De barro y paja

Rubén Abad

22 de octubre de 2022

Diputación y Colegio de Arquitectos ponen el acento en la bioconstrucción y en la edificación sostenible con adobe. Las jornadas concluyen hoy con una ruta por la arquitectura del Cerrato.

La provincia rinde estos días tributo a una de las señas de identidad del medio rural, el adobe, esos  ladrillos sin cocer a base de barro y paja que se secaban al sol y con los que durante siglos se levantaron construcciones a lo largo y ancho de la geografía provincial. ¿El culpable? El Meeting Terra Ibérica, organizado por la Diputación y el Colegio Oficial de Arquitectos de León (con la colaboración de la Junta, la Universidad de Valladolid y el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España), que en esta quinta edición pone el acento en la bioconstrucción y en la edificación sostenible, tanto en obra pública como privada.

Unas jornadas que coordina la arquitecta Pilar Díaz, el equipo Palomares de Palencia, que cuentan con la participación de 16 expertos internacionales de España e Italia, país invitado este año a través de la Asociación Città della Terra Cruda.

Conferencias y visitas guiadas por la provincia configuran el grueso de la programación, que arrancó con la entrega del premio al diseño del trofeo Terra Ibérica que se entregará en el futuro. El ganador del concurso fue el arquitecto  Mario Sánchez Samos, con MONO.

Durante la apertura de esta quinta edición, la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, destacó que las jornadas constituyen «un fantástico escaparate para sensibilizar sobre la importancia de conservar el patrimonio en tierra a todos los niveles, y para poner en valor la arquitectura tradicional, esas construcciones que no debieran considerarse solo como emblemas del pasado, sino como propuestas para el futuro». En ese sentido, avanzó que las acciones que se están llevando a cabo ofrecen un «buen camino para su protección y defensa».

Asimismo, puso el acento en el proyecto Palomares de Palencia, una iniciativa que cuenta con el apoyo de la institución provincial y que está permitiendo la catalogación e inventario de este vasto conjunto de construcciones, cuya rehabilitación también es objeto de líneas de ayudas y convocatorias públicas, al igual que las casetas de era.

Por su parte, la decana del COAL, Eva Testa, subrayó la oportunidad que representan estas jornadas para «poner en valor el territorio y las virtudes de la arquitectura tradicional, que constituye un activo y un motor generador de futuro».

Terra Ibérica continúa hoy con una ruta por la arquitectura tradicional en tierra de la provincia que, con salida a las 9 horas de la plaza de San Lázaro de la capital, recorrerá diversas localidades y parajes del Cerrato, como Dueñas (donde se podrán visitar algunos ejemplos de las bodegas y el patrimonio subterráneo del municipio),  Cevico de la Torre, Cubillas de Cerrato, Vertavillo y Castrillo de Onielo.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás también te interese leer…