Condenan a Sacyl por la muerte de una paciente

El Norte de Castilla

15 de enero de 2024

Condenan a Sacyl por la muerte de una paciente que se contagió de covid en el hospital de Palencia. La mujer ingresó en el Río Carrión por una patología ajena, pero fue derivada a una habitación compartida con una contagiada.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, en una sentencia pionera en España, ha condenado al Sacyl a indemnizar a los familiares de una paciente, M.P.G, que falleció tras contagiarse de Covid-19 en el Hospital Río Carrión. La fallecida ingresó en el Complejo Hospitalario palentino por una patología ajena a la covid-19 y se contagió en el propio centro sanitario alicompartir habitación con una paciente covid, tal y como recoge la sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, en una sentencia que estima así la demanda interpuesta por la familia de la víctima en un proceso en el que ha estado representada por el letrado Santiago Díez, de la asociación El Defensor del Paciente.

La familia no quiere que se publique la cuantía de la indemnización por considerar que lo importante es que nadie vuelva a vivir lo que su madre sufrió y que no vuelvan a ocurrir sucesos como este.

Por lo tanto, el TSJ de Castilla y León condena al Sacyl a abonar una indemnización a sus hijos por su fallecimiento, al estimar que hubo una infracción de la ‘lex artis’ al ingresar a la paciente, sospechosa de covid, con una paciente confirmada, según se recoge en el comunicado divulgado por El Defensor del Paciente.

La víctima ingresó el día 6 de septiembre de 2020 en Urgencias del Hospital Río Carrión con síndrome febril por una celulitis con bacteriemia. Entre las pruebas solicitadas se realizaron una toma de sangre para hemocultivo y otra toma de muestra de exudado nasofaríngeo para test de antígenos para SARS-COV-2. La prueba de antígenos resultó positiva, aunque con la advertencia del laboratorio del propio hospital que cualquier positivo en esa prueba inicial debía confirmarse con la realización de otra prueba más específica, mediante TMA, con nueva muestra. Aun así, sin confirmar la sospecha, con el diagnóstico de síndrome febril fue ingresada en la planta covid, en una habitación donde ya estaba ubicada una paciente con esta patología.

A las 12:00 horas del 7 de septiembre la médica encargada de la paciente comunicó a sus hijos que la paciente había dado negativo en la prueba TMA para covid y que su madre iba permanecer en aislamiento. Más tarde, a lo largo de ese mismo día, la compañera de habitación de M.P.G. llamó a los hijos para pedirles que le hiciesen llegar una serie de pertenencias a su madre, entre ellas un móvil, comunicándoles que su madre se encontraba ingresada en su habitación y que ella era positiva en covid. Los hijos se pusieron en contacto con el Complejo Asistencial Universitario de Palencia al conocer la noticia y hasta las 20:00 horas no la cambiaron a una habitación aislada, según el relato que se recoge en la sentencia.

La paciente, fue tratada de la enfermedad de base, pero presentó un resultado positivo en covid por PCR a los siete días del ingreso y del contacto hospitalario. Así, desarrolló sintomatología de covid a los catorce días del ingreso, falleciendo como consecuencia de la infección por covid, por complicaciones de esa enfermedad, a los 19 días de manifestarse la sintomatología clínica.

Pese a la defensa del Sacyl y su entidad aseguradora insistiendo en que «se siguieron los protocolos» la sentencia apunta que «no es necesario ningún protocolo para justificarlo, basta sentido común, que un presunto infeccioso hasta que no se confirma que lo es no puede ser ingresado en una habitación compartida con otro que ya está diagnosticado como tal; que era así antes del 17 de septiembre de 2020 lo pone en evidencia que el día 7 de septiembre de 2020, ya se cambia a la paciente a una habitación aislada en la misma planta por haber estado en contacto estrecho con paciente positivo».

La sentencia recoge además que «en el hospital había habitaciones suficientes para ingresar a la paciente en habitación no compartida, lo que hubiera evitado el contagio hospitalario que se produjo al ingresarla en una habitación con una paciente ya confirmada con covid-19».

Al respecto, Carmen Flores, presidenta de la asociación El Defensor del Paciente, indica que la sentencia es muy importante porque es pionera al reconocer que existió una infracción de la ‘lex artis’ al contagiar a una paciente de Covid en el propio hospital por una falta de cuidado.

Los hijos de la víctima «no se rindieron»

«Fue una grave responsabilidad no aislarla hasta confirmarse el contagio. El covid no puede servir de excusa para justificar las negligencias médicas. Lamento todos los demás casos de personas que sufrieron algo parecido, pero, que, al no buscar responsabilidades, se han quedado por el camino. En este caso concreto, los hijos de la paciente no lo tuvieron fácil, pero no se rindieron», ha recalcado.

Del mismo modo, desde la asociación se critica el comportamiento de los responsables del Hospital Río Carrión. «Se hizo un gran esfuerzo para ocultar a la familia de M. P.G. el contagio hospitalario. A pesar de que sus hijos reiteradamente solicitaron el Historial médico completo de su madre, al que tenían derecho, se les negó el acceso a las hojas de evolución indicándose desde el referido centro que se trataba de anotaciones subjetivas del personal asistencial. Cuando finalmente se tuvo acceso a dichas hojas de evolución, lo que mostraron no eran en modo alguno anotaciones subjetivas sino la confirmación de que el contagio fue hospitalario, reconocido por los propios médicos que la estaban atendiendo», se afirma.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Protegidos por reCAPTCHA
Politica – Términos.

Quizás también te interese leer…