Cáritas extiende a Tierra de Campos la recogida de ropa

El Norte de Castilla

20 de abril de 2022

Cáritas extiende a Tierra de Campos la recogida de ropa para reciclar y vender. El grupo de acción local Araduey impulsa el proyecto, que ha permitido la instalación de contenedores en quince municipios.

Cáritas Diocesana de Palencia y el Grupo de Acción Local Araduey- Campos ha firmado un convenio para la puesta en marcha de un servicio de recogida, reutilización y reciclaje en la comarca de Tierra de Campos. Un proyecto social bajo el nombre de ‘Alarga la vida útil de tu ropa’ que ya ha instalado sus contenedores de recogida de ropa y calzado usado en los siguientes quince municipios de la comarca de Tierra de Campos: Villada, Cisneros, Paredes de Nava, Becerril de Campos, Fuentes de Nava, Villarramiel, Ampudia, Cascón de la Nava, Grijota, Husillos, San Cebrián de Campos, Carrión de los Condes, Frómista, Osorno y Villaherreros.

Esta iniciativa pretende impulsar a personas en situación de vulnerabilidad social a través de la prestación del servicio de recogida de ropa y calzado usado de origen domiciliario sin retribución económica. Además, tiene como objetivo no solo la reutilización de este material textil sino también su reciclaje, tratando de disminuir así su impacto y contaminación en el medio ambiente.

Desde ‘Insertando Ilusión’ insisten en la necesidad de cambiar la concepción que siempre se ha tenido de la donación de ropa priorizando esta en el caso de que las prendas se encuentren en buen estado y se puedan volver a usar. La entidad subraya la importancia que tiene también la ropa que no se puede reutilizar pero que sí se puede reciclar y de esta forma poderle dar una segunda vida útil.

«Todo tipo de ropa que se pueda depositar en el contenedor es bienvenida», explica José Luis Rodríguez, gerente de ‘Insertando ilusión’, quien también anima a la participación de todos los palentinos en esta iniciativa de economía circular que se presenta como un sistema de aprovechamiento de recursos donde prima la reducción, la reutilización y el reciclaje de estos residuos textiles.

El proyecto Moda-Re se dio a conocer en Palencia el pasado mes de junio y desde entonces no ha dejado de crecer con la ampliación de los puntos de recogida. Además, el pasado mes de diciembre abría también su tienda en Palencia, ubicada en la calle Antonio Maura. Bajo el lema ‘Reciclamos ropa e insertamos personas’, la puesta en marcha de Moda-Re supuso el fin al tradicional ropero que la entidad tenía tras la creación de una empresa de inserción laboral que en sus primeros meses ya ha dado empleo a cinco personas y que pretende seguir creciendo próximamente.

«La tienda va bien, aunque por épocas, como el resto de los comercios. Hay meses en los que se recoge más ropa y otros menos. Todo depende de la época del año ya que los meses fuertes son en los que se realiza el cambio de armario por lo que los picos de donación se registran en mayo y junio y después en septiembre y octubre», afirma José Luis Rodríguez.

El principal objetivo de este proyecto de Cáritas Diocesana a nivel nacional ha sido tanto generar empleo, parte de ellos destinado a personas en situación de vulnerabilidad, como también dignificar la entrega social de ropa y complementos a personas y familias que así lo necesiten.

A precios muy competitivos se ofrece ropa en perfectas condiciones que previamente ha sido depositada en los diferentes contenedores que Cáritas tiene distribuidos por toda España y que está destinado no sólo a personas en riesgo de inclusión sino también al público de forma general.

El proceso de recogida comienza con una primera selección de aquellas prendas que están mejor estado y que pueden ser enviadas a las plantas de reciclaje. Las que no son aptas son recicladas para ser reducidas a hilo y si no, son incineradas. Ahora, Moda-Re quiere darse a conocer entre la población para que su actividad llegue al máximo número de personas posibles, centrándose de especial forma en los jóvenes, ya que la filosofía de su proyecto se identifica especialmente con este público, explican.

Durante el año 2021 se recogieron 81 toneladas de ropa. Una cifra que, desde Cáritas aseguran, tiene mucho mérito porque se puso en marcha a principios del mes de junio con la instalación de los primeros contenedores en la ciudad ubicados tanto en diferentes parroquias como también en algunos colegios.

La acogida hasta el momento ha sido muy positiva ya que se ha comenzado a conocer poco a poco gracias al boca a boca en la ciudad y también a la visibilidad de estos primeros puntos de recogida que de forma paulatina se ha ido ampliando. «La primera fase de la instalación de contenedores ya está asentada y la segunda fase, que es la apertura de una tienda física, también. En principio está finalizado, por lo que ahora lo importante es afianzarlo y difundir los valores que tiene detrás», concluye José Luis Rodríguez.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…