y la provincia cuentan con nueve unidades o clases con 152 alumnos de los 745 que han comenzado en Palencia este último curso del primer ciclo de Educación Infantil, lo que representa el 20% del total, por encima del 14% regional con 1.441 alumnos. «Solicitamos que pueda extenderse a todo el primer ciclo de Infantil, tal y como ya ha anunciado el presidente de la Junta, y convertirse en un futuro en una concertación plena que ayude a todas las familias de la comunidad, para que cualquiera pueda acudir al centro que desee», argumentó Leandro Roldán, acerca del anuncio de Mañueco de la gratuidad de 1 a 2 años para el próximo curso académico.

Desde Escuelas Católicas también reclamaron poder ofertar más cursos de Formación Profesional incluyendo los de modalidad Dual. «En Palencia 14 de los 16 ciclos de nuestros centros tienen formación Dual. La educación concertada y su FP posee un gran valor, por su aportación al sistema educativo, por su calidad formativa y por garantizar la libertad de elección», concluyó Roldán.

La subida de la energía y la inflación amenazan a centros y familias

Los centros concertados denunciaron ayer que tienen que lidiar con la subida de la energía y de la inflación por encima del 10%, algo que va a repercutir «en la situación económica de los colegios y de las familias, con un aumento de costes de los servicios escolares como comedor, transporte, material escolar o extraescolares», reconoció ayer Leandro Roldán, secretario autonómico de Escuelas Católicas. «Un sobrecoste que sufrirán familias y centros y más teniendo en cuenta que el módulo de conciertos solo ha subido un 2%, insuficiente para contrarrestar esta inflación. Se hace más necesario que nunca un aumento de la partida de otros gastos», concluyó.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás también te interese leer…

Palencia en tres rutas

Palencia en tres rutas

Villamuriel, Dueñas, Baños, Carrión, Frómista, Támara y Astudillo son los destinos que propone la Diputación. El precio es de dos euros por persona. Reservas en www.notikumi.com o en la oficina de turismo (C. Mayor, 31).

leer más