Abren la puerta con dudas a reformar la plaza de abastos

Carlos H. Sanz

18 de marzo de 2022

El PSOE urge al equipo de Gobierno a lograr financiación y a presentar un nuevo reglamento para el mercado.

El Ayuntamiento encargará la redacción de un proyecto de obras y reacondicionamiento de la plaza de abastos con el objetivo de que el mercado pueda concurrir tanto a las ayudas de la Junta de Castilla y León para la creación de la Red de Mercados de Excelencia como a convocatorias de fondos europeos.

El compromiso fue sellado por el pleno, que ayer aprobó por unanimidad una moción presentada por el grupo municipal socialista. A pesar de que todos los grupos políticos estuvieron de acuerdo en la necesidad de impulsar la plaza de abastos, durante el debate quedó claro que la actuación está lejos de ser una prioridad y que aún hay flecos en los que se deberá trabajar para que no sea una reforma fallida. 

Miriam Andrés, la portavoz del PSOE, fue la primera en reconocer que la reforma de la plaza no es un problema perentorio, aunque sí recalcó que no se puede dejar escapar la oportunidad de «mejorar su eficiencia energética, modernizar la infraestructura y reforzar uno de los edificios municipales más singulares» ahora que el Ayuntamiento puede recibir «en torno al 80 y el 90% de los fondos que se necesitan para ello».

«Debería ser casi de obligado cumplimiento porque la plaza presenta una imagen que pide a gritos una mejora», argumentó la portavoz socialista, que recalcó que si se logra convertir el mercado en «un lugar más atractivo y dinámico» no solo mantendrá «la referencia de la venta de productos frescos» sino que se convertirá en un «punto turístico para los que vienen de fuera». 

A día de hoy, la plaza de abastos alberga un total de 70 puestos, de los que el 45%, más de una treintena, están vacíos. Esta semana, Julián Castrillejo, portavoz de los comerciantes, reclamaba cambios en la forma en la que se licitan y adjudican los puestos.

Por eso, el PSOE -y Vox más tarde- también incidió en la necesidad de «actualizar un reglamento obsoleto» que hace que quien desee instalarse en la plaza de abastos tenga que abonar hasta 19.000 euros». «Este ya no es un lugar atractivo para invertir de entrada esa cantidad, pero con un mercado renovado será más probable que la demanda de puestos aumente», insistía la edil socialista. 

En definitiva, el PSOE está convencido de que sobran los motivos para que el equipo de Gobierno de PP y Ciudadanos apueste fuerte por la plaza de abastos, de ahí su crítica a que, en su opinión, no se estén aprovechando las líneas de financiación existentes.

«mentiras». Para el equipo de Gobierno, sin embargo, esa crítica responde a «mentiras» porque «sí se han hecho cosas». Para el concejal delegado de Desarrollo Económico y Comercio, Urbano Revilla, el problema de la plaza de abastos «no es de lavado de cara» sino de «modelos de venta, gestión, horarios, etc.». «Hay poca colaboración e iniciativa», aseveró, sin nombrarlos, sobre los comerciantes del mercado, con los que, dijo, el Ayuntamiento se ha reunido en varias ocasiones, para «intentar mejorar la plaza de abastos buscando soluciones nuevas».

El concejal explicó que las reivindicaciones principales de los vendedores son «la eficiencia energética, la calefacción, la luz y un lavado de cara de la plaza». «Eso se puede estudiar», reconoció el edil, pero recalcó que la Junta subraya que «hay que mejorar los planes de gestión y poner en marcha servicios digitales».

«Hace pocos días les propusimos conseguir una página y dominio web para cada uno de ellos con pasarela de pagos y solución logística, una opción que nos ha presentado el Banco Santander a través de un convenio, y estoy esperando aún su respuesta. A ver qué pasa», añadió el edil con un tono que desde la bancada socialista se entendió como un reproche a los vendedores.

El concejal de Desarrollo Económico y Comercio recordó que, a diferencia de lo expuesto por el PSOE, «el Ayuntamiento ha concurrido con dos proyectos a los fondos Next Generation, pero no se han concedido»; «y hemos tenido reuniones en la red de mercados excelentes pero todavía no hay ayudas aunque este año es probable que las haya», detalló el edil.

Además, Revilla anunció que este año habrá un proyecto nuevo para la plaza de abastos y el comercio a los Next Generation, «intentando mejorar en aquellas cosas en las que hemos sido peor valorados, y vamos a intentar conseguirlo», especificó. «No es cierto que el interés del equipo de Gobierno sea buscar una empresa externa para el mercado; es un modelo de gestión indirecta pero no queremos quitarnos la titularidad pública», dejó claro Urbano Revilla.

Ganemos, Vox y el PP. Ganemos, por su parte, recordó al equipo de Gobierno que el impulso a la plaza de abastos está incluido en su pacto de gobierno, «pero la ciudad tiene una plaza dejada de la mano de Dios y su gestión depende de ustedes», sostuvo Sonia Ordóñez.

Vox también coincidió en señalar que el mercado necesita «una revisión en cuerpo y alma» para «acomodarse a los usos de consumidores del siglo XXI en horarios, oferta de servicios, venta on line, aparcamientos…». Y también dejó un recado a los comerciantes, al desvelar que todavía no le habían facilitado un ejemplo de reglamento para la plaza que pudiese funcionar en Palencia. «No nos cerramos a un cambio en la fórmula de gestión siempre que vaya en beneficio de la ciudad», finalizó su portavoz, Sonia Lalanda.

«Me consta que se está trabajando y haciendo cosas por la plaza de abastos, aunque quizá los frutos no se están viendo en este momento», medió Alfonso Polanco, portavoz del PP, sin que quedase muy claro si era una muestra de apoyo a su compañero de coalición.

«Hay que entender las dificultades que existen, pero hay que aprovechar los fondos europeos y presentar un proyecto que -recalcó- necesita un gran apoyo por parte de todos», sentenció.

convocatoria en marcha. En todo caso, la voluntad del equipo de Gobierno quedará demostrada en los próximos meses, ya que tal y como informó Miriam Andrés, el Gobierno ha publicado esta semana una nueva convocatoria para rehabilitación de edificios públicos de la que la plaza de abastos se puede beneficiar. 

«El Ayuntamiento puede obtener financiación para sufragar entre el 80 y el 100% del coste de una reforma integral que se podría hacer en dos fases para no causar trastornos importantes ya que hay de plazo hasta 2026», avisó Miriam Andrés. 

La convocatoria da un plazo de tres meses para presentar un anteproyecto, así que ese es el tiempo que los comerciantes del mercado y los ciudadanos tardarán en conocer el grado de compromiso del Consistorio con la modernización del mercado. «Aprovechemos este tipo de convocatorias. No las vamos a tener igual jamás», sentenció.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…