212 kilómetros de solidaridad

Jesús Hoyos

16 de mayo de 2022

El palentino David Ontaneda correrá dos ultrafondos como parte de un reto con el que quiere recaudar más de 1.000 euros para Menudos Corazones, la fundación que le ayudó cuando su hijo nació con una cardiopatía.

Convertir kilómetros en donativos para Menudos Corazones, la fundación que ayudó a su familia cuando a uno de sus hijos le detectaron una cardiopatía congénita. Ese es el objetivo que se marca el palentino David Ontaneda con su reto solidario, en el que correrá dos pruebas de ultrafondo de 100 y 112 kilómetros con tan solo seis días entre una y otra para recuperar el aliento.

«Me siento y me sentiré siempre en deuda con ellos», expresa Ontaneda, que se refiere a la ayuda, comprensión y apoyo, sobre todo habitacional, que su familia recibió cuando en 2017 le diagnosticaron un problema cardiaco a uno de los dos gemelos que esperaban. En una de las ecografías, descubrieron en Miguel una irregularidad y, durante el embarazo, se prepararon para lo que necesitaría al nacer. Rápidamente les derivaron al hospital 12 de Octubre de Madrid, preparado para atender al bebé desde el primer momento con unos medios que en Palencia no existen. «De haber nacido aquí, aquello no habría acabado bien», recuerda.

Y es que a los tres días de nacer, le realizaron la primera y única operación que ha necesitado, «muy complicada en un niño tan pequeño». «La enfermedad siempre va a estar ahí, pero gracias a la medicina se puede mejorar y estabilizar. A día de hoy, se encuentra muy bien y hace vida normal», comenta. El problema de aquella situación es que requería pasar casi tres meses en Madrid y es ahí donde entró en juego Menudos Corazones, una fundación que cede viviendas a  familias de toda España y ofrece apoyo psicológico si lo necesitan. Una ayuda agradecida «y más teniendo en cuenta el precio de los alquileres en Madrid». 

Ontaneda recuerda que miembros de la fundación pasaban por la UCI a visitarlos y, superados los problemas, han mantenido la relación. «De hecho, acogieron el reto con mucha ilusión cuando se lo comenté», añade. 

Un desafío que se ha propuesto cumplir para conseguir fondos que devuelvan de alguna forma esa ayuda. Comenzará el 11 de junio con la primera prueba: 100 kilómetros sobre asfalto en Santander. Una semana después, serán 112 km en montaña, en el entorno cántabro de la cueva El Soplao, «con la dureza añadida que conlleva». 

Ontaneda ha sido y es corredor popular, pero hace un año y medio comenzó con el ultrafondo. «¿Por qué no?», pensó y comenzó a disputar carreras de seis horas de duración por gusto. 

En diciembre de 2021 ya participó en otro reto solidario que organizó un club de Valladolid junto a la Asociación Española contra el Cáncer. Consistía en correr 100 km en una pista de atletismo. «En torno a 13 horas seguidas, parando cinco minutos para cenar», precisa. 

Estas actividades requieren una dura preparación. Desde enero lleva entrenando unos 120 km a la semana, una cifra que ha aumentado en mayo hasta los 160. Sale temprano a entrenar, a las 5 de la mañana. Un entrenamiento que alcanza las tres horas los fines de semana. También presta mucha atención a la alimentación en carrera, en concreto a la bebida y a la ingesta de sales minerales.

Ontaneda se ha propuesto alcanzar 1.060 euros de donativos, cinco por kilómetro recorrido. Ya lleva recaudados más de 800 y cualquiera que quiera ayudar puede hacerlo hasta finales del mes de junio en la web migranodearena.org.

Respecto a esta noticia usted puede comentar lo que desee a continuación…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quizás también te interese leer…