Castilla y León baja de los 130.000 parados y la contratación indefinida se dispara

El Norte de Castilla

4 de mayo de 2022

La cifra de parados cae en la región un 2,77% en el último mes y un 24,57% respecto a abril de 2021. España supera por fin los 20 millones de trabajadores con récord de indefinidos.

Nueva barrera superada en Castilla y León con las cifras del paro. La región ha bajado en abril de los 130.000 desempleados y se sitúa actualmente en los 127.268, lo que supone un descenso del 2,22% respecto al mes anterior y un 24,57% a abril de 2021 cuando había en la comunidad 168.720 personas. Una tendencia, la de los últimos meses, que hace olvidar en cierto modo las secuelas de la pandemia (la recuperación ya se mostró en los meses finales de 2021) para empezar a mirar de reojo las cifras históricas que se marcaban en los veranos de 2005, 2006 y 2007.

Precisamente en agosto de 2007 había en Castilla y León 97.895 parados, el mejor dato de los últimos 17 años, por los 127.269 del momento. Cifras que invitan al optimismo, por la tónica de los últimos meses y por la llegada del verano, momento en el que por norma general se dan los mejores datos anuales. Y todo esto en un ambiente de incertidumbre por la guerra en Ucrania y con unos precios anárquicos.

Un descenso que se escenifica en todas las provincias de la región, con especial énfasis en Soria (-4,07% y 139 desempleados menos), seguida de León (-2,82%, 740 parados menos), Palencia y Salamanca (-2,43%, 201 y 499 desempleados menos, respectivamente), Segovia (-2,12%, 129 parados menos) y Ávila (-2,08%, 206 menos). El resto de provincia se encuentran por debajo del 2%, con Zamora con un -1,79% (186 personas menos); Burgos, con un -1,75% (-295); y Valladolid, con un -1,72% (-489).

De esta forma, el número de parados en Castilla y León se reparte con 9.713 en Ávila; 16.515 en Burgos; 25.512 en León; 8.078 en Palencia; 20.062 en Salamanca; 5.943 en Segovia; 3.279 en Soria; 27.983 en Valladolid; y 10.184 en Zamora.

Los efectos de la Semana Santa

La Semana Santa, en la que el turismo ha recuperado parte de su esencia, se ha dejado notar en las cifras del paro, especialmente en el sector servicios con un descenso de 2.354 personas. Seguido de industria (-309), agricultura (-190) y construcción (-131). Tan solo el sector de sin empleo anterior aumentó en la comunidad, con cien parados más.

Por su parte, el paro juvenil sigue en descenso y se sitúa en 9.538. Un nuevo descenso después de que el mes pasado bajara por primera vez de los 10.000.

Cae la contratación y se disparan los indefinidos

Menos contratos firmados en abril, pero con la peculiar de que se han disparado los indefinidos. En Castilla y León se firmaron en el último mes 57.224, un 9,57% menos (-6.056 contratos), mientras que la comparación interanual supone un aumento del 7,59%. Una contratación que ha crecido en todas las provincias respecto al año anterior menos en Palencia, donde sufre una bajada del (5,96%).

Alegría contenida entre los sindicatos

Alegría por una nueva bajada en la cifra de parados, pero contenida para los sindicatos porque hay varios aspectos que mejorar. «Son buenos datos que reflejan un dinamismo inferior al conjunto del país. Las circunstancias que han provocado el gran aumento de la inflación no han cambiado, y la merma del poder adquisitivo es el factor que genera las sombras en esta situación. Pedimos al gobierno de España que extienda la protección a empresas y trabajadores que ha mantenido durante la crisis sanitaria hasta que la situación inflacionista se modere», recalcan desde Comisiones Obreras (CC OO).

Desde USO ponen el pero en la brecha entre géneros. La caída del paro en la región es positiva, sin duda, pero la recuperación del empleo se comporta de forma distinta según el sexo y sigue siendo más lenta para las mujeres. El paro femenino en Castilla y León sigue siendo muy elevado, del 58,4 % en abril», critica Marco Antonio Martínez, secretario general de USO-Castilla y León.

Por su parte, CSIF pide políticas de empleo más eficaces y con más diálogo en la región. «El descenso del 2,22% de los desempleados en Castilla y León durante el pasado mes de abril, queda ensombrecido por el dato de que esa reducción es 5,5 décimas menor que la media nacional (2,77), siendo la décima región en esa disminución de parados», apuntan.

Los contratos indefinidos se han vuelto a disparar en abril, con un crecimiento del 26,11% respecto a marzo y un 269,15% respecto a abril de 2021. La contratación indefinida sube en todas las provincias lideradas por Segovia (45,01%) y Soria (37,91%), seguidas de Burgos (37,01%), Salamanca (33,93%), León (31,33%), Palencia (31,23%), Zamora (19,45%) y Ávila (18,33%) con Valladolid a la cola (8,81%).

La subida de los indefinidos contrasta con el descenso de los temporales. En abril cayó un 23,67% respecto al mes anterior y un 26,44% en comparación con abril de 2021.

Por su parte, la afiliación a la Seguridad Social ha sufrido un ligero aumento del 0,49% respecto a marzo y un 3,02% respecto al mismo mes del año pasado. Actualmente, hay 930.729 afiliados en Castilla y León.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…