Castellón, cita de la cuarta derrota seguida

El Norte de Castilla

3 de febrero de 2022

El EasyCharger Palencia cede en los instantes finales a pesar de que remonta catorce puntos en contra ante el Tau Castelló

Un final de infarto que, tal como había avisado el entrenador, Pedro Rivero, el Tau Castelló sabe cómo resolver, supuso la cuarta derrota seguida para el EasyCharger Palencia, que cayó (84-82), después de haber sido capaz de remontar 14 puntos de desventaja que tenía en el tercer cuarto y de entrar en los dos últimos minutos por delante en el marcador.

Las primeras tres acciones supusieron la obligación de una doble lectura para el cuadro preparado por Pedro Rivero. Su rival acertó un 3+1 y una canasta de media distancia de la mano de Hermanson, y una zona que seguía a los cortes le llevó a pensar en exceso y a no tomar un buen tiro en su primer ataque.

Sin embargo, rápidamente ajustó el EasyCharger Palencia tanto en la retaguardia como, especialmente, en la ofensiva. Niveló el choque, pero encontró dificultades para frenar al exmorado Calvin Hermanson. Eso se tradujo en un primer cuarto de alta anotación en el que el bando visitante, una vez que tomó la delantera, en el ecuador del período, no volvió a verse por detrás hasta el último tiro, cuando Faner acertó desde el perímetro (26-24).

El partido mantuvo su velocidad, pero ambos equipos perdieron el control y derraparon. No les importó correr a pista abierta para intentar sacar provecho de las superioridades. Sin embargo, se reprodujeron los errores en el lanzamiento y en las entradas a canasta, y a diferencia del inicio del enfrentamiento, esta vez demoraron casi 100 segundos en conseguir sumar.

Parar el choque

Acertó el conjunto dirigido por Pedro Rivero, gracias a la puntería de Prince Ali, pero acto seguido se le cerró el aro y durante los siguientes dos minutos encajó un 6-0, en el que Erik Stutz fue protagonista, tanto en la captura ante los triples fallados por el cuadro visitante como para ejecutar desde la pintura. El 32-26 obligó al tiempo muerto pedido por el entrenador segoviano.

Cambió el EasyCharger Palencia. Comenzó a estirar sus ataques para encontrar posiciones de tiro ventajosas, a la vez que obligó al Tau Castelló a tener que perseguir a sus oponentes durante casi toda la posesión. Así volvió la puntería exterior. Dani Rodríguez y Chumi Ortega vieron aro desde el perímetro y tras un 2+1 anotado por Bamba Fall, el partido se volvió a apretar, pero Hermanson volvió a pista y nuevamente estiró la distancia que recortó, nuevamente, Fall y que Alí emparejó. Pero tras un par de malas selecciones de tiro, Castelló contestó con acierto y se fue a los vestuarios por delante (45-41).

Se repitió el guión del segundo acto tras el descanso. Nuevamente demoró cerca de dos minutos el cuadro preparado por Pedro Rivero en ver aro, y nuevamente su rival cogió una luz importante que alcanzó los diez puntos (53-43, min. 23) después de un 6-0 de parcial. Alternó defensas individuales con zonales y mixtas que obligaron a pensar a los organizadores de juego visitantes, lo que derivó en un freno a la velocidad con la que EasyCharger Palencia quería mover el balón para generar desequilibrios.

La distancia alcanzó los 14 puntos (60-46, min. 26), pero ni Pedro Rivero ni sus pupilos se desesperaron. Mantuvieron la idea, buscaron alargar los ataques hasta encontrar tiradores liberados, y de la mano de Micah Speight en ataque y de la pelea de Chumi Ortega, logró volver a meterse en el choque (63-58).

Nuevamente empezó frío el cuarto el Palencia Baloncesto, que vio cómo, otra vez, el Tau se le escapaba en el marcador (68-60), pero tras consumirse el primer minuto y medio del período, el conjunto visitante se reactivó. Speight fue el origen y el motor. Revolucionó a su equipo, que a seis minutos para el final, se volvió a poner por delante gracias a un triple de Juan Rubio (68-69).

El partido se calentó en cuanto se apretó. Ambos banquillos fueron sancionados con una falta técnica, reapareció Hermanson, imparable desde el perímetro, Blumbergs, Rubio y Prince Alí buscaron su papel importante, pero un triple de Óscar Alvarado, sus primeros puntos, abrió una luz importante con 1:03 en el marcador (82-78).

Entonces aparecieron los nervios y las decisiones apresuradas. Falló Alí desde el perímetro, pero Chumi Ortega cogió el rebote ofensivo y decidió. Recortó el marcador el EasyCharger Palencia hasta el 84-81. Con tres segundos en el marcador, fue el turno de Blumbergs. Metió el primero y lanzó a marrar el segundo, pero el rebote quedó vivo hasta que sonó la chicharra y condenó al conjunto preparado por Pedro Rivero.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…

Derrota ante el Alicante

Derrota ante el Alicante

En la penúltima jornada liguera, cayeron los morados, que aún deberán atar la ventaja de cancha (83-89). Su patrocinador anunció al descanso la renovación del compromiso por una temporada más.

leer más
El penúltimo de la liga regular

El penúltimo de la liga regular

El Zunder Palencia disputa su último duelo en casa en su primera fase. Se enfrenta esta noche (21 h) al HLA Alicante, un rival que ya no puede clasificarse para el play-off. Los locales buscarán el triunfo para atar la ventaja de pista en la postempo.

leer más