De Margarida alerta de «la situación de emergencia» palentina

Diario Palentino

3 de mayo de 2022

El director de Estudios insta a reaccionar a tiempo con una pequeña bajada de impuestos. El PIB de Palencia y el resto de provincias de Castilla y León se podría situar entre el 4,9 y el 5,6% en 2021 para bajar al 3,5% o 4,3% en 2022.

El director de Estudios Económicos de Castilla y León (ECOVA Estudios), Juan Carlos de Margarida, advirte de que la economía de Palencia y las demás provincias de Castilla y León está en «situación de emergencia» y ha propuesto poner en marcha acciones para evitar una mayor subida de los precios que derive en una estanflación.

Abogó por una pequeña rebaja de impuestos aunque no sea definitiva y precisa, que tiene que permitir a las empresad ajustar las carestías y un funcionamiento coherente, entre las que cita una bajada del IVA del 21% al 10% en la energía, aunque para ello se necesitaría el visto bueno de la Unión Europea a diferencia del gasóleo y del diésel donde España tiene margen de actuación a través del Impuesto Especial de Hidrocarburos.

Explica que «es necesario proteger a las empresas y a los ciudadanos con medidas eficientes y efectivas y con un control férreo del precio del gas y los carburantes separándolos del resto del sistema eléctrico y eliminando de raíz la especulación existente a través de una apuesta decidida de la Unión Europea ante un problema que puede dejar de ser coyuntural».

Apuesta por revisar los Presupuestos Generales del Estado de 2022 porque desde su punto de vista han quedado obsoletos desde el inicio y deben ser reales, coherentes y responsables, recomienda  revisar las reservas de gas con el objetivo de que Europa consiga el autoabastecimiento de cara al invierno y donde España podría jugar un papel importante a través de las ocho plantas regasificadoras que pueden salvar un problema de conexión con Francia. 

Para ello necesita de un diálogo social sin matizaciones como pilar de la recuperación. Pide que no les tiemble la mano porque no se puede esperar más tiempo, tras lamentar que el Gobierno de la nación no haya adoptado medidas todavía, considera que se puede deber a que tiene información sobre la mesa procedente de la Unión Europea que le ha llevado a esperar y retrasar estas medidas concretas.

Juan Carlos de Margarida al presentar los datos del Observatorio Económico del Servicio de Estudios Económicos del Colegio de Economistas de Palencia, Valladolid y Zamora correspondiente al cuarto trimestre de 2021 y las perspectivas económicas de 2022 y  recalca que es muy difícil hacer previsiones en un escenario de mucha incertidumbre que es la variable más nefasta de la economía. 

El PIB de Palencia y el resto de provincias de Castilla y León se podría situar entre el 4,9 y el 5,6% en 2021 para bajar al 3,5% o 4,3% en 2022 y sentencia que creceremos pero decreceremos. La causa de todos los males para él es la inflación por lo que auguró que podría repuntar hasta el 9,0% para bajar de forma consecutiva después y acabar el año en una horquilla entre el 3 y 4%.

«El aumento de precios está desorbitado y empieza a ser insostenible» sentencia De Margarida, que según el pico inflacionista en la escasez de la oferta y la ansiedad de los consumidores y de los productores, está agravada por el conflicto bélico, a lo que ha sumado la previsible subida de tipos por parte del Banco Central Europeo que, según pronostica, va a endurecer la política monetaria con medidas drásticas como la retirada de la deuda para operar con cierta prudencia.

Califica de excelente el balance del comercio exterior en Palencia y las demás provincias de Castilla y León durante 2021, consolidándose éste en el primer trimestre del presente año, como así se ha constatado en la presentación del Observatorio de Comercio Exterior.

Apunta que las exportaciones están centradas fundamentalmente en los países europeos aunque «existe una necesaria y urgente necesidad de posicionarse en mercados emergentes».

Pone en manifiesto que «la solución momentánea que están llevando a cabo las empresas pasa por disminuir márgenes», cuestión por lo que existen las buenas cifras del comercio exterior regional.

No obstante, el Observatorio alerta de un peligro si sigue subiendo la inflación y los precios de los costes de producción, y se mantienen los márgenes en los niveles más bajos, lo que podría conllevar «reducciones de plantillas de los trabajadores, provocando un incremento del desempleo y de parados con un aumento del coste social del Estado».

Por otro lado, las variables analizadas por ECOVA Estudios asevera  «la fuerte concentración empresarial de la región», lo que pone de relieve «las dificultades para potenciar la internalización de pymes», así como «la baja capacidad exportadora» del tejido empresarial, lo que arroja una «situación de dualidad», al coexistir «un amplio número de empresas que exportan muy poco y de forma irregular, junto con un reducido núcleo empresarial que exporta de manera regular y que supone el grueso del comercio exterior».

Además, el director del Servicio de Estudios constata que se presenta «un futuro incierto», donde la incertidumbre y los acontecimientos geopolíticos producirán «un grave peligro de déficit exterior», ya que las empresas exportadoras de la región se encuentran «especializadas en productos muy sensibles a las variaciones de precios y con una tendencia alcista en la actualidad, junto con una gran dependencia energética que incrementa considerablemente el coste de las importaciones».

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás también te interese leer…